Inicio > Libros > Infantil > Un virus como un oso de grande

Un virus como un oso de grande

Un virus como un oso de grande

En esta época de psicosis colectiva por culpa de un desconocido virus, es conveniente recordar que hay otros terroríficos y malignos virus que se encuentran muy cerca de la población sin que se sepa mucho acerca de ellos.

Por fortuna, dos extraordinarias científicas han salido de su laboratorio para hablarnos y representarnos con dibujos recogidos en un sorprendente libro los efectos de uno de estos extraños virus que amenazan la existencia de la raza humana.

"Dicen que ya ha estornudado tantos osos como para llenar varios zoos y la cosa no parece tener visos de parar"

En El virus Grizzly, el paciente cero, se encuentra ya identificado. Se trata de la encantadora Luna Beset, que siempre anda sola por culpa de la extraña enfermedad que padece: un simple resfriado, el más leve de los resfriados, le produce estornudos. “Claro”, os diréis, “es lo normal”. Pero debido al virus Grizzly que padece, a Luna no le sale de la nariz un viscoso y desagradable moco verde cuando estornuda sino que le sale un gigante oso grizzly con enormes zarpas y afilados dientes que aterrorizan a todo aquel que se encuentre cerca. Dicen que ya ha estornudado tantos osos como para llenar varios zoos y la cosa no parece tener visos de parar.

Los estornudos le llegan en cualquier momento, dando lugar a embarazosas situaciones: en la piscina, en el cine… Luna intenta ser precavida, y al menor síntoma de resfriado permanece en la cama arropada hasta las orejas.

"Aunque no hay bien que por mal no venga, y cuando en la ciudad ya no queda un solo oso grizzly aparecen de nuevo… los caimanes"

Entre tanta desgracia, aparece en la vida de Luna alguien que parece ser un amigo de verdad. Alguien que no la rechaza, sino que, al contrario, la anima a estornudar más y más, consiguiendo que por la nariz de Luna salga un oso tras otro. Hasta que un día, milagrosamente, Luna parece estar curada. A pesar del frío y la lluvia, Luna no cae enferma y no estornuda un solo oso más. Aunque no hay bien que por mal no venga, y cuando en la ciudad ya no queda un solo oso grizzly aparecen de nuevo… los caimanes.

La escritora Émilie Chazerand demuestra su capacidad para imaginar extraordinarias historias, llenas de humor y ternura, que harán las delicias de los pequeños lectores. Las ilustraciones que acompañan el divertido texto son obra de Amandine Piu, que logra retratar la increíble historia de Luna Beset de manera sencilla, pero efectiva. Los osos nacidos de sus pinceles son terroríficos, tiernos, grandes, narizotas, simpáticos…

En realidad, no parece tan malo estar afectado por el virus Grizzly, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias que ruegan a todos los lectores que no bajen la guardia y tomen las medidas necesarias para evitar incubar el descomunal y terrorífico virus que padece la pobre Luna. De lo contrario, la ciudad se nos llenará de osos, otra vez.

———————————

Autores: Émilie Chazerand y Amandine Piu. Título: El virus Grizzly. Editorial: Edelvives. Venta: Amazon

4/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios