Cara al viento

Nadie me veía. No lo había apostado con nadie. Apenas dos personas sabían que iría por allí. Podría haberme vuelto en cualquier momento, cambiar...

Jaque a la reina

¡Hola de nuevo! Hace unos días, César Pérez Gellida me decía por Twitter que, aunque gustándole el primer artículo del blog (cosa que me...