Inicio > Series y películas > 7 pelis para estudiar… la Segunda Guerra Mundial

7 pelis para estudiar… la Segunda Guerra Mundial

7 Películas de la Segunda Guerra Mundial

En términos educativos, la situación actual de confinamiento se ha llevado por delante no solo una evaluación del curso escolar, sino que ha provocado un auténtico terremoto en la manera de enseñar, de aprender y de evaluar, y ha puesto de manifiesto algunas de las carencias de nuestro sistema educativo, como la desigualdad entre alumnos y regiones o la inoperancia de la docencia online.

Pero nada más lejos de mi intención ahondar en esas carencias. Al contrario: vamos a hablar aquí de oportunidades (hacer de la necesidad virtud, como suele decirse). Porque si hay un  aspecto medianamente positivo del virus para nuestra educación, es el uso de recursos alternativos a la tradicional «clase magistral» (con tiza y pizarra) al que hemos tenido que acostumbrarnos a toda prisa alumnos y profesores. Uno de ellos, que es del que voy a tratar en este y otros artículos posteriores, es el visionado y análisis de películas históricas.

Esta es una práctica que no es ni mucho menos novedosa en las aulas, pero que en ocasiones resulta difícil de llevar a la práctica por motivos tan mundanos como la falta de tiempo para incluirlas en el currículo, la falta de aparatos en el aula (ordenadores, proyectores, altavoces, etc.), o la falta de interés por parte del propio alumnado. Pero claro, en las actuales circunstancias, con los alumnos encerrados en sus casas y las clases realizándose de forma online, muchas de estas dificultades desaparecen, ya que los currículos se están flexibilizando hasta límites insospechados y además es posible que los alumnos accedan a las películas a través de distintas plataformas y las miren a su aire, cuando mejor les convenga, en sus dispositivos.

La dificultad que no desaparece es la de la motivación para que el alumno acepte el reto (para ellos a veces es eso: un reto) de visionar durante un par de horas una película de contenido histórico. Esto último suele ocurrir sobre todo cuando las películas seleccionadas por el profesor no se ajustan a los gustos generales de los adolescentes. Y es que, por ejemplo, por más que Casablanca pueda servir para mostrar el submundo del espionaje en los años de la Segunda Guerra Mundial, el blanco y negro y la ausencia de escenas de acción con efectos especiales posiblemente ejercerán (salvo honrosas excepciones) un efecto narcótico para la mayor parte de ellos.

"Intentaré apuntar aquellos temas interesantes de cada película para el comentario en clase, y ofrecer también películas alternativas o complementarias"

Mi propósito, por tanto, con la serie de artículos «7 pelis para estudiar…» que inicio a partir del presente, dedicado precisamente a la Segunda Guerra Mundial, es ofrecer una pequeña selección de largometrajes que pueden servir para que los alumnos refuercen o amplíen sus conocimientos sobre ciertos períodos o acontecimientos históricos en estos tiempos de virus y confinamiento (que probablemente se alargarán más allá de la vuelta al cole en el mes de septiembre).

La selección de películas no tendrá en cuenta criterios «cinematográficos», es decir, que no se trata de escoger las mejores películas ambientadas en una determinada época (van a quedar fuera, por ejemplo, todas las obras clásicas de Ford o Hitchcock), sino aquellas que puedan resultar más atractivas a los jóvenes: películas no demasiado antiguas, a todo color y protagonizadas por actores conocidos para ellos, fácilmente accesibles de manera online en plataformas digitales (y a poder ser con ciertos fuegos artificiales y algo de chicha romántica o de humor). Intentaré apuntar aquellos temas interesantes de cada película para el comentario en clase, y ofrecer también películas alternativas o complementarias para trabajar los mismos temas desde distintos ángulos.

Acerca de la calificación por edades y distribución por cursos o asignaturas, esto se deja al criterio del profesor, como no podía ser de otro modo.

Vamos allá con la lista de 7 películas de la Segunda Guerra mundial.

1.- Indiana Jones y la última cruzada (1989) 

Esta va a ser, con mucho, la película más antigua de la lista, pero qué duda cabe de que ha sabido envejecer sin quedarse desfasada (como el propio Harrison Ford). Probablemente Indiana Jones y la última cruzada sea la manera más efectiva de introducir a nuestros alumnos en el complicado escenario mundial de finales de los años 30, con el monstruo del nazismo y de la guerra vislumbrándose ya en el horizonte, mientras la crisis económica mundial y la Guerra Civil española agitan los ánimos para lo que vendrá luego.

"Otra opción para el estudio del germen del nazismo podría ser El héroe de Berlín (2016), película que narra las hazañas de Jesse Owens en los JJOO de Berlín"

En la película, el bueno de Indy no solo será seducido por una espía alemana, volará en un dirigible (el medio de transporte que marcó la época), o se verá envuelto en una trama en torno al delirio de los nazis por las ciencias ocultas (recordemos que Himmler visitó la abadía de Montserrat en España para tratar de descubrir justamente el rastro del Santo Grial, que Spielberg sin embargo sitúa en algún lugar de Egipto), sino que también asistirá a una de las infaustas quemas de libros en plazas públicas en la que el propio Hitler le firmará un autógrafo (en la que quizá sea una de las escenas más memorables de toda la Historia del cine).

Otra opción para iniciar a nuestros alumnos en el estudio de los años 30 y del germen del nazismo podría ser El héroe de Berlín (2016), película que narra las hazañas de Jesse Owens en los JJOO de Berlín del 36. El filme adolece del carisma de La última cruzada, pero toca otras cuestiones relevantes para el debate en clase como el racismo o el nacimiento del deporte como espectáculo de masas.

2.- Descifrando Enigma (2014)

No son pocas las grandes películas estrenadas en los últimos años enfocadas desde la perspectiva británica de la guerra, como la espectacular Dunkerque (2017) de Christopher Nolan, sobre la primera gran acción bélica de la guerra: la evacuación de tropas británicas desde la costa francesa (la Operación Dinamo); El instante más oscuro (2017), sobre el ascenso al poder de Churchill, interpretado por un irreconocible (como de costumbre) Gary Oldman; o El discurso del rey (2010), una película excelente pero seguramente no tanto para el aluvión de premios que recibió en su momento y tampoco para ser visionada con nuestros alumnos.

"Turing era homosexual y fue cruelmente condenado por ello años después de su participación en la guerra"

De todas ellas, Descifrando Enigma (2014) es seguramente la más susceptible de captar la atención de un público adolescente. Se trata de una cinta de argumento aparentemente sencillo (un grupo de criptógrafos tiene que descifrar el funcionamiento de la máquina Enigma, que codifica los mensajes de radio alemanes), pero que oculta muchas capas de profundidad debido al personaje histórico que la protagoniza: Alan Turing, interpretado por un rostro además bien conocido por nuestros alumnos por su papel del Doctor Strange: Benedict Cumberbatch.

Turing era homosexual y fue cruelmente condenado por ello años después de su participación en la guerra (sus acciones en ella fueron secretas: nadie sabía que fue uno de los artífices de la victoria aliada), y es actualmente reconocido como uno de los padres de la informática, la robótica y la inteligencia artificial. ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? No lo sabemos, pero seguro que esta película expandirá la mente a muchos de nuestros alumnos, que puede que pasen directamente de los años 30 y 40 del siglo pasado al ya no tan lejano futuro imaginado por Philip K. Dick o Isaac Asimov.

3.- Salvar al soldado Ryan (1998)

"La escena del comienzo, el Desembarco de Normandía, es una de las más aclamadas de la historia"

Volvemos a Spielberg, qué remedio, porque esta película es casi sin ningún género de duda la que mejor recrea la crudeza de la guerra en el frente europeo. La escena del comienzo, el Desembarco de Normandía, es una de las más aclamadas de la historia, y conseguirá el efecto de que el alumno se ponga desde el comienzo en la piel de un soldado yanqui recibido sin piedad por las ametralladoras nazis en una playa que pronto quedará convertida en una carnicería. La película peca seguramente de maniquea, y además posee un argumento tan leve que, de hecho, está expresado en su totalidad en el propio título. Pero esto es un punto a nuestro favor, ya que los alumnos no tendrán que quebrarse la cabeza con giros argumentales o preocuparse de anotar sesudos datos históricos. Podrán centrarse simplemente en disfrutar de los dramas humanos (el capitán Miller, recordemos, es un simple profesor en su ciudad natal), de la ambientación (la campiña francesa con sus poblaciones reducidas a escombros), y de las escenas de acción, a elegir entre la del citado desembarco, la del francotirador o la de la resistencia final junto al puente.

Como alternativas para comprender en qué consistió la guerra en los frentes occidental y oriental en Europa, podrían servirnos, por ejemplo, Corazones de acero (2014), una película que, pese a su éxito en taquilla y a estar protagonizada por Brad Pitt, ha pasado bastante desapercibida desde su estreno (lo cual es una injusticia, dada su calidad); Enemigo a las puertas (2001), que tiene la peculiaridad de enfrentar a un francotirador alemán con uno ruso durante la Batalla de Stalingrado, sin que se atisbe por allí la alargada sombra de los norteamericanos; Resistencia (2008), con Daniel Craig en el papel de un líder partisano polaco; o la incalificable Malditos bastardos (2009), que definitivamente no es la obra más apropiada para trabajar en un aula pero sin duda, como el mismo teniente Aldo afirma al final del filme, es una de las obras maestras de Tarantino.

4.- Capitán América: El primer vengador (2011) 

Ya dije en la introducción a esta lista que no se trataba de escoger las mejores películas de género bélico, ni mucho menos clásicos de la historia del cine, sino obras que fueran apropiadas para que nuestros alumnos comprendan mejor este periódico histórico.

"El Capitán América al comienzo no usa sus poderes para atizarle a sus enemigos, sino que actúa en espectáculos para vender bonos de guerra en territorio americano"

La primera entrada en la franquicia marveliana del Capitán América, por más que obvie la presencia de esvásticas nazis y contenga todas las convenciones habituales del cine de superhéroes, trata sin embargo algunos temas especialmente interesantes. Por ejemplo, el teseracto, el artefacto intergaláctico que pretende conseguir la sección de ciencias ocultas nazis, aquí denominada Hydra, se encuentra oculto en una iglesia de la Noruega ocupada por Alemania; el Capitán América al comienzo no usa sus poderes para atizarle a sus enemigos, sino que actúa en espectáculos para vender bonos de guerra en territorio americano (haciendo un homenaje a la portada del primer cómic en que aparece el personaje, en la cual le arrima una hostia al mismísmo Hitler); y entre los componentes de los Comandos Aulladores del capitán hay soldados tanto británicos como franceses, lo que vendría a ser una versión en miniatura de las potencias aliadas.

No debemos olvidar que el Capitán América, el personaje, fue creado en el año 1941: su atuendo y su nombre patriotero son fruto del contexto en que se creó. Fue un producto más de propaganda bélica, y a lo largo de las décadas siguientes su personalidad en los cómics fue evolucionando en función de las circunstancias históricas (por ejemplo convirtiéndose en un objetor de conciencia durante la posterior guerra de Vietnam). Mejor no subestimemos el caudal de conocimientos al que podrían tener acceso nuestros alumnos a través de la cultura de masas y el cine más comercial.

Una alternativa para introducir a nuestros alumnos de menor edad al conflicto puede ser la película de animación Valiant (2005), protagonizada (agárrense) por palomos mensajeros. La versión española está doblada nada menos que por Paco León y Florentino Fernández. Ahí es nada.

5.- Midway (2019)

El teatro del Pacífico ha sido bastante trabajado en el cine durante las últimas décadas con películas como La delgada línea roja (1998); Windtalkers (2002); Cartas desde Iwo Jima y Banderas de nuestros padres (2006); o Hasta el último hombre (2016).

Sin embargo, si hay un hecho histórico relevante ocurrido en el Pacífico en el contexto de la Segunda Guerra Mundial (además de las bombas atómicas arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki) fue el ataque sorpresa a la base americana de Pearl Harbor por parte de la aviación japonesa. El bombardeo ya fue reflejado en la infumable y empalagosa Pearl Harbor (2001), protagonizada por Ben Affleck, y más recientemente en la película que he escogido como la quinta entrada de esta lista: Midway. 

"Midway está muy lejos de ser una película perfecta, pero es sin duda el más espectacular de todos los recientes acercamientos a las batallas aéreas y marinas en el Pacífico"

Midway está muy lejos de ser una película perfecta, pero es sin duda el más espectacular de todos los recientes acercamientos a las batallas aéreas y marinas en el Pacífico. Partiendo del bombardeo de Pearl Harbour, nos lleva de la mano, casi sin darnos cuenta y a través de diversos personajes reales (interpretados por rostros más que conocidos para el público adolescente como Woody Harrelson, Luke Evans o Nick Jonas), hasta la primera gran victoria americana sobre los japoneses en la batalla que da nombre a la obra. Por el camino, asistiremos a acontecimientos como la Redada Doolitle (el primer bombardeo sobre territorio japonés en su Historia), la represión japonesa a la población china, o el momento en que John Ford (que ya por entonces había dirigido La diligencia o Las uvas de la ira) resultó herido durante el rodaje de su documental de propaganda La batalla de Midway, estrenado en 1942.

6.- El fotógrafo de Mauthausen (2018)

La cuestión judía y la de los campos de concentración es seguramente la más compleja para tratar en el aula (sobre todo en el primer ciclo de la ESO) a causa de su especial dureza. Sin embargo, es este un punto en el que, por ley, según el currículo de la Educación Secundaria y Bachillerato, no puede eludirse (en el currículo se recoge, literalmente, «el estudio del Holocausto judío como hecho histórico»).

"Su historia, así como la película, habla de olvido y reparación, de compromiso y de lucha"

Por suerte, el cine ha sabido echarle imaginación y ha conseguido producir películas relativamente «digeribles» para acercar esta tragedia a los más jóvenes, como La vida es bella (1997), todavía un clásico en nuestras aulas, o más recientemente El niño del pijama de rayas (2008). Cualquiera de estas dos puede servir que nuestros alumnos vislumbren la realidad de la represión judía y de los campos sin necesidad de atormentarles excesivamente la existencia con otras películas más oscuras como (la excepcional) La lista de Schindler (1997) o (la no menos excepcional) El pianista (2002). Otra alternativa es la curiosa película La casa de la esperanza (2017), que cuenta cómo cientos de judíos fueron salvados a través de las acciones de un matrimonio de judíos polacos al cargo del mantenimiento del zoo de Varsovia. 

Sin embargo, voy a aprovechar aquí para barrer para casa y recomendar la reciente película española, no menos cruel y despiadada emocionalmente que algunas de las anteriores, protagonizada por Mario Casas, uno de los ídolos de nuestros adolescentes (y de no pocos adultos): El fotógrafo de Mauthausen.

Esta cuenta la historia real del prisionero catalán Francesc Boix, comunista y superviviente del campo de Mauthausen. Francesc Boix, como varios miles de republicanos españoles exiliados en Francia, fue expatriado por el gobierno de Franco al final de la guerra civil y encarcelado luego por los nazis, contra los que combatió como miembro de la Resistencia francesa. Sobrevivió ejerciendo como ayudante del fotógrafo del campo, y las instantáneas que hizo y las que logró salvar de la destrucción antes de la liberación aliada fueron posteriormente utilizadas en los Juicios de Núremberg y Dachau, en los que él mismo declaró como testigo. Su historia, así como la película, habla de olvido y reparación, de compromiso y de lucha. Y el hecho de que los protagonistas sean un grupo de prisioneros españoles hará que nuestros alumnos sientan el genocidio perpetrado por los nazis mucho más cercana a ellos mismos.

7.- La ladrona de libros (2013)

Muchos padres y alumnos y no pocos profesores conocen esta película, precisamente porque está dirigida a un público joven y también por supuesto porque la novela de Markus Zusak en que se basa fue un superventas allá por el año 2005.

"Ella intentará salvar tantos volúmenes de las llamas como le sea posible, al tiempo que aprende los eslóganes y cantinelas de las Juventudes Hitlerianas"

La ladrona de libros cuenta la historia de una niña de nueve años, Liesel Memminger, acogida por un matrimonio de ancianos en una pequeño pueblo alemán. Liesel aprenderá a leer y a amar los libros y la literatura en un tiempo y un lugar en los que los libros son usados como combustible para el fuego en las plazas públicas. Ella intentará salvar tantos volúmenes de las llamas como le sea posible, al tiempo que aprende los eslóganes y cantinelas de las Juventudes Hitlerianas, estrecha su amistad con Rudy, un muchacho de apariencia aria pero fan de Jesse Owens, y ayuda a ocultar a un partisano judío en el sótano de su casa. Las bombas (spoiler alert) darán un fin trágico a su historia, lo cual no extrañará al espectador atento que haya sabido percatarse de que el narrador de la historia no es otro que la propia Muerte.

Para profundizar en los entresijos del aparato nazi y la sociedad alemana de los años de la guerra se pueden considerar otros títulos como Valkiria (2008), protagonizada por Tom Cruise en el papel del coronel Stauffenberg, uno de los artífices del atentado del 20 de julio del 44 contra Hitler, o El hundimiento (2004), sobre los últimos días de Hitler en su búnker de Berlín. Aunque se trata en ambos casos de películas con un componente político quizá demasiado denso para nuestros alumnos.

Bonus tracks

He dejado fuera de la lista, además de decenas de películas clásicas, otras más actuales también dignas de mención por centrarse en aspectos puntuales de la guerra y perfectamente aptas para trabajar en clase, tales como Evasión o victoria (1981), La guerra de Hart (2002), o Invencible (2014), las tres protagonizadas por soldados aliados encerrados en campos de prisioneros; The Monuments Men (2014), sobre la unidad americana dedicada a rastrear el paradero de las obras de arte expoliadas por los nazis; o El paciente inglés (1996), la premiada historia de amor y espionaje en tiempos de guerra, quizá algo grandilocuente e indigesta para estómagos adolescentes.

No puedo menos que mencionar también el tercer capítulo de la primera temporada de El Ministerio del Tiempo, «Cómo se reescribe el tiempo», en el que un grupo de nazis es enviado a Montserrat en busca del Santo Grial y consigue darse un garbeo por el Madrid de nuestros días, y en el que además se escenifica la tan cacareada y fracasada reunión de Franco y Hitler en Hendaya. Ahora que la serie ha vuelto a las pantallas de televisión y que está disponible en plataformas digitales, igual sería de recibo recomendar a nuestros alumnos un largo maratón ministérico para que se pongan al día con las aventuras de nuestros viajeros inter-temporales favoritos.

3.5/5 (121 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios