Inicio > Series y películas > Segunda temporada de «La unidad» (Movistar Plus+), el cazador se convierte en presa

Segunda temporada de «La unidad» (Movistar Plus+), el cazador se convierte en presa

Segunda temporada de «La unidad» (Movistar Plus+), el cazador se convierte en presa

¿Qué pasa cuando el terror se cuela por las rendijas y entra dentro de tu casa? Este viernes Movistar Plus+ estrena la segunda temporada de La Unidad, que viajará de nuevo al corazón de la policía antiterrorista española, convertida ahora en el objetivo principal de los yihadistas.

Con Carla, la comisaria jefa de la brigada, interpretada por Nathalie Poza, de nuevo al frente de la trama, vuelve la serie que ha mostrado de cerca la vida de esta unidad de élite de la Policía Nacional, una ficción que “nos acerca a una realidad horrorosa y terrible como es el terrorismo yihadista”, apunta a Efe Poza en una entrevista.

“Vivimos en una sociedad globalizada, y ese es el terrorismo que nos toca vivir. Es una especie de enorme tarántula con muchos tentáculos, y parece que cuando cortamos por uno aparece por otro lado”, añade la actriz, resumiendo el camino que toma esta temporada, en la que los cazadores pasan a ser cazados.

En opinión de la ganadora de dos Premios Goya (No sé decir adiós y La boda de Rosa), «es importante afrontar esa parte de nuestra sociedad que es más oscura, más negra, más terrible, como es el caso del yihadismo. Acercarse a esas realidades a través de la ficción es una manera de poder aceptarlas, poder reflexionar sobre ello y trascender lo que nos cuesta ver», añade.

Como en la primera entrega, esta segunda temporada está creada por Dani de la Torre (La sombra de la ley, El desconocido), también director de la serie, y por Alberto Marini (Apagón) y arranca con la Unidad en las alturas, cosechando éxitos en detenciones y prevención de atentados terroristas.

Sin embargo, una serie de descuidos los pondrán en el punto de mira y el equipo encabezado por Carla —que completan personajes como Miriam (Marian Álvarez), Marcos (Michel Noher), Sergio (Luis Zahera) o Najwa (Fariba Sheikhan), entre otros— tendrá que emprender una lucha a contrarreloj por la supervivencia.

“El terror se les mete en casa. Esto va a hacer que veamos a los personajes totalmente diferentes, con miedos y debilidades. En esta temporada hay mucha acción y vemos personajes más al límite”, apunta por su parte Marian Álvarez.

Y es que “cuando el terror se te mete en casa, empiezas a fallar porque el corazón va por delante de la cabeza”, añade la ganadora de un Premio Goya a la mejor actriz (La herida).

Aun así, la serie sigue con uno de sus propósitos iniciales: dar voz a esas personas cuyo “éxito radica en que no sepamos de su existencia”. “Es un orgullo poder dar voz a este tipo de personas, y para mí es muy gratificante poner en valor lo que hacen”, añade Álvarez.

La unidad se estrenó en 2020, en pleno confinamiento, y se convirtió en una de las series más vistas de la plataforma hasta entonces. Este viernes llegan sus seis nuevos episodios de 50 minutos a completar un viaje “intenso” que ha estado “lleno de aprendizaje” y de poner fin a “las ideas preconcebidas” y a algún que otro prejuicio, explica a Efe De la Torre.

Al igual que en la primera, en esta segunda temporada la Policía Nacional siguió asesorándolos de cerca y dándoles ideas. «La trama principal viene de dos operaciones que ellos hicieron que las fusionamos», explica el director, quien añade que “no fueron censores en ningún momento”. “No hemos hecho algo para hacerle la pelota a la policía. No hemos hecho cosas que no hayamos visto, aunque quizás, como es lógico, habrá cosas que no nos hayan podido contar”, explica sobre un proyecto que es “muy complejo en todos los sentidos”.

“Ha sido un viaje brutal a muchas ciudades diferentes y muchas semanas de rodaje. En la primera nos fuimos a Nigeria, en esta a Jordania y además visitamos un campo de refugiados donde hay más de 80.000 personas sirias. Se te cae el alma a los pies cuando ves todo lo que hay allí y cómo somos los seres humanos”, apunta el director.

Sobre los riesgos de caer en la islamofobia, por el hecho de que los terroristas sean de origen árabe, De La Torre explica que en todo momento se ha intentado “ser muy respetuosos”.

“No es una serie antiárabe», es «una serie de unos policías que quieren detener a unos terroristas y da la casualidad de que el terrorismo yihadista viene de la parte de Oriente o de la parte árabe, y todos los terroristas que se inmolan suelen ser árabes. Son carne de cañón para quienes utilizan la religión para llegar a mucha gente”, añade.

La intención, sentencia por su parte Marini, ”no era asustar al espectador ni crear islamofobia», sino «hablar de una realidad que existe y ver qué se está haciendo para contrastar esta realidad negativa en nuestra sociedad”.

5/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios