Inicio > Libros > Narrativa > Balzac: el novelista de los novelistas

Balzac: el novelista de los novelistas

Balzac: el novelista de los novelistas

La Comedia humana, de Honoré de Balzac, es un proyecto editorial de hondo calado y ambicioso en el sentido más riguroso de la palabra. Hermida Editores nace bajo su estela, no sólo por el valor que esa novela de novelas tiene en las letras universales, sino porque da nombre a una editorial española que, en medio de un maremágnum de novedades inagotable e infinito, edita clásicos del siglo XIX y XX, apelando a un lector exigente que ha superado la tiranía de la categoría estética de lo novedoso.

Se entrega ahora a las librerías el tomo 12 de los 17 programados que componen la edición completa, y la elogiada traducción de Aurelio Garzón del Camino sirve como vehículo para poder disfrutar del ciclo. Aurelio fue un traductor español emigrado a México, uno de los más prolíficos, y uno de los que mejor han conocido la lengua española. Jordi Llovet, tras la publicación del primer tomo, nos regala estas palabras:

«Un servidor no cree equivocarse si dice a los lectores que Hermida y Aurelio Garzón nos van dando un Balzac estilísticamente mejorado, sin falsear ni inventarse nada… Hermida Editores va llevando a las librerías del país una nueva traducción, más extensa que ninguna de las que había, que merece todas las alabanzas».

"Henry James añadió que Balzac fue el primero en hacer que las cosas y los personajes hablaran y significaran, pues su genio arrojaba sombra sobre cualquier cosa"

Este ciclo novelístico, que cuenta casi con 90 obras, entre las que se incluyen tanto novelas como cuentos, ha sido fuente de inspiración de algunos de los escritores más admirados de hoy y de siempre. Stefan Zweig debió de leer gran parte del ciclo cuando contaba con veinticinco años, así que uno de sus primeros libros, que publicó en 1908, se centraría en una biografía de Balzac junto a extractos de La Comedia humana, y más adelante le dedicaría el que consideraba su trabajo más importante. Unas horas antes de suicidarse en Brasil le escribió a su exmujer: «No podré terminar Balzac, mi obra principal». Fue su escritor de cabecera, y consideraba que cualquier lector que se asomara a sus páginas encontraría «un ardor de éxtasis que puede servir de espejo a su pasión», una obra que «encierra una época, un mundo y una generación” y “arranca de un tirón lo esencial de lo secundario, explotando con dinamita las minas de la vida para poner al sol sus vetas de oro».

Las novelas de Balzac están escritas en una prosa envolvente, fluida, llena de detalles y de una sensualidad descarada. Su riqueza descriptiva enfatiza el realismo de las historias de sus personajes, así como su habilidad para hacer entrar en escena el carácter de sus personajes y sus secretos más ominosos, lo convierten al mismo tiempo en el padre de la moderna novela decimonónica, precedente de Marcel Proust. Henry James añadió que Balzac fue el primero en hacer que las cosas y los personajes hablaran y significaran, pues su genio arrojaba sombra sobre cualquier cosa.

"También en esta Gran novela nuestras generaciones actuales pueden ver reflejados sus problemas cotidianos"

Su genio estaba separado de este mundo y vivía en el de los sentimientos y de las acciones de sus personajes, a los que insuflaba una vida propia que daba una continuidad en el tiempo: unos personajes de una novela pueden aparecer en otra, y el tiempo se convierte en algo objetivo dentro de la novela, dibujando un asombroso universo intersubjetivo de personajes imaginarios. Son famosas las anécdotas con amigos y gente que pasaba por su casa, siempre concurrida, en las que Balzac compartía su alegría por la boda de una de sus personajes, o lloraba a lágrima viva anunciando la muerte de otro personaje.

Debido a la exuberancia de sus formas y al tamaño de su obra, se le ha llamado el novelista de los novelistas. Es muy difícil que alguien pueda superar esa energía creadora estilísticamente eficaz que contiene en su fondo la sensibilidad que solo Balzac es capaz de dar a sus más de tres mil personajes. En esta obra antes o después aparecerán relatadas las experiencias propias, pero en boca y acción de algunos de sus personajes. Lo que contiene esta obra es en esencia la vida misma como la nuestra, pero en un escenario magnífico como la Francia del siglo XIX.

Se dice que no se puede considerar un gran lector a quien no haya leído La Comedia humana, así que su lectura se convierte en un asunto irreemplazable. También en esta gran novela nuestras generaciones actuales pueden ver reflejados sus problemas cotidianos.

"La edición que publica en Hermida sigue la edición canónica de Charles Furne y estará concluida de aquí a dos años aproximadamente"

Otra de las grandes ventajas que ofrece este conjunto de obras es que la lectura no ha de hacerse necesariamente en el orden establecido por sus editores, puesto que las obras no siguen un orden cronológico ni estructural. Uno puede acercarse desde cualquier obra o tomo e irá viendo cómo desfilan los personajes comunes a lo largo de la obra. Tal baño sorprendente de realidad supone su lectura que los personajes aparecen y desaparecen de nuestras vidas como en la vida real, para hacerlos reaparecer en el momento más inesperado. Es Balzac un dios sobre el papel, creador de un mundo similar al nuestro, pero más rico por ser más completo, más lleno de sensualidad.

La historia editorial de las novelas de Balzac que componen este ciclo es casi secreta. La edición que publica en Hermida sigue la edición canónica de Charles Furne y estará concluida de aquí a dos años aproximadamente, para el disfrute de los lectores que nos acompañen en esta empresa literaria.

—————————————

Autor: Honoré de Balzac. Título: La Comedia humana. Volumen XII. Editorial: Hermida Editores. Venta: Todos tus libros, Amazon y Casa del Libro.

4.6/5 (14 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)