Inicio > Libros > Narrativa > Cambio, verdad y memoria
Cambio, verdad y memoria

Con cinco letras: coloso creado a partir de arcilla y salvador del pueblo judío que no cobraba vida hasta que alguien escribía sobre su frente la palabra «emet», «verdad» en hebreo. ¿Lo adivinan? El gólem (1915) no solo es un primo no tan lejano del monstruo de Frankenstein nacido de Mary Shelley casi un siglo atrás, sino también una de las novelas clave del género fantástico. Su figura central le granjeó inmediata popularidad a un debutante Gustav Meyrink (1868-1932), y se hizo merecedora de varias adaptaciones a la gran pantalla —entre ellas, las tres de Paul Wegener— que ayudarán a refrescar la memoria cinéfila. Lo que no adivinarán —ni ustedes ni yo, ni el enigmático Meyrink ni tan siquiera el rabino Judah Loew que invocaba a la criatura en la ficción— es cuál es esa verdad capaz de animar lo inanimado. ¿La verdad de Yavé? ¿La de Dios, Alá o Buda? ¿La verdad de la ciencia? ¿Quedan verdades universales o, una vez más, Nietzsche gana la partida?

Isaac Bashevis Singer (1904-1991) —premio Nobel y admirador de la obra de Meyrink hasta el punto de escribir su propia versión— fue un prolífico creador de verdades. Porque eso y no otra cosa es Una ventana al mundo y otros relatos (Nórdica, 2022), antología breve que reúne seis cuentos exquisitos en los que el escritor polaco aborda el profundo cambio social acaecido en el seno de las comunidades judías tras la Segunda Guerra Mundial, la alargada sombra del estalinismo, las consecuencias del nazismo y el choque de la tradición semítica con la avasalladora cultura estadounidense.

Tirando de experiencias autobiográficas y de un vasto conocimiento de la naturaleza humana, el que sin duda es uno de los nombres ineludibles de la literatura universal en lengua yidis describe personajes melancólicos, descreídos o en inexorable proceso de descreimiento, hijos de otra época que ven pasar el nuevo y brillante mundo de forma vertiginosa ante sus ojos y a los que —como gólems torpones y entrañables— apenas les quedan fuerzas para soltar un improperio o rezar una oración silenciosa de dudosa efectividad.

"No es novedad que la prosa de Isaac Bashevis Singer suele destacar por su encanto y humor fino, por su tristeza inherente, por poseer el sabor de los clásicos"

Y qué placer lector conocer a camaradas como el protagonista involuntario del primer cuento, creyente acérrimo en la causa soviética con más de un motivo —pasado y presente— para no conciliar el sueño por las noches. Hay más razones, claro está, para no poder dormir, como las de una rica octogenaria —cuatro veces viuda y tres divorciada— en un acaramelado romance de senectud que le dejará muchos menos recuerdos de lo previsto. Es también revelador el duelo moral entre dos inmigrantes en suelo norteamericano contrariado el primero por la presencia del segundo como huésped en su propia casa con actitudes contrapuestas acerca de cómo afrontar la desconcertante realidad de posguerra sin renunciar al legado hebreo, o todo lo contrario. En otro texto, uno de los más bellos del conjunto, nos topamos con un anciano que bien podría haberse escapado de los estrictos núcleos jasídicos de Unorthodox (2020), y que, ante el final de la vida que representan las generaciones venideras, se refugia en la pureza espiritual de los textos sagrados. El relato que da nombre al volumen es un delicioso juego de escritores con un toque romántico, un retrato del inocente «provincianismo literario» ante los flashes deslumbrantes de lo global, y una breve crónica del duro aterrizaje en la madurez. Y la socarronería se configura como respuesta más que cabal a las cicatrices de una memoria —la del pueblo judío— amputada por el Holocausto y capitidisminuida por la Rusia de Stalin, todo ello en los labios de un simbólico individuo que dice emular al santo Job.

No es novedad que la prosa de Isaac Bashevis Singer suele destacar por su encanto y humor fino, por su tristeza inherente, por poseer el sabor de los clásicos. Y esta selección de textos en cuidada edición de Nórdica viene a dar fe de ello; seis relatos que son dignas creaciones de su maestro, pequeños gólems de papel diseñados para dejar poso sin dejar de divertir y que, como el despertar del vetusto monstruo de Praga cada treinta y tres años, seguirán en nuestra estantería hasta la próxima relectura. Y les prometo que la mía será mucho, mucho antes.

————————

Autor: Isaac Bashevis Singer. Título: Una ventana al mundo y otros relatos. Editorial: Nórdica. Traductor: Andrés Catalán. Venta: Todostuslibros, Fnac, Casa del Libro, Amazon.

5/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios