Inicio > Blogs > Proyecto Itinera: En busca de los clásicos > Proyecto Itinera (LV): De ruinas y hombres

Proyecto Itinera (LV): De ruinas y hombres

Proyecto Itinera (LV): De ruinas y hombres

El Proyecto ITINERA nace de la colaboración entre la Asociación Murciana de Profesores de Latín y Griego (AMUPROLAG) y la delegación murciana de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC). Su intención es establecer sinergias entre varios profesionales, dignificar y divulgar los estudios grecolatinos y la cultura clásica. A tal fin ofrece talleres prácticos, conferencias, representaciones teatrales, pasacalles mitológicos, recreaciones históricas y artículos en prensa, con la intención de concienciar a nuestro entorno de la pervivencia del mundo clásico en diferentes campos de la sociedad actual. Su objetivo secundario es acercar esta experiencia a las instituciones o medios que lo soliciten, con el convencimiento de que Grecia y Roma, así como su legado, aún tienen mucho que aportar a la sociedad actual. 

Zenda cree que es de interés darlo a conocer a sus lectores y amigos, con la publicación de algunos de sus trabajos.

***

POR UNA VEZ

Canta, Musa, por un día

las hazañas del héroe que jamás

fundara un territorio, el que no hizo

ninguna cosa digna de memoria.

Dinos que no hace falta ser muy listo

ni entender de combates, que el recuerdo

sobreviene también al que tan solo

protegió las fronteras de su vida,

por mantener la humana dignidad

de sentirse tranquilo con los suyos.

Y no nos vuelvas a engañar, enciende

el corazón cobarde de los hombres

que hemos olvidado combatir

y solo deseamos descansar,

porque ya no aspiramos a la gloria.

DE RUINAS Y HOMBRES

No hay cuerpo que no tenga trascendencia,

ni piedra sobre piedra

que no recuerde el roce de la mano

que le dio un lugar y un orden.

Tampoco existe el hombre sin su historia.

EL NAVEGANTE

No es fácil explicar lo que se siente

cuando consigues descifrar un texto.

 

Tú solo has descubierto este camino

y tú, solo, podrías dibujarlo.

 

El mapa que se traza sobre el símbolo,

el hallazgo feliz de la conquista.

 

Da igual cuántos se sumen: un tesoro

de siglos y de historias asombrosas

aguarda diferente al navegante.

 

Traducir. Llevar al otro lado:

ser solo un mensajero que en la noche

con la única antorcha del sentido

ofrece un nuevo mundo a la palabra.

LLEGAREMOS

No llegaremos tristes ni con esa

soledad que suponemos en los que ya han partido.

Tampoco dando gracias

ni pidiendo perdón por el botín legítimo

que nos han cosechado los errores.

Llegaremos cansados

y sin más equipaje que las manos amigas

al calor familiar donde los dioses eternos

impacientes esperan las historias del mundo.

4.3/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)