A la luz de Aute

Abrir la ventana de FB y encontrarte una carta como esta que copio a continuación me recordó estos versos de Benedetti: «De vez en cuando la alegría tira piedritas contra mi ventana». La piedrita, en este caso, tiene rostro y tiene voz, tiene música y tiene corazón. A partir de aquí, poco más puedo añadir que no sea darles paso a Mónica y Alejandro, Alejandro y Mónica, para que sean ellos los que rindan homenaje a Aute. Gracias a los dos.

«Hola, Miguel: Somos Mónica y Alejandro, de Buenos Aires, Argentina, y como nosotros también AMAMOS tanto al Maestro Aute, por «todo» lo que nos ha enseñado en sus canciones… que son como Biblias del pensamiento y la emoción… le hemos dedicado una canción homenaje… A LA LUZ DE AUTE… que quisiéramos compartirla contigo… la hemos hecho de TODO CORAZÓN… y que se sepa que en Buenos Aires extrañamos muchísimo su paso por los escenarios… Aunque ¡siempre presente está! Aquí va, y quiera el Universo que logre transmitirte todo lo que a nosotros Luis Eduardo Aute nos inspira y nos hace sentir… Ay las musas… las musas…».

Ay, las musas, dice Mónica Campos, y en su carta le pone también voz a Alejandro Chaves, que a su vez le regala a Eduardo esta canción que comparto en el vídeo, porque no he podido quedármela para mí solo.

Esta es la letra:

Trovador de la belleza y juglar de Giralunas,
de latidos y de espumas, vientres, mares y aleluyas,
de canallas y aventuras, entre citas y entre cines,
de Caínes y de Abeles, satanases y deidades,
van las naves con tus barcos, remontando
libertades.
En el Alba se levantan los fusiles sepulcrales.
Míralos cómo se jactan, desplegando vanidades,
los que entierran la belleza en los fangos
espectrales.
Y no hay cuadro mejor que represente tu estampa
como ese niño asombrado que sueña en el malecón.
De la luz a la sombra, Velázquez, Goya y Picasso,
vas marcando con tus trazos, la voz áurea de Jacques Brel
Imagina John Lennon un Dios sin religión,
siglo XX cambalache Discépolo cantó.
Hasta el fin del universo, entre humos y azares,
como Giges con su anillo desvanecen los mortales.
En tus versos queda el beso entre la espada
y la bala,
se embellece la mirada como carne apasionada.
Y no hay cuadro mejor que represente tu estampa
como ese niño asombrado que sueña en el malecón.

Créditos

Composición y Voz: Alejandro Chaves.

Coros: Carina Ercolano, Marcelo Penco y Alejandro Chaves.

Letra: Mónica Campos.

Producción musical, arreglos, dirección de voces: Marcelo Penco. Edic. de vídeo: Alejandro Chaves.

Imágenes empleadas en el vídeo (la mayoría son obras de Luis Eduardo Aute):

1. Autorretrato de inicio.
2. Cuadro de Luis Eduardo Aute: “Pompas, perlas, planetas, pupilas, pezones… y algún huevo frito” (1991).
3. Diego Velázquez: “Los borrachos, o El triunfo de Baco” (1628-1629).
4. Imagen de James Dean, del film: “A Este del Edén” (Elia Kazan, 1955).
5. Imagen de Jean-Pierre Léaud (Antoine Doinel) en “Los 400 golpes” (Truffaut, 1959).
6. Luca Giordano: “Llanto por la muerte de Abel” (Fines del siglo XVII).
7. Christopher Blossom: “Morning set” (1998).
8. Luis Eduardo Aute. Fotograma de su película “Un perro llamado Dolor” (2001).
9. Francisco de Goya y Lucientes: “Duelo a garrotazos” (1820-1823).
10. Pablo Picasso: “Guernica” (1937).
11. Estribillo: Imágenes extraídas del video de Luis Eduardo Aute: “El niño que miraba el mar” (2012).
12. Dibujos de Velázquez, Goya y Picasso: Extraídas de su película “Un perro llamado dolor” (2001).
13. Imagen de Jacques Brel.
14. Pablo Picasso: “El viejo guitarrista ciego” (1903-1904).
15. Imagen de ruleta (extraída de Wikipedia).
16. René Magritte: “The colective invention” (1934).
17. Julio Romero de Torres: “Humo y azar” (c. 1922).
18. Francisco de Goya y Lucientes: “Muchacho espantado por un hombre” (1824).
19. Dibujo de Luis Eduardo Aute. (El Beso).
20. Luis Eduardo Aute: “Maritchu” (1983).

4.6/5 (16 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)