Inicio > Libros > Poesía > 5 poemas de Carmen Sánchez

5 poemas de Carmen Sánchez

5 poemas de Carmen Sánchez

Carmen Sánchez Álvarez es una poeta asturiana nacida en Burgos. Bióloga, docente, catedrática e inspectora de educación, es cofundadora del grupo Poético Asociación Cultural Encadenados y pertenece también al grupo Versos Libres. Muchos de sus poemas han sido incluidos en libros colectivos: Eco de palabras, Notas y versos, Voces desnudas, A siete manos, Sin cinta métrica… además de varias publicaciones en revistas. 

Dice encontrarse cómoda con la poesía de la experiencia, aunque mantiene el eclecticismo en sus lecturas: Cernuda, Hierro, Ángel González, T.S. Eliot, Antonio Gamoneda… son poetas que le hicieron despertar e interrogarse acerca de la poesía. A continuación, puedes leer 5 poemas de Carmen Sánchez que Zenda ofrece de su primer libro.

 

Un ara en el jardín redime
el tránsito libre por tu cuerpo.
Estrellas, cerezas y luciérnagas
salvajes en su seno,
florecen, esta noche y al alba,
al esconderse el sueño.
Luce el abismo al despertar el día.
Tan lejos, tan vacíos, tan atrás
quedan los besos
que quisiera
renovar a cada instante
efímeros votos en tu lecho.

***

Amanece luz pasión
en los atardeceres del mundo.
Es la hora de silencios gemidos,
es la hora de triunfar lechos,
estandartes y miradas,
es la hora de los guiños.
Aunque cárdenas espadas y un bisturí
afilado, adornados en terciopelo,
esperan la despedida.
Un interrogante, una respuesta,
una salida, siempre la vida.
Y vuelves a empezar.

***
Abrazar su estrato de mar.
Abrazar su piel de roca.
Sentir el enmascarado
paisaje del atardecer.
Sal, brisa, espuma
cuando aparecen
sus ojos de niño,
sus ojos de lobo,
sus ojos de amante.
Dejar los besos
en su cuello de arena
para los días de sombra.

***

RAPSODIA ESPAÑOLA
Maurice Ravel (1875 – 1937)

Insistente Ravel, en su bolero, repite una y otra vez su melodía y
yo asciendo palabras, músicas de arena y viento.

Un cuello de cisne
se apoya intermitente
en tu regazo,
y vuelas mientras
canta mi voz
en tu cabeza y sigue
haciendo bucles
al llamarte.
Me asomo a tu ventana,
huyes precipitadamente.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Una malagueña sale a tu encuentro.
Voces, ojos, piel de garza y alas
te envuelven el alma.
Inmóvil ajetreo se rebela
frente a ti,
inmóvil observas.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Vuelves al mar con la brisa
de habaneras a tu encuentro
y aquellas gotas de bruma
perfuman tu alma.
Por fin taconeas en la playa,
saltas círculos de espuma
que adornan tu piel blanca.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Luminosa escena
cortejas músicas de viento,
depositas las riendas de tus alas
a su lado y aún te escapas
acunada por cinco violines,
dos violas y un contrabajo.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste
vuelas y asciendes,
allende te refugias,
inaccesible,
en acantilados de plata y luna.

***
Convocas al mar
y a la fuerza
de los vientos,
cien estrellas suenan
en el cielo,
los magos de grandes antenas
golpean los sentidos,
sangre y pies
van a tu encuentro,
bailan escenas que fuimos,
luchan contra la piel del tambor,
burlan las nubes
y congregan todos los latidos.

—————————————

Autor: Carmen Sánchez Álvarez. Título: Un roce al paso. Editorial: edición de autor.