Inicio > Actualidad > Libroesfera > El Zurdo de Élmer Mendoza y el Tuerto de Taibo II, en Confabulario

El Zurdo de Élmer Mendoza y el Tuerto de Taibo II, en Confabulario

El Zurdo de Élmer Mendoza y el Tuerto de Taibo II, en Confabulario

Paco Ignacio Taibo II y Élmer Mendoza son protagonistas del suplemento literario de El Universal de México, Confabulario. Dos grandes de la novela negra frente a frente.

Son los más buscados. Ambos autores de novela negra, cada uno con estilo propio. Uno norteño, otro asturiano pero con raíces bien fijas en la Ciudad de México. Ambos publicados en todos los países de lengua española y traducidos a muchas lenguas…

El de bigote poblado se llama Paco Ignacio Taibo II y es, probablemente, el escritor mexicano vivo traducido a más idiomas. (Sólo su libro sobre el Che Guevara ha sido traducido a 37 lenguas). Es autor de casi cincuenta libros, entre ellos una saga de diez novelas policiacas protagonizadas por el detective Héctor Belascoarán Shayne, un tuerto que investiga delitos por cuenta propia. Ha ganado tres veces el prestigioso Premio Internacional de Novela Negra Dashiell Hammett, además del Premio Internacional de Novela Planeta en México, el Bancarella en Italia y el 813 en Francia.

El otro, de camisa azul, se llama Élmer Mendoza y es autor de una saga no menos famosa protagonizada por otro detective: Édgar “el Zurdo” Mendieta; además ha escrito otras cinco novelas y un par de volúmenes de cuento. Nació en Culiacán, Sinaloa, muchos dicen que en la Colonia Popular, territorio que en su obra aparece como la Col Pop, e irrumpió en el panorama literario internacional con su primera novela, Un asesino solitario (Tusquets, 1999), que además de ser una ficción tremenda es un tour de force estilístico que recrea el habla de un matón a sueldo. Mendoza es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y profesor de Literatura Medieval y ha obtenido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares y Premio Internacional de Novela Tusquets. Es un asiduo bebedor de té verde.

El  encuentro sucede una tarde de junio en un restorán de Tepic, en vísperas del arranque del Primer Festival Internacional de Novela Negra “Huellas del Crimen”, organizado por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Centro de las Artes de San Luis Potosí.

Élmer Mendoza: Creo, tú me sacarás de la duda, creo que en México es la primera vez que tenemos el respaldo oficial para un Festival Internacional de Novela Negra.

Paco Ignacio Taibo II: Sí, antes hubo muchos encuentros en sitios como Querétaro, Xalapa, Tijuana… nos soportaban, ahora ya no les queda de otra. No es que les guste… creo que el género está lo bastante consolidado en México como para tenerle cierto respeto, no demasiado. Yo no sé qué era mejor, cuando no nos tenían respeto, o ahora. Hoy a nadie le rechazarían un libro en una editorial porque es una novela negra. Cuando yo empecé era un pinche handicap canijo. Me acuerdo de las primeras tres críticas que tuve en mi vida: una de ellas era del cuate que reseñaba libros en Excélsior y nomás leía las solapas que decía “¿cómo se atreve? ¡Éste es un género anglosajón!”

EM: Paco, ¡es que a ti te leíamos por eso! Porque todo el mundo te criticaba, y yo y muchos de mis amigos decíamos “a éste hay que leerlo”. Muchos te leíamos por eso, porque estabas en la ruptura, rompiendo una barrera. Incluso cuando ganaste el premio Juan Grijalbo con Héroes convocados era lo mismo: nos decíamos “hey, la irreverencia toma el poder”.

Pincha aquí para leer entero el artículo en Confabulario

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)