Inicio > Series y películas > Verónica Echegui: «3 caminos está llena de vida y de verdad»

Verónica Echegui: «3 caminos está llena de vida y de verdad»

Verónica Echegui: «3 caminos está llena de vida y de verdad»

Verónica Echegui, que opta a un premio Goya como mejor actriz de reparto en el musical Explota, explota, ha presentado en Compostela la serie 3 caminos, que para ella «no ha sido un proyecto más»; y piensa que «para ninguno».

Son ocho los episodios de esta historia, que se estrena el 22 de enero, y que está producida por Amazon, Ficción Producciones y Beta Films, con la participación de Corporación Radio Televisión de Galicia (CRTVG), RTP de Portugal y Unoenlouno de México. Junto a Echegui (Raquel), actúan Álex González (Roberto); Alberto Jo Lee (Yoon Soo), cuya familia es de origen surcoreano; la alemana Anna Schimrigk (Jana), el italiano Andrea Bosca (Luca) y la mexicana Cecilia Suárez (Úrsula).

Todos ellos han comparecido en una rueda de prensa conjunta en Compostela en la que Echegui, a la que han dado las felicidades por su nominación, ha contado de su personaje que es una mujer «entusiasta y muy divertida» que está a punto de casarse y que decide peregrinar porque se lo había prometido a su abuela. «La serie está llena de vida y de verdad», ha apuntado Echegui, y de la experiencia ha dicho que si bien alguien empieza a dar pasos con mucho «ruido mental», después se impone el silencio. «El elemento humano es muy importante en el Camino. También decidir cómo lo vas a hacer. Solo, vas a encontrar mayores regalos, como desconocidos que se empiezan a convertir en conocidos».

En el rodaje, ha proseguido, han tenido vivencias preciosas, desde juntarse en una casa rural y decirse de todo para ayudarse los unos a los otros —»he aprendido muchísimo de algunas observaciones que me han hecho»— hasta un ritual de cosas que dejar atrás y de deseos, todo sobre papel. «Los deseos están enterrados al pie de un árbol. En algún momento tendremos que volver para desenterrarlos, si la lluvia los mantiene ahí, y ver qué ha pasado con ellos», ha desvelado Echegui.

Alex González es Roberto, un bombero con acento mexicano. Tuvo que trabajar en eso, y hoy se ha atrevido incluso a cantar una de Luis Miguel. «Por las mañanas llegaba y decía: Estimado equipo de mi vida y de mi corasón«, ha recordado. Él nunca ha sido peregrino, pero lo será. Buscará el momento, como muchos otros, y mientras llega el propicio ha recomendado ver la serie, porque es «muy buena opción». «Merece la pena hacer el Camino las veces que uno necesite, pero como mínimo una», tiene claro. Su vez está por venir, pero por lo pronto ha pedido la «compostela», credencial acreditativa, por los kilómetros hechos mientras grababan. «El Camino te ofrece esa oportunidad de andar y de saber quién eres de verdad o, al menos, de asomarte», opina González.

La mexicana Cecilia Suárez (Úrsula) ha dicho que «todo esto me ha permitido investigar mis raíces, te conecta con el lugar del que vienes. ¿Por qué tanta gente lo hace? Solo lo entiendes cuando estás expuesto a la experiencia. No hay manera de explicarlo«.

Alberto Jo Lee (Yoon Soo) ha anticipado trama de más, entre bromas, al hablar del conflicto sexual del joven al que encarna y que se resuelve. En un conocido hotel de Santiago, en el que todos han hablado desde un escenario en el que ha habido un escrupuloso cumplimiento de las medidas anticovid, ha aplaudido Jo Lee el hecho de que se haya pensado en él, nacido en Barcelona, para contar cosas «más allá de ser asiático», y ha invitado a normalizar eso.

La alemana Ana Schimrigk ha aprendido español gracias a su participación en la serie. Jana, su personaje, hace el Camino porque era el deseo de su hermana, que está enferma, y aprende a sacar a relucir su luz interior. Andrea Bosca (Luca) está feliz de que el Camino le haya dado amigos, una nueva casa y un nuevo idioma. «Es como el primer amor», ha observado. El director, Tito López Amado, ha dicho que para él, que es de Ourense, como gallego «hablar del Camino es una responsabilidad muy grande», pero el proyecto llegó a sus manos, le «fascinó» y no tuvo dudas.

Mamen Quintas, la productora ejecutiva, que hizo el Camino dos veces, ha aceptado que era un tema dificultoso para llevar a una serie porque había que mantener el valor del fenómeno y darle vistosidad. Además, se necesitaba «mucho realismo» y, como por medio se metió la pandemia, se encontraron con una experiencia «complicada pero maravillosa». «La semilla que originamos algunos fue creciendo, a más y a más, con mucha gente. Creamos una historia pensando que la vida iba a seguir igual», ha rememorado, para concluir, como lección, que «sin empeño y sin lucha no hay meta».

5/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios