Inicio > Series y películas > Tommy Shelby, un genio atormentado
tommy shelby peaky blinders serie

A Tommy Shelby le pasa como a Ragnar Lothbrok: que llega un momento en que ser el rey le causa hastío y pereza. Ambos se cansan de sus ingratos súbditos y ponen en duda el valor real de la corona, que tanta sangre y esfuerzos les ha costado conseguir. El final de la quinta temporada nos llena de incertidumbre y nada bueno presagia para la sexta —la cual, coronavirus mediante, disfrutaremos a mediados de 2021—, que comenzará con un primer capítulo que se llamará «Lunes negro». El futuro del jefe del clan mafioso más glamuroso está en las manos de Steven Knight de nuevo.

Peaky Blinders es la historia de una ambición, la de Tom Shelby, empeñado en huir del poblado gitano en el que se crió para ser el hombre más respetado y temido de Birmingham. Pero incluso llega un momento en que la ciudad inglesa se le queda pequeña y necesita conquistar Londres. Thomas no se conforma con los bajos fondos de la capital británica: su objetivo es mucho más ambicioso, el centro de su poder, el Parlamento británico. Y allí llegará en la quinta temporada, para mostrarnos los estrechos lazos que se acaban creando en esos tiempos convulsos —crack del 29, populismo, lucha obrera, anarquismo, auge del fascismo— entre la delincuencia organizada y las más altas esferas de poder. Porque Peaky Blinders es una gran ficción sobre la mafia pero, sobre todo, es un magnífico retrato de la Europa que malvive entre las dos Guerras Mundiales.

"Peaky Blinders es una gran ficción sobre la mafia pero, sobre todo, es un magnífico retrato de la Europa que malvive entre las dos Guerras Mundiales."

La serie de la BBC engancha desde el primer momento con ese estilo visual, ese vestuario tan cuidado y, sobre todo, por la atronadora voz de Nick Cave entonando Red Right Hand. A partir de ahí, nada puede salir mal. Durante las cinco temporadas que llevamos ya conocemos la historia de esta familia mafiosa que recibe su nombre de Peaky blinders por llevar cosidos en sus gorras unas hojas de afeitar. Esta banda existió de verdad en los años 20. Steven Knight se basa en ellos para contarnos cómo los Shelby consiguen convertirse en los dueños de los bajos fondos. Los Peaky Blinders llegan después de los Sloggers y serán predecesores de los temidos Birmingham Boys, también conocidos como Brummagem Boys. El término de Peaky Blinders empezó a usarse ya a finales del siglo XIX, aunque no hay constancia de una familia mafiosa como tal, sino de varias pandillas que hacían piña para defender sus lucrosos y criminales intereses. Billy Kimber puede ser el personaje real en el que se inspira el de ficción de Tommy Shelby. Kimber aparece en la serie, pero como rival de la banda. Ambos tienen muchas cosas en común. Billy y Tommy comparten filias y fobias, defectos y virtudes: ambos quedaron traumatizados por la Gran Guerra, dominaron las Midlands británicas y el norte del país, pero su objetivo fue siempre Londres. Los dos tenían personalidades arrolladoras, seductores natos; grandes líderes.

Tommy Shelby empieza a emerger como líder de su clan de gitanos pandilleros al regreso de la I Guerra Mundial —el conflicto bélico está muy presente en las primeras temporadas, por las secuelas que les quedan a los hermanos, tras tener que avanzar por los temidos túneles de las trincheras de Francia—. Tommy tiene ambición y convierte el trapicheo a pequeña escala del mundo de las puestas en todo un imperio. Siempre quiere más, y lo consigue. Tommy Shelby es un Tony Soprano hipster, con rapado vikingo, trajes a medida y música molona de fondo.

"Tommy Shelby es un Tony Soprano hipster, con rapado vikingo, trajes a medida y música molona de fondo"

El personaje de Thomas Shelby es grande gracias a los guiones de Steven Knight y por el actor que lo encarna, Cillian Murphy, pero, sobre todo, por los grandes oponentes que ha tenido temporada tras temporada: Sam Neill, Adrian Brody, Tom Hardy y Sam Claflin. Este último volverá para la sexta temporada, que es posible que sea la penúltima, que ya está preparada y que según sus creadores será la mejor hasta el momento; ¡qué van a decir ellos! La expectación por lo que pasó con Tom Shellby es máxima, aunque ya nos han acostumbrado a asistir a un arriesgado cliffhanger al final de cada temporada: los seguidores de Peaky Blinders picamos como unos inocentones una vez más. Tal y como comentaba, Oswald Mosley, un brutal Sam Claflin —su discurso en el 5×04 es de lo mejor de esta serie—, continuará siendo la némesis de Tommy en la sexta, pero no estará solo. El renegado Michael Gray parece que seguirá empeñado en crear su propia franquicia al margen de los Shelby, por encima de Tom. Los Gray son una familia dentro de otra, una quinta columna dispuesta a fagocitar a la banda mafiosa británica.

Peaky Blinders se ha llevado el BAFTA como mejor drama en dos ocasiones, en 2015 y 2018. Ha unido a la crítica y al público. Su fama está tan extendida que la serie de la BBC tendrá también su propio libro, Peaky Blinders: La verdadera historia, escrito por Carl Chinn y publicado en España por la editorial Principal de los libros. Chinn ha sido profesor de historia en la ciudad de Birmingham. Y esto no es una casualidad, porque el escritor es nieto, ni más ni menos, que de uno de los integrantes de la banda de los Peaky Blinders, Edward Derrick. La obra está se basa en material inédito de la banda de delincuentes y en las entrevistas con los descendientes de sus integrantes. Seguro que la publicación de este libro aliviará en parte la espera de la nueva temporada entre los seguidores de Tommy Shelby. 

La música está muy presente en la ficción. A la mencionada canción de cabecera del músico australiano Nick Cave hay que sumar los temas de PJ Harvey, Anna Calvi, The White Stripes —omnipresentes en la primera temporada— Radiohead, Joy Division, Laura Marling, Arctic Monkeys, David Bowie y hasta los míticos Black Sabbath. A su espectacular banda sonora y sus cuidados guiones, Peaky Blinders suma una cuidada y preciosista fotografía. Y aunque en ocasiones abusa en exceso de la estética de videoclip, cumple y resuelve de forma exitosa planos difíciles y en muchas ocasiones imposibles. 

Pese a que el final de la serie ya lo conocemos —según su creador la última toma de Peaky Blinders será el comienzo de la II Guerra mundial— la tensión no disminuye. Puedo afirmar que volveré a devorar los capítulos de esta saga de mafiosos británicos cuando me deje hacerlo la maldita pandemia. Los fans de Tommy Shelby tenemos ansiedad por descubrir cómo será el futuro de la banda mafiosa. Si el opio, el alcohol, el fantasma de Grace, el fascista Mosley y los intrigantes Gray lo permiten, nos quedan dos temporadas para disfrutar de ese genio atormentado que es Tommy Shelby.

Past the square, past the bridge
Past the mills, past the stacks
On a gathering storm comes
A tall handsome man
In a dusty black coat with
A red right hand

—————————————

Título: Peaky Blinders

Creador: Steven Knight

Directores: Otto Bathurst, Colm McCarthy, Tim Mielants, David Caffrey y

Reparto: Cillian Murphy, Sam Neill, Paul Anderson, Sam Claflin, Helen McCrory, Joe Cole, Sophie Rundle, Eric Campbell, Ned Dennehy, Annabelle Wallis, Tom Hardy, Tony Pitts, Ian Peck, Adrien Brody, Jeffrey Postlethwaite, Matthew Postlethwaite, Iddo Goldberg, Alfie Evans-Meese, Packy Lee, Harry Kirton, Benjamin Zephaniah, Natasha O’Keeffe

Temporadas: 5 emitidas. Hay previsión de 7. 

Capítulos: 30

Dónde verla: Netflix

4.5/5 (50 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)