Inicio > Blogs > Ruritania > Si ya tengo Facebook y Twitter, ¿para qué un foro en Zenda?

Si ya tengo Facebook y Twitter, ¿para qué un foro en Zenda?

Si ya tengo Facebook y Twitter, ¿para qué un foro en Zenda?

Hace poco, Leandro Pérez comentaba en una de las entrevistas de promoción de su nueva novela, La sirena de Gibraltar, que Zenda, esta página de la que es cofundador, «al principio era el equivalente a una revista universitaria de amigos, con la diferencia de que esos amigos son Arturo Pérez-Reverte, Javier Marías, Dolores Redondo, Juan Gómez-Jurado o Lorenzo Silva». Zenda nació desde el comienzo como un concepto puramente digital, que no solo iba a hablar de libros dejando de lado el papel como forma propia de publicación, sino que también iba a utilizar, con profesionalidad y conocimiento de causa, todo el apoyo logístico que hoy en día es necesario emplear en un proyecto así: presencia en Facebook, Twitter o YouTube, retroalimentación con otras páginas, y cualquier otro medio en la red que facilite la difusión de sus contenidos. Entre los elementos que faltaban hasta ahora estaba una buena forma de que los lectores de Zenda pudieran comunicarse con sus autores, y también entre sí, y a partir de ahora ya existe: el foro Zendalibros.

Habrá quien piense que teniendo Zenda cuentas en Twitter y Facebook, y casi todos sus autores también las suyas propias personales, ya existen por tanto maneras suficientes de ponerse en contacto con quienes publican aquí sus textos. Pero sin embargo, y a pesar de que por comparación el sistema de foros pueda parecer una herramienta ya un tanto antigua, hemos decidido volver a ella y usarla como medio principal para la interacción, por varias razones.

La primera de ellas es que a Twitter y Facebook se los lleva el viento. Sí, es cierto que ambas webs «guardan» todo lo que en ellas se escribe, que parece que lo tienen todo memorizado, y en ocasiones hasta te recuerdan lo que lanzaste a los mares interneteros hace tres, cuatro o seis años. Pero en ambos casos resulta particularmente difícil encontrar algo concreto en ellas cuando lo necesitas. Ambas páginas nacieron sabiendo que una parte importante de lo que se iba a escribir en ellas iba a ser tan perecedero y poco digno de inmortalidad como un sms para quedar el jueves o una lista de la compra para el súper, pero en otras ocasiones, cuando uno de verdad quiere recuperar algo que necesita recordar o citar o tener a mano, resulta bastante dificultoso el poderlo hacer con eficacia.

El sistema de foros, por contra, sobre todo si está bien llevado y organizado, permite acceder a todo lo que se ha publicado en ellos y se haya dejado sin borrar ex profeso. Aunque en algún foro con mucho tiempo de existencia o mucho volumen de publicación también pueda resultar laborioso a veces encontrar exactamente lo que se busca, es mucho más fácil conseguirlo sin tener que echar horas y horas. En este particular me remito a mi propia experiencia como moderador de capitan-alatriste.com, página dedicada a la obra de Arturo Pérez-Reverte, que modestamente creo que puede ser una buena muestra de cuán útil puede ser un foro como almacén de información, a la vez que cómoda manera de debatir, participar e intercambiar puntos de vista, a cuyos hilos siempre se puede añadir algo nuevo, incluso años más tarde. Véase, por ejemplo, la lista de los artículos de Pérez-Reverte tanto en prensa como en otros medios desde los años 70 o las novelas de Alatriste comentadas capítulo a capítulo. Algo así, como por ejemplo recomendar libros sin descanso, o hacer una lista completa de todas las entradas en Zenda, es lo que pretendemos con el nuevo foro.

Otra muestra de cómo Twitter y Facebook se van por el desagüe es la serie 50 tuiteos sobre literatura que estamos publicando en Zenda, hecha únicamente con mensajes de Twitter que fueron rescatados en su día, antes de que se perdieran en las profundidades del timeline de su autor. Sé que mucha gente agradece esas recopilaciones, pero ahora mismo sería imposible espigar algo así entre los más de 27.000 tuiteos que lleva la cuenta @perezreverte. De nuevo, un foro facilita este rescate mucho más.

Y una razón más para usar el foro es que a partir de ahora será el único lugar donde se podrá participar en los concursos de relatos, que son una tradición nuestra desde el principio. Es una manera fácil para los jurados de tenerlos todos recopilados en el mismo sitio, y para los demás lectores de poder leerlos por sí mismos.

Así que sirva esta presentación de acicate para los que dudan. Zenda continuará usando Twitter y Facebook, entre otras cosas, pero desde aquí se anima al respetable a construirse su propia parcela ruritana, a mantenerla viva e interesante, y entre todos convertir Zenda en lugar de leyenda, incluido el sentido etimológico del término. Un «territorio de libros y amigos», como se lo llamó en la primera entrada que publicamos.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios