Inicio > Lepisma Saccharina

Lepisma Saccharina

Lepisma y las gafas

—¿Y qué es lo que ocurrió después de que se te rompieran las gafas, Henry? —me atreví a preguntarle un día; tenía curiosidad en...

Lepisma C

—Lepisma, súbete a mi bolsillo, que vamos a la calle. —¿A la calle? —frunció el ceño, mirándome como si fuera imbécil—. Estoy en pleno...

Lepisma y Babel

—Vad vill du, skitstövel? —me dijo con ese duende y gracejo que sólo tienen los naturales de Estocolmo. —Un agua, por favor —y aunque...