Inicio > Libros > Juvenil > ¿Qué pueden leer los jóvenes? Primera parte: La Naturaleza

¿Qué pueden leer los jóvenes? Primera parte: La Naturaleza

¿Qué pueden leer los jóvenes? Primera parte: La Naturaleza

Para  todo ser humano que llega al mundo las cosas están bastante claras: la protección, el amor, el mundo cercano y la aventura lejana; los héroes y los villanos. Los niños miran como exploradores nuevos el mundo antiguo y poseen una imaginación potentísima y virgen que hay que alimentar. Son como pergaminos en blanco esperando la mano paciente del amanuense. Por eso, tal vez, hay que empezar por el principio; por lo olvidado, que casi siempre es lo más fascinante: la Naturaleza.

"La fuerza turbulenta de la juventud se abre paso a raudales y todo se comprende sensitivamente: el cuerpo se prepara para el sexo, la mente para la aventura, el corazón para la amistad"

Por esa razón, en los primeros años lectores (de 5 a 12 años) Esopo, La Fontaine, Tomás de Iriarte, Horacio Quiroga juegan un papel fundamental. Crecer en el amor y el respeto por el entorno y en especial por los animales, siendo siempre conscientes de su doble faceta de seres fascinantes y  peligrosos, es indispensable como preparación para poder entender, en toda su complejidad, la condición humana.

Más tarde, entre los 13 y los 16, la Naturaleza, claro está, toma otra dimensión, y el joven lector intenta adaptar el mundo a su medida: el peligro no obedece a las leyes de los adultos; la fuerza turbulenta de la juventud se abre paso a raudales y todo se comprende sensitivamente: el cuerpo se prepara para el sexo, la mente para la aventura, el corazón para la amistad.

Las historias ahora deben tener crudeza, aventura, ternura, humor. El joven lector es un cazador todavía inexperto pero ya sediento de acción, y los libros deben ofrecerle botines inesperados e inolvidables:

  • Moonfleet (también titulado en España El diamante o Los contrabandistas de Moonfleet), de John Meade Falkner
  • Belleza negra (también titulado en España Azabache), de Anna Sewell
  • El viento en los sauces, de Kenneth Grahame
  • El león, la bruja y el armario (traducido al español como Los cuentos de Narnia), de C.S. Lewis
  • El sueño de una noche de verano, de Shakespeare
  • Fantástico Sr. Fox, (también tituado en España Superzorro), de Roald Dahl
  • La colina de Watership, de Richard Adams
  • Moby Dick, de Melville
  • El libro de las Tierras Vírgenes, de Rudyard Kipling
  • Colmillo Blanco y La llamada de la selva, de Jack London
  • El paquete parlante y La Trilogía de Corfú (Mi familia y otros animales; Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses), de Gerald Durrell
  • Rebelión en la granja, de G. Orwell
  • Los perros duros no bailan, de Arturo Pérez-Reverte

Continúa con: ¿Qué pueden leer los jóvenes? Segunda parte: El Hombre

5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)