Inicio > Libros > Narrativa > Una magnífica muestra del arte de contar

Una magnífica muestra del arte de contar

Una magnífica muestra del arte de contar

José María Merino es uno de los escritores más importantes de la literatura española desde el último tercio del siglo XX. Ha practicado diversos géneros: poesía, novela, cuento, novela corta, leyenda, libro de viaje y ensayo. En todos ha demostrado un profundo conocimiento de su oficio, y por ello ocupa un lugar de prestigio en el panorama de nuestras letras. Sobresale su faceta de cuentista. Desde 1982, fecha de aparición de su primer volumen, ha publicado más de una veintena de libros de relatos. La editorial Eolas, en su colección “Las puertas de lo posible”, que toma su nombre de uno de los títulos de Merino, nos entrega a los lectores este conjunto de Cuentos de la naturaleza, con una cuidada edición de la profesora Natalia Álvarez Méndez, experta en la narrativa meriniana.

"La narrativa de Merino, a juicio de Natalia Álvarez, despliega una visión múltiple sobre el mundo natural que integra diferentes aspectos: la distancia entre lo humano y lo que no lo es"

El tema de la naturaleza, obviamente, unifica la selección, al igual que la condición fantástica y distópica de los cuentos. Recordemos que José María Merino se inclinó por la ciencia ficción y el género fantástico desde sus primeras obras, Novela de Andrés Choz (1976) y La orilla oscura (1985). Para él, la aproximación a la realidad desde este ángulo es “(…) como una lente con la que puedo agrandar o disminuir la mirada, o modificar determinadas perspectivas. Además, lo fantástico tiene muchos puntos de contacto con lo onírico, y me facilita ejercer más fácilmente esa extrañeza que, según creo, está en la sustancia de lo literario”. Y también el ámbito natural —el mar, una isla, la montaña, el río (protagonistas asimismo de sus novelas El lugar sin culpa, La sima y El río del Edén)— ha sido foco de su interés, pues el retorno a la naturaleza supone la búsqueda de un mundo perdido y allí se vislumbra un espacio de salvación y refugio para la memoria y la imaginación. Por tanto, es muy acertada esta reunión de relatos que incluye ficciones de todos los libros del autor, desde el año 1982 hasta el 2017, además de tres cuentos inéditos.

La narrativa de Merino, a juicio de Natalia Álvarez, despliega una visión múltiple sobre el mundo natural que integra diferentes aspectos: la distancia entre lo humano y lo que no lo es; la problemática de una convivencia armónica entre el hombre y la naturaleza; los vínculos del paisaje con la identidad individual y la memoria colectiva; la ausencia de progreso moral en la sociedad actual y, por ende, la falta de espacios edénicos; y la conciencia ecológica. Sus ficciones presentan una o varias de estas preocupaciones y por ello los espacios adquieren relevancia. A este respecto, señalaba el autor: “Es en la figuración de escenarios, paisajes y territorios donde lo literario muestra con particular brillo su potencia” (pág. 12).

"A veces se descubre una mirada trágica, otras humorística, o insólita, pero siempre se atisba un rayo de esperanza"

Cuentos de la naturaleza recoge setenta y siete relatos y minicuentos del maestro leonés que suponen un extraordinario muestrario de su cuentística. Se ha dividido el libro en cinco secciones, de acuerdo con una temática determinada, y cada una sigue el orden cronológico que permite comprobar el desarrollo y la evolución de la obra del autor. Las cinco toman su título de algún enunciado de los cuentos, así la primera, La inmovilidad del bosque, proviene de “El dibujo de la nieve”, donde el ámbito natural atrapa a los personajes y les invita a quedarse fuera del tiempo, esa categoría humana que, en la actualidad, nos esclaviza. La naturaleza es superior al hombre y su vigor le domina, como sucede en “Cuerpo rebelde”, “La torre del alemán” y “El soñador”; pero también le hace consciente de la fugacidad de la vida, frente a su permanencia, tal y como se expone espléndidamente en “Una tarde de buceo (Tres variaciones)”.

“La última tonada”, “Selvático profundo” y “Río doméstico” son algunos de los cuentos de En la barandilla del balcón. En este apartado se subraya la dualidad entre los espacios urbanos y los naturales. El enfrentamiento entre estos dos mundos se muestra con nitidez en “All You Need Is Love”, desde el ámbito de lo fantástico. Los tres amigos músicos, que se reúnen en un subterráneo del metro madrileño para tocar sus instrumentos —el violín, la gaita y la marimba— (solo con esos tres se produce el prodigio), acceden a un paraje paradisíaco al ejecutar esta canción y consiguen, al mismo tiempo, la suspensión del tiempo y la inmovilidad de la gente. La felicidad momentánea se transforma en frustración al constatar la condición efímera de su experiencia.

Cuentos y microrrelatos de la sección tres, Bajo la protección de la hiedra, inciden en el necesario retorno del hombre a la naturaleza, bien mediante su metamorfosis en animales —lagartijas, gatos, pájaros—, bien a través de una total integración en lo natural. En el primer caso, se consigue abandonar las preocupaciones humanas y el agobio temporal al lograr la conciencia animal. Nos alerta de ello el protagonista de “La hechizada”, el emblemático profesor Souto, alter ego de Merino, al aceptar la compañía de una mascota. La pérdida del paraíso se escenifica en el minicuento “Mundo bonsái”, cuando el narrador acepta con dramatismo su vuelta a la realidad.

La propuesta ecológica de José María Merino se muestra en un nutrido grupo de ficciones que se agrupan En el borde del estanque. La pérdida de identidad y de valores en nuestra sociedad es una constante temática en la narrativa del escritor y en este sentido, entre otras causas, está la desconexión entre lo humano y lo natural. Por ello, muchas historias insisten en el necesario y debido respeto a nuestro entorno. “La tristeza del árbol”, “Aguas escasas”, “Augurio” y “Playa única” apuntan desde el mismo título a esta obligatoriedad.

"Estos Cuentos de la naturaleza, seleccionados por la profesora Natalia Álvarez, son un regalo para todos los lectores"

Tres cuentos inéditos completan el volumen y se suman a la conciencia ecológica ya expuesta. “Novísimo continente” ofrece la perspectiva de un mundo distópico donde a los investigadores no les queda otro remedio que admitir la situación catastrófica: el Génesis se ha convertido en el Apocalipsis por la irresponsabilidad de la especie humana. Asimismo, en los otros dos relatos, de tendencia realista, se subraya la relación monstruosa entre hombres y animales; la hipocresía de aquellos se pone en primer plano al reconocer que estos acaban siendo sus víctimas.

José María Merino ha demostrado en toda su obra un compromiso con la sociedad y con el mundo actual. Con una visión poliédrica, desde el paradigma de lo fantástico, del realismo o de la ciencia ficción, todas sus ficciones apuestan por una reflexión profunda sobre nuestras relaciones con los demás, con nosotros mismos y con nuestro entorno. A veces se descubre una mirada trágica, otras humorística, o insólita, pero siempre se atisba un rayo de esperanza. Estos Cuentos de la naturaleza, seleccionados por la profesora Natalia Álvarez, son un regalo para todos los lectores, porque son una magnífica muestra del arte de contar característico del autor: nos deleita e instruye.

—————————

Autora: Natalia Álvarez Méndez (edición y prólogo). Título: Cuentos de la naturaleza. José María Merino. Editorial: Eolas ediciones. Venta: Amazon

5/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)