Batalla de Kosovo

El 15 de junio de 1389 tuvo lugar la Batalla de Kosovo, entre serbios y otomanos, en el Campo de los Mirlos, a unos pocos kilómetros de Pristina. Pese a la victoria turca, este enfrentamiento bélico se convirtió en el gran referente histórico de Yugoslavia, el suceso sobe el que se construyó su identidad nacional.

Cómo fue la Batalla de Kosovo

"Soldados valacos, polacos, húngaros y bosnios se unieron al contingente serbio para luchar en el campo de batalla contra los temidos jenízaros"

Lazar Hrebeljanović es un personaje legendario en el ideario serbio. Conocido como zar Lazar, este príncipe gobernó —autoproclamado como sucesor de dinastía Nemanjić, que había ostentado el poder durante dos siglos— en el territorio conocido como la Serbia del Morava. La gran amenaza a su poder eran las fuerzas otomanas, a las cuales había derrotado en la Batalla de Pločnik. Pero el ejército turco, liderado por Murad I, en lugar de retirarse realizó un movimiento de repliegue de sus efectivos hacia Bulgaria, desde donde regresó para dirigirse hasta su gran objetivo, Kosovo, el enclave que le podía permitir dominar los Balcanes. Soldados valacos, polacos, húngaros y bosnios se unieron al contingente serbio para luchar en el campo de batalla contra los temidos jenízaros.

"Seiscientos años después, la Batalla de Kosovo se convirtió en un referente patriótico reivindicado por Slobodan Milošević"

Pese a la suma de nuevos efectivos, las tropas de Lazar estaban en inferioridad numérica con respecto a las de Murad I, que sumaba un total de 40.000 combatientes, el doble de los cristianos. Según la tradición serbia, la caballería de Lazar fue la encargada de comenzar la batalla. Pero su ventaja inicial quedó contrarrestada con la gran resistencia de los arqueros turcos. La huida del bosnio Branković —a quien los poemas serbios tratan de traidor— dejó a Lazar a merced de su enemigo; el príncipe fue capturado y ejecutado. El sultán también perdió la vida en el Campo de los Mirlos. Aunque el resultado final de la Batalla de Kosovo se puede interpretar como incierto, lo que que ocurrió posteriormente dio a los turcos como vencedores, consiguiendo que Serbia se convirtiese en un estado vasallo, al reconocer su poder el heredero de Lazar y la mayoría de los nobles serbios. Seiscientos años después, la Batalla de Kosovo se convirtió en un referente patriótico reivindicado por Slobodan Milošević, en el momento de la desintegración de Yugoslavia y de las diferentes guerras balcánicas que tuvieron lugar durante la década de los años noventa.

Otras efemérides históricas del 15 de junio

El día 15 de junio de 1215 el rey Juan Sin Tierra firmó la Carta Magna, con la que se sometía a las reclamaciones de la nobleza del país. Posteriormente decidió romper el acuerdo y saqueó Inglaterra con mercenarios traídos desde Francia.

El día 15 de junio de 1813 Simón Bolívar firmó el decreto de Guerra a Muerte en Trujillo, Venezuela.

El día 15 de junio de 1826 el sultán otomano Mahmut II decidió acabar con el cuerpo de élite de los jenízaros, matando a 4.000 de estos soldados.

El día 15 de junio de 1977 tuvieron lugar las primeras elecciones de la democracia en España después de la dictadura franquista.

5/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios