Inicio > Libros > Narrativa > A veces, hacemos planes

A veces, hacemos planes

A veces, hacemos planes

“A veces, como la sólida pareja que somos, especialmente cuando no hemos discutido, hacemos planes”. En una sola frase, al inicio de un capítulo cualquiera, se demuestra el don de esta novela que habla de la contradicción entre lo que enseñamos y lo que somos, lo que duele y lo que nos libera.

Cauterio es un libro raro, en el sentido literal de «ajeno a lo normal», de «extraordinario».

Y su autora, Lucía Lijtmaer, que se expone con energía en el podcast Deforme Semanal, es una mujer lúcida, irónica y muy culta. Es también una activista, una agitadora cultural y, sobre todo, una zarandeadora (si es que existe el sustantivo) del pensamiento: cuando una la escucha parece agarrarte por las solapas y decirte con empatía y exigencia que sí, que su discurso es divertido, pero que hagas el favor de pensar por ti misma. Siempre.

"Nos cuenta en primera persona a una treintañera en caída libre porque ha perdido todo lo que le dijeron que debía querer y no quería"

Por eso cuesta imaginársela escribiendo con la serenidad que requiere una novela como esta, que incluye dos historias paralelas, pero la tiene: le sobra literatura, le sobra talento. En los capítulos pares, Lijtmaer concentra investigación y la distancia para contar a Deborah Moody, en Salem, a principios del siglo XVII, y esa única salida que hemos tenido siempre las mujeres: no dar nada por supuesto, desobedecer, ser independientes, ser nosotras y, si es posible, ser juntas (y que no se note). En los impares, cáustica, observadora y empática, nos cuenta en primera persona a una treintañera en caída libre porque ha perdido todo lo que le dijeron que debía querer y no quería: una relación de pareja con un tipo interesante, progresista y que va a triunfar (o no, o ninguna de las tres cosas).

Detrás de la fachada que enseñamos a los demás sobre nuestras vidas —la abnegación de Deborah Moody, el “ya lo tengo todo” de la protagonista contemporánea— está nuestra lucha por saber quiénes somos y quiénes queremos ser, por sacudirnos de encima lo que no queremos y conformarnos, si hace falta, con no tener nada si no es algo que nos nutra. La lucidez de Lijtmaer no es hiriente ni dogmática, porque ella solo recomienda observar(se) y no engañar(se). Y lo hace con buenísima literatura y un finísimo sentido del humor.

—————————————

Autora: Lucía Lijtmaer. TítuloCauterioEditorial: Anagrama. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

3.8/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios