Inicio > Libros > No ficción > Pólvora y sal
Pólvora y sal

Septiembre despierta con sabor a pólvora y sal, mar, batallas, hombres valientes y memoria. De la mano de la editorial DespertaFerro, y tal y como nos tiene acostumbrados, brilla en las mesas de novedades de las librerías un ejemplar que es mejor no perderse.

Se publica con un título tan potente como un verso o un cañonazo: Historia de un triunfo. El subtítulo: “La armada española en el siglo XVIII”. Ambas frases suponen, sin lugar a dudas y en los tiempos que corren, una auténtica osadía. Y no es para menos, pues son contadas las ocasiones en las que las victorias españolas (sean batallas o esfuerzos personales, conquistas o descubrimientos científicos) han sido elegidas como objeto de estudio riguroso, y mucho menos como materia de divulgación histórica. Afortunadamente parece que, de un tiempo a esta parte, los historiadores comienzan a armarse de un nuevo valor aligerado de prejuicios y acometen proyectos ofreciendo la victoria como hecho probado en el pasado de una España que no debería simplificar, a la hora de recordarse a sí misma, sus complejos y grandiosos claroscuros.

"Este álbum que encontramos ya en mesas de novedades puede ser que a primera vista se presente con aparejo de libro"

Este álbum que encontramos ya en mesas de novedades, puede ser que a primera vista se presente con aparejo de libro, pero si el lector avezado presta atención, podrá oír el crujido de las cuadernas entre sus manos. No posee trinquete, ni contramesana ni siquiera vela cangreja bajo el bauprés, pero al comenzar a leer sus páginas, se deja notar el despliegue de una rampa de emoción que invita a subir a los valientes a bordo de la Historia.

En sus casi 500 páginas se alterna una valiosa e imprescindible cartografía con una selecta galería de reproducción de grabados, óleos, retratos e ilustraciones realizadas con cuidadísimos detalles gráficos que apoyan y enriquecen unos textos exhaustivos, rigurosos y amenos a cargo del catedrático de historia Económica de la Universidad de Navarra Rafael Torres Sánchez, responsable, en la actualidad, de la coordinación del grupo internacional de investigadores Contractor State Group.

El siglo XVIII, decisivo en nuestra Historia y tan mal estudiado en las escuelas, posee en Francia la luz de la Ilustración, las bases de la filosofía moderna y la Encyclopédie, pero no podemos olvidar que este país nuestro dio al mundo en ese siglo a geógrafos, matemáticos, astrónomos, naturalistas, marinos e ingenieros capaces, innovadores y valientes, con un sentido del deber y un orgullo personal que los llevó a ser la mejor España posible en las dos orillas del Atlántico.

"España, derrotada pero no vencida, puso inmediatamente manos a la obra, demostrando una capacidad de reacción sorprendente"

Como defiende el autor de este libro, “no parece conveniente seguir comprendiendo la Armada del siglo XVIII a partir del estrepitoso fracaso en Trafalgar. En realidad, esa batalla no sirve como argumento para contrastar la importancia de la vasta transformación realizada en la Armada durante todo el siglo XVIII”

El catedrático propone una interesante reflexión que es la tesis de esta nueva mirada sobre la historia. Invita al lector a recordar otra estrepitosa derrota, la de 1762 en La Habana, cuyo desastre “material” fue considerablemente mayor que el de Trafalgar, pues no solo la pérdida de navíos fue mayor, sino que, al perder La Habana, España se quedaba sin uno de los más importantes astilleros de la Monarquía Hispánica, poniendo de paso en peligro la defensa del Caribe y sus imprescindibles rutas comerciales.

Y ahí viene lo bueno.

"Todavía estamos a tiempo de mirar nuestro pasado con otros ojos"

El profesor Torres Sánchez lo cuenta con claridad, enfrentándose a las teorías decimonónicas cuya tendencia era el análisis de desarrollo de los pueblos basado fundamentalmente en sus grandes batallas. Así, la visión actual debe ser, en rigor, otra muy distinta, más matizada y documentada; por eso aquella histórica derrota de la marina española en La Habana da pie al historiador para invitarnos a una interesante reflexión: España, derrotada pero no vencida, puso inmediatamente manos a la obra, demostrando una capacidad de reacción sorprendente:

“En apenas cuatro años se había recuperado y superado el número de fragatas con diseños y modelos de construcción iguales o mejores que los que usaban los ingleses. Se habían logrado poner a pleno rendimiento todos los arsenales peninsulares y hasta se había iniciado un programa de creación de diques de carenado en seco, además de una profunda revisión de las tácticas navales, sistema de señales, contabilidad y hasta el control de víveres […]. Seguir estudiando la Armada del siglo XVIII a partir del drama de esos años es arrojar una sombra sobre el siglo anterior, sobre lo realizado y conseguido.”

Tan solo cuatro años y en el siglo XVIII, que se dice pronto. El conocimiento profundo y documentado de nuestra Historia es el verdadero triunfo; todavía estamos a tiempo de mirar nuestro pasado con otros ojos.

—————————————

Autor: Rafael Torres Sánchez. Título: Historia de un triunfo. Editorial: Desperta Ferro. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.9/5 (67 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Javier
Javier
2 meses hace

Gracias zenda y xlsemanal, ventana tras la que se alcanza el universo de los libros con certeza de veracidad en la informacion y descripción de los mismos