Inicio > Poesía > Cinco poemas de Clara Chacón

Cinco poemas de Clara Chacón

Cinco poemas de Clara Chacón

Estos cinco poemas de Clara Chacón pertenecen al poemario Cicatrices en fase lunar, “un recorrido”, explica la autora, “sobre el ciclo de mí misma como mujer en diferentes estados, desde la apertura del corazón herido hasta la sanación y aceptación del dolor”.

Clara Chacón, aun siendo amante de todas las disciplinas artísticas, ha orientado su carrera profesional a la interpretación.Terminó sus estudios en el Laboratorio teatral de William Layton en 2014 y desde entonces ha trabajado en teatro, cine y televisión. La hemos visto en el Matadero de Madrid con Las Cervantas, de Inma Chacón y José Ramón Fernández, dirigida por Fernando Soto, o Mirror Mirror a la orden de Miguel Alcantud. En cine la podemos ver en Bajo el mismo techo, de Juana Macías, y en televisión en Hospital Valle Norte, en TVE1, entre otras. 

PALABRAS 

Quiero llenarte de palabras.
Palabras sucias. Palabras limpias.
Quiero llenarte hasta que estés completamente
exhausto  de mí.

En el interior de tu cajita,
donde se ahuecan y acomodan las palabras que elijo regalarte,
hay palabras tan puras que son impronunciables.

Palabras que llegan desde la mirada hasta adentro,
sin saber ni siquiera decirlas.

La lengua se me enreda con la tuya y no consigo hablar.
Te beso,
la caja de palabras se mantiene intacta en tu pecho.

LABERINTO

Muéstrame el camino que hay hasta el laberinto.
Sólo quiero entrar para despreocuparme del que existe ahí afuera.
Quiero entrar en él para volverme loca,
para sentir que estoy perdida,
más que antes,
y volver a encontrarme por mis propios pasos.

Muéstrame dónde puedo alquilar unas alas,
las mías están rotas y aún me queda tiempo para repararlas.

Muéstrame el sendero que existe entre tu tierra y la mía, dónde se cruzaron para no volver a encontrarse,
dónde fue el punto en el que se volvieron completamente paralelas.
Déjame entrar para perderme,
sola,
sin necesitarte para salir de mis ramas descuidadas.

QUEDAOS EN MI BOCA

Equivocarse fue mi mejor aliento
Lo prohibido me dio tanta felicidad que no cabe en el horizonte de los que miran.
Me apretaban las tripas las voces de los otros
Pero tenía el presente en mis manos.
Mi presente es ahora.

Miradme, sí.
Mirad como se enreda mi pelo en mis ideas, en las ideas que no son vuestras.
Y perdeos entre mi boca,
que habla limpio
sin juicios

PROMESAS

Prometer no cabe en la boca de cualquiera.
En las bocas limpias, puras.
La promesa se convierte en desconfianza,
¿Hace falta firmar los labios para creer en alguien?
no hagamos más juramentos,
la verdad nos hace eternos.

MONSTRUA

Deja salir al monstruo,
tu parte salvaje también es muy bonita.
Deja que se exprese tu animal,
lo primario,
la tierra,
coge tu centro y grita,
muévete, baila,
rómpelo con rabia
y sonríe,
eres libre.

Permítete estar con la ira que envuelve tu momento.
Momento en el que tienes que aparentar ser bonita.
Y vuela,
moviendo tus alas con fuerza,
como el animal salvaje que encerraste con tu saber estar.
A los ojos de los demás serás la furia,
para ti eres la creatividad y la expresión.

4.1/5 (68 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)