Inicio > Blogs > #Mibiblioteca > Fernando Vicente
Fernando Vicente

Estar en el estudio de Fernando fue un lujo.

Poder ver, de primera mano, ese espacio repleto de acrílicos, pinceles, láminas, bocetos, cuadros, un lugar donde Fernando da forma a sus brillantes ideas, obras e ilustraciones que nos muestran su mundo y su visión sobre la vida, realmente fue un regalo.

Pude charlar con él sobre su método de trabajo, inquietudes y el proceso de la impresión de los libros.

Es un gran referente de la ilustración en nuestro país, de ese oficio tan mágico que hoy en día realizan tabletas digitales y ordenadores y él sigue haciendo de manera tradicional, en papel, sobre una tabla a modo de caballete, con sus acrílicos y una luz cenital.

Para saber más sobre Fernando:

Fernando Vicente Sánchez (Madrid 1963). De formación autodidacta, sus primeros trabajos como ilustrador aparecieron en la primera mitad de la década de los ochenta, en plena movida madrileña, en las revistas Madriz —donde publicaría de forma continuada tanto en el ámbito de la ilustración como de la historieta— y La luna de Madrid.

Tras este primer periodo, durante cerca de una década dejó de lado la ilustración como su principal actividad profesional para pasar al sector de la publicidad, donde sería director de arte en diversas agencias.

De vuelta al mundo de la ilustración, desde 1999 hasta la actualidad publica asiduamente en el diario El País y sus diversos suplementos, siendo de especial importancia sus colaboraciones en el cultural Babelia. Gracias a este trabajo ha ganado tres premios Award of Excellence de la Society for News Design.

Su arte ha aparecido también en revistas como Europa Viva, Ronda Iberia, Lápiz, Rock de Lux, Vogue, Playboy, Gentleman, Letras Libres, Interviu, Cosmopolitan o DT.

Además de su trabajo para prensa diaria y revistas, ha realizado portadas de libros y discos, así como las ilustraciones de más de una veintena libros, tanto dirigidos al público infantil y juvenil como a adultos.

La obra como pintor de Fernando Vicente se caracteriza por la presencia constante de la figura humana combinada con otros elementos que el autor ha ido coleccionando a lo largo de su vida. Así, de las cuatro series principales que agrupan su obra pictórica, Anatomías está pintada sobre mapas, Atlas sobre láminas mecánicas de taller, y Vánitas y Venus usan láminas anatómicas (teniendo estas dos últimas como referencias, respectivamente, a las fotografías de moda de los años 50 y a los grandes temas de la pintura clásica).

La técnica empleada es la misma tanto para la ilustración como para la pintura: el acrílico, cambiando únicamente el soporte, el papel en el primer caso y el lienzo en el segundo. Igualmente, Fernando Vicente trabaja siempre de pie, frente a un gran caballete, incluso en el caso de la ilustración. El uso del ordenador se limita, cuando es necesario, únicamente al acabado final: tipografías, aplicación de colores de fondo o collages.

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

“Me gustaría recomendar Fábulas irónicas de Juan Eduardo Zúñiga, editado por Nórdica Libros y casualmente ilustrado por mí. Digo casualmente porque creo que lo recomendaría igual si no llevase mis dibujos.

Es un libro bello y necesario en el que Zúñiga ha recopilado una serie de cuentos ejemplares tabulados desde anécdotas reales de la historia.

Además creo que es necesario, porque se trata a sus 100 años del único autor vivo de su generación. Una joya de nuestras letras, una joya de libro”.