Inicio > Blogs > #Mibiblioteca > Antonio Pampliega
Antonio Pampliega

Siento una gran admiración y respeto por los profesionales que trabajan, o han trabajado, cubriendo conflictos.

Antonio es una de esas personas que ha vivido la guerra y ha sufrido en sus carnes las consecuencias.

El pasado mes de enero pude retratarlo para este blog. Tenía claro que necesitaba captar la mirada de quien ha visto la guerra, ha vivido situaciones límite y ha podido sufrir en primera persona lo despreciable que puede llegar a ser el ser humano; pero por otro lado también ha sentido la dignidad, el coraje y valentía de los pueblos en guerra en los que ha trabajado.

Ese gran contraste es lo que necesitaba retratar: por un lado, para ser honesto conmigo mismo y, por supuesto, para serlo con Antonio. Mantuvimos una bonita charla sobre su oficio, la pasión y el compromiso como eje fundamental de su trabajo.

Para saber más sobre Antonio:

Antonio Pampliega (Madrid, 1982) es licenciado en periodismo por la Universidad Europea de Madrid. En 2008 comenzó a recorrer diferentes zonas de conflicto. Durante estos 11 años ha cubierto guerras en África, Europa y Asia. Su empeño por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Siria le costó, junto con otros dos compañeros, estar secuestrado durante 10 meses por Al-Qaeda. En la actualidad presenta, en Cuatro, el programa de reportajes Pasaporte Pampliega. Además, es autor de varios libros.

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

No somos refugiados, de Agus Morales (Círculo de Tiza). ¿Por qué recomendar este libro? Sencillo. Este libro debería ser de lectura obligatoria en colegios, institutos, universidades y en los parlamentos de muchos países, para combatir las noticias falsas y los bulos que corren sobre la inmigración y los migrantes. Agus Morales y Anna Surinyach ponen rostro y nombre a los números y a las estadísticas. Humanizan un drama que ha dejado de conmovernos y de llamarnos la atención. Estos dos periodistas recorren multitud de países dibujando un mapa desconocido para muchos. Ponen sobre la mesa los porqués que, en infinidad de ocasiones, la opinión pública desconoce.

En pleno siglo XXI, cuando los partidos de extrema derecha y los grupos xenófobos y de odio han vuelto a resurgir creando un panorama desesperanzador, este libro es una bofetada contra todos aquellos que cargan tintas y culpabilizan a los que solamente quieren huir del mismísimo infierno. Este libro nos recuerda que nosotros, blancos occidentales, también fuimos refugiados. Pero hemos olvidado nuestra historia y nuestro pasado. En vez de abrir los brazos, ahora nos dedicamos a levantar muros y extender alambradas.

No somos refugiados es un faro para poder navegar entre tantísima oscuridad.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)