Inicio > Poesía > 5 poemas de Todo era campo, de Pink Chadora

5 poemas de Todo era campo, de Pink Chadora

5 poemas de Todo era campo, de Pink Chadora

La drag queen y artista multidisciplinar Pink Chadora publica un poemario que, como dice Elizabeth Duval en el prólogo, “en el fondo, no es tanto un libro sobre el drag como un texto sobre qué sucede cuando nos convertimos en una persona que ya no somos nosotros”.

En Zenda reproducimos cinco poemas de Todo era campo (Letraversal), de Pink Chadora.

***

Postizo

El cuerpo de Pink Chadora cabe en una caja.
La abro y lo compongo despacio, lo deshago.
Luego lo ordeno de otra manera.

Nunca apareces dos veces de la misma forma.
Cuando algo cambia en ti,
a mí también me modifica.
Dejas siempre el suelo sucio,
siempre algo brillante y pequeño por limpiar.
Entregas a mi mano el artificio
de construir un cuerpo distinto cada día
y llamarlo horizonte.

Meter un cuerpo en una caja es algo bello.
¿Cómo me sentiré cuando la caja
sea otra?
Sellar, por ejemplo, el cuerpo de una madre.

Por favor te pido,
no me sueltes de la mano.

***

Deseo rural

Cuando se va el sol
los hombres se suben a sus camiones.
Al encender la radio escuchan voces de otros mundos
que no son este. Con las pestugas golpean al animal
para que entienda.

Los hombres dijeron: «hasta aquí será el valle».
Y recogieron luego frutos con sus manos duras
y con sus pantalones mojados
de sudor.

El niño que siente deseo hacia esas formas
es un pequeño animal.
Recibirá el golpe para que lo entienda.

***

Gracias por tu DM, no estoy interesada

Cómo decir a esos mozos
señores y jóvenes serios
que no manden ofertas,
no nací para desear
ser mirada por un caballero.

Metro noventa de fuerza regia
lo mío es un espectáculo
donde elijo la candidez superior
de las cosas sencillas:

una canasta de huevos
qué quiere la zarzamora
vermut con las amigas
arroz con alcachofas.

Un paseo por la plaza central
de un pueblo pequeño
rebequita rosa
medias de invierno.

Yo soy de las que están
bien despiertas en el mercado
a primera hora y en la tarde
cuando cae el ánimo
me quito el tacón, se cierra el telón
y a la cama me voy
sin avemaría.

Como la agüita; ando transparente
tengo una gata
no estoy pa’ ti.

No hay doble vida
ni noche oscura, señor,
ni secreto donde podamos encontrarnos.

*** 

Fantasía rural

Pienso en la posibilidad de ser pastora
y pasar las horas en el campo
junto a un rebaño de nubes de algodón.

Me las comería una a una
hasta que no quedara
cielo.

***

Apología travestí

Demos aire al sistema límbico,
malditos.
Nos travestimos cada día de señora
que lleva el bolso bajo el brazo para la compra
solo cuando las compras
y de señor que oye la radio
con el clavo en la boca en la mira del martillo,
cuando la mesa cojea;
y de frágil doncella en el taller del coche;
y bigote arriba en la venta del inmueble,
porque el género es solo
una idea cinematográfica
y cómo nos han enseñado que son las cosas.

Pero sucede que un día,
así como la pluma del pollito teñido
pierde el rosa al crecer
y empieza a revelar lo crudo
de su temible espolón
justo donde acaba la pluma
y queda lo que fue rosa,
así nos erigimos sobre la garra
y decidimos
salir a la calle a medias
con la pluma apagada
la línea corrida por el sudor
el bigote a medio crecer
el pelo rizado apuntando desde la barbilla
en el rostro de ella sexi
en cuanto a machirula
machirula en cuanto al dolor western
y todos los torsos son cavernas
y todas las cavernas son ciegas

vamos a salir al mar donde solo los hipocampos
se fecundan a su manera
demos aire al sistema límbico,
malditos,
y, para variar,
soltemos el tacón estereotipo
y pillemos la azada glossy
para arrancar de raíz toda la vida comprimida
en este triste cinemascope.

—————————————

Autora: Pink Chadora. Título: Todo era campo. Editorial: Letraversal. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

BIO

Pink Chadora (Campo de Gibraltar / Málaga, 2019). Drag queen y artista multidisciplinar, concursante de la tercera edición de Drag Race España. Su obra gira en torno a lo rural, a la comedia y al cuerpo, todo ello entendido como espacio plástico para moldear nuevas fantasías sobre viejas estructuras. Cree en el drag como en un arte poético capaz de visibilizar desde el asombro nuestras contradicciones y operar como un factor de cambio para propiciar una sociedad más consciente y, sobre todo, crítica.

4/5 (48 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Danilo
Danilo
11 meses hace

Pésima poesía no hwy alma