Inicio > Libros > Narrativa > Una novela inquietante y adictiva

Una novela inquietante y adictiva

Una novela inquietante y adictiva

Al lector contemporáneo le resulta cada vez más difícil poder elegir, en el vastísimo océano de novedades, un libro que no sólo esté a la altura de sus expectativas, sino también, y a la vez, que merezca la pena en términos objetivos, tanto narrativos como estilísticos. Pero si bien es cierto que, por un lado, la superproducción editorial provoca que encontremos en las librerías un en ocasiones molesto y excesivo “ruido”, también lo es que esta misma circunstancia empuja a que los editores se esfuercen cada vez más por seguir y alcanzar unos muy altos criterios de calidad, lo que, desde luego, los lectores deben agradecer. Y lo más importante: algo que los lectores notan.

En este sentido, es de reseñar la joven (2016) pero ya muy asentada trayectoria de Alianza de Novelas o, en su apelativo más conocido, AdN (Grupo Anaya), sello en el que encontramos títulos que alternan varios estilos narrativos con premiados y muy celebrados autores nacionales y —eminentemente— internacionales, cuya vocación es la de acercarse a un público amplio, poniendo especial atención en la calidad literaria de las obras que publican. Como se lee en su propia página web, “es un proyecto editorial de narrativa contemporánea que nace para ofrecer al lector una propuesta plural tanto en géneros como en autores”.

"Los asfixiantes y muy bien hilvanados sucesos que relata Paris en Confusión, que el lector se verá obligado a devorar de una atacada, podrían formar parte de una de las opresivas pero tan lúcidas tramas de la afamada serie Black Mirror (Netflix)."

En este caso nos centramos en una de sus últimas y más interesantes publicaciones, Confusión (The Breakdown en su título original), de B. A. Paris, autora del best seller mundial Al cerrar la puerta (2016, disponible también en AdN), traducido a más de treinta y cinco idiomas. Confusión es la segunda novela de esta polifacética autora, ahora afincada en Reino Unido, tras haber conocido muy de cerca el mundo de las finanzas y, después, el de la docencia. Publishers Weekly ha dicho de Confusión que, tras Al cerrar la puerta, Paris “nos presenta otro thriller psicológico de primera”; o USA Today: “Una historia inquietante, un relato de amistad y de amor, de cordura y de lo que puede costar conservarla”. O, en fin, la influyente Kirkus Reviews: “Paranoico y claustrofóbico”.

Estos dos últimos adjetivos definen fantásticamente un libro que resulta apasionante y vertiginoso de principio a fin. Narrativamente trepidante, la historia resulta además verosímil y, por añadidura, apunta con mucho acierto a varios males de nuestro presente: la creciente desconfianza en la pareja (provocada, en parte, por un mundo hiperconectado), lo endeble de ciertas relaciones sentimentales, la redefinición de sentimientos y emociones o la estrecha franja que separa una circunstancia o conmoción desagradables de un trastorno psicológico o psiquiátrico…

Los asfixiantes y muy bien hilvanados sucesos que relata Paris en Confusión, que el lector se verá obligado a devorar de una atacada, podrían formar parte de una de las opresivas pero tan lúcidas tramas de la afamada serie Black Mirror (Netflix). Todo comienza con un accidente de coche en apariencia intrascendente, en el que muere una joven con la que no sabemos muy bien qué tipo de relación guarda la protagonista del relato, Cass, una profesora treintañera casada y, quizá, feliz y afortunada. Un quizá del que B. A. Paris hace el motivo central de su novela y al que saca jugo narrativo y emocional. Un quizá que engancha el ánimo del lector y no lo deja escapar hasta que la historia ha concluido. Aunque ¿puede acabar aquello que se mantiene en un continuo quizá, en una permanente (y acaso agradable) incertidumbre? Como dejó apuntado el escritor mexicano José Emilio Pacheco (1939-2014) en uno de sus más bellos poemas:

No vivimos en calma, nunca hay paz,

la vida toda es un combate incesante.

Por eso nos convienen el tal vez, el acaso,

el quizá, el sin embargo y el no obstante.

Desde las primeras líneas, Cass se encuentra asediada por un extraño y a veces incomprensible sentimiento de culpa que el lector habrá de desbrozar y, más aún, compartir y sobrellevar con ella. B. A. Paris se muestra brillante a la hora de comunicar el sentimiento que la protagonista vive en cada instante de la novela, del que hace partícipe al lector de una forma intensa y vibrante: “…voy camino de la demencia, ahí la tengo”, “es difícil no estar deprimida”, “…me he acostumbrado a tener miedo”. Cass vive permanentemente atormentada, preocupada, acosada por sus propias presunciones, sensaciones y emociones: “Te estás volviendo loca, te estás volviendo loca, te estás volviendo loca”, repite la joven como una suerte de letanía… e incluso como un deseo inconfesado: porque Cass no puede explicarse ciertos sucesos si no está loca, como cuando cualquiera de nosotros intenta negar la realidad cuando ésta nos contraría amarga y tozudamente. Y es que puede que, como ella misma confiesa, podamos “cansarnos de jugar con nuestras emociones” cuando uno queda atrapado en un “círculo vicioso de miedo, esperanza, miedo, esperanza”, perdiendo incluso la noción del tiempo.

"Una novela inquietante y magnífica en todo su desarrollo, a la altura de la mejor ficción actual, adictiva y muy intensa."

En este aspecto, Confusión guarda una muy llamativa y honrosa relación de hermandad con la inolvidable novela Los renglones torcidos de Dios (1979) de Torcuato Luca de Tena o con la película de Martin Scorsese Shutter Island (2010), protagonizada por Leonardo DiCaprio e inspirada en la novela homónima del escritor bostoniano Dennis Lehane. Obras, éstas y la de Paris, en las que lo que ocurre no es más que la excusa para que la auténtica realidad se deslice entre bambalinas, subrepticiamente, y (quizá…) quede destapada al final como si un velo o un grueso telón hubiera estado ocultándola. El velo son los hechos, lo que acontece, lo que se sucede; lo que tras él se esconde puede que nada tenga que ver con lo esperado, con lo asumido. Aspectos que el sociólogo Zygmunt Bauman (1925-2017) ha relacionado con la “liquidez” de nuestra sociedad actual.

Pero allí donde hay un ocultamiento, hay también alguien o algo que oculta. El destino de la apasionante historia de Cass habrá de descubrirla el lector: Paris diseña una historia de superación, de autodescubrimiento y de descubrimiento de los demás, de saber “en qué me he convertido y de por qué lo he hecho”, en la que lo importante no es tanto lo que pasa como el modo en que eso que pasa, pasa. Los diálogos, palpitantes, guían un ritmo narrativo vertiginoso y muy ameno, que envuelven fácilmente al lector en la por momentos sofocante atmósfera de Cass.

Una novela inquietante y magnífica en todo su desarrollo, a la altura de la mejor ficción actual, adictiva y muy intensa, en la que Paris nos comunica el sentimiento claustrofóbico de la protagonista —con la que resulta fácil empatizar desde el comienzo— y en la que el amor, la amistad, los intereses sociales, la locura, la envidia y la muerte se dan la mano en un thriller psicológico que hará las delicias de cualquier lector. Y es que, si no te fías de ti mismo, ¿de quién te vas a fiar…?

—————————

Autor: B.A. Paris. Título: ConfusiónEditorial: AdN Alianza de Novelas. VentaAmazonFnac y Casa del libro

0/5 (0 Opiniones)