Inicio > Poesía > 5 poemas de Todas aquellas palabras, de Francisco Javier Fernández Espinosa

5 poemas de Todas aquellas palabras, de Francisco Javier Fernández Espinosa

5 poemas de Todas aquellas palabras, de Francisco Javier Fernández Espinosa

Francisco Javier Fernández Espinosa ha escrito un poemario que es un viaje en el tiempo a través de los agujeros negros del universo más personalista del autor. Porque, en este libro, el poeta es “lo que queda por vivir”, pero también lo que ya ha vivido.

En Zenda reproducimos cinco poemas de Todas aquellas palabras, de Javier Fernández Espinosa (Averso).

*** 

Cuando fuimos lunes

Cuando fuimos lunes
y buscábamos aún el relieve
de los labios
a pesar de los abrigos y la prisa,
la promesa de no volver tarde
se derramaba por la ciudad.
Cenaríamos, amor, el sudor
frío de los diamantes
y algún clásico del cine
en blanco y negro.

Te emocionaba ver cómo
atrapada en la palma de la mano
Ann Darrow era elevada
hacia los límites del Empire State.

Decías que el amor, cuando es imposible,
no pertenece a los hombres.

Y entonces dormías a la hora exacta
en la que ya nadie podía
deshacer nuestro nudo de brazos.

***

Pasolini

“Adoro la luz sólo si no ofrece esperanza”

Pier Paolo Pasolini

No hay descanso en el oficio
de existir, de ser hombre.
No hay paz en las cartas
de los soldados,
en el nervio de los relámpagos.
En la belleza destructiva.

Y luego, ese cielo tan allá,
tan infestado de plegarias.
Nada cabe en las manos vacías
de quien guardó tanto tan poco,
acaso astillas de hierro
y alhajas de soledad.

Rotas e inolvidables, las palabras
se parecen a los pájaros
desordenados del alba
posados en esos renglones
de los cables eléctricos,
como poemas aleatorios
buscando la pasión según Pasolini.

***

Cómplices

“La tristeza ha venido como un buque vacío”

Francisco Umbral

Porque somos de quienes
nos buscan en los días averiados.
De quienes se enamoran
de nuestra ruina
como si paseasen por Pompeya.

Igual que cuando Miguel Hernández
recitó su duelo por Sijé
subido en una mísera escalera.

Qué desconocidos fuimos
si tan sólo llegamos a amarnos.
También debimos ser
cómplices en la decadencia.

***

Mujeres

¿Y si Dios fuera mujer?

Mario Benedetti

Hay mujeres que mueren
sólo una vez,
después del bocado a la manzana,
de la rutina de los buenos días.
Después de que su sombra
recorra la fachada de un gran edificio.

Hay mujeres que mueren
antes de que les llegue la muerte
porque el miedo atraviesa sus días.

También hay mujeres
que no mueren
aunque estén muertas
porque su luz sigue prendida.

***

Agradecido

“Estos días azules y este sol de la infancia”

Antonio Machado

Cuándo encontraremos la paz del tiempo.

Cuándo quedará compensado tu
miedo a morir más allá de la muerte.

Si te dijera que me encuentro a veces
traspasado por las luces y los
nombres indefensos de las ciudades,
al otro lado de los números de
teléfono, de los aforismos y
la vida aquella que sólo parece
una alegoría inmediata de la
ausencia. Si te confesara estar
agradecido por aquellos días
tan azules y ese sol de la infancia,
es posible que también te diga que
hemos de volver para acabar de irnos.

El amor puede ser un ajuste de
cuentas o un corazón de yeso envuelto
en cotidianas capas de pan de oro.

Sólo tengo todo aquello que he dado
pero desconozco si es suficiente.

—————————————

Autor: Francisco Javier Fernández Espinosa. Título: Todas aquellas palabras. Editorial: Averso. Venta: Todos tus libros.

BIO

Francisco Javier Fernández Espinosa (Tíjola, Almería, 1974) está estrechamente vinculado a la cultura y al desarrollo local. Ha trabajado habitualmente en la gestión pública, siendo promotor y dinamizador de importantes iniciativas locales y comarcales, algunas de ellas desarrolladas junto a la Unión Europea o la Unesco. En su faceta literaria, es autor de múltiples poemarios, entre los que destacan Teoría del abrazo (Tágilis Ediciones, 2008) o Poemas de un pasado imperfecto (Instituto de Estudios Almerienses, 2020). Ha publicado tres antologías poéticas y sus poemas han sido incorporados en compilaciones como Versos para bailar, o no (Almuzara, 2019), así como en revistas literarias y culturales de España e Iberoamérica. Ha impartido conferencias, recitales y talleres literarios, además de ser jurado y promotor de diversos concursos y jornadas. Ha coordinado la Semana de la Poesía de Vera y actualmente se encarga de la programación del Aula Literaria del Almanzora. Para Julio Alfredo Egea se trata del «nuevo romántico moderno».

4.5/5 (87 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios