Inicio > Poesía > Cinco poemas de «Trabajos de ser sólo hierba», de Miguel Ángel Curiel

Cinco poemas de «Trabajos de ser sólo hierba», de Miguel Ángel Curiel

Cinco poemas de «Trabajos de ser sólo hierba», de Miguel Ángel Curiel

En este nuevo poemario inédito que publica la editorial Los Libros del Mississippi habita un mundo espiritual oculto y compartido, cuyas propiedades no son desvelables. Quien conoce el misterio ya no puede sanar con él”. La palabra poética da la dimensión de lo real pero también el silencio, la veladura, el estar perdido, tanto el sujeto como las cosas. El oído y la vista vendrían a construir la mirada: lo que recae sobre uno mismo y que afirma, al señalarla, la propia existencia, y la que uno pone en lo demás para que no se esfume el deseo. Ahí está la poesía. “Aún lo ácimo del poema, el poema dentro de sí, aún siempre, irreductible, un mensaje que lleva la muerte, lo copio hacia arriba”. Ese mensaje con el que poder ver en el agua el sol frío de hace cien años. Bajo los árboles óyelo. Bajo tantas hojas y sobre las raíces óyelo abajo y arriba, esto mismo, las palabras que lo destruyen.

CINCO POEMAS DE TRABAJOS DE SER SÓLO HIERBA, DE MIGUEL ÁNGEL CURIEL

No puedes

medir

eso que no ves

crecer

y por eso crece más.

Mi poema

era sólo hierba

 

-no lo confundáis con otra cosa-

sólo hierba

 

y como hierba

se seca

arde

y vuelve a salir.

El borboteo

de la muerte.

En Four Darks in Red.

Dios no entiende

lo que digo.

Cañas que se golpean y rozan.

Ninguna se ama,

pero siempre

están juntas.

[Verónica de Binasco]

De ahí surge

un tallo que se dobla.

Un tallo que sale del agua

y se dobla,

si se yergue

será el poema.

               [Taller de escritura]

la nieve

el silencio.

El brillo

es apenas

para lo que dura

una palabra

quemada.

               [Apenas]

Tela de lino

de la

que sale

hierba.

He caminado mucho

con el rostro

hacia

abajo

en busca

de conchas.

                          [Tela]

Tu poema

es una flor

trasplantada

de la memoria

al mañana.

Un sol

que quema

aún

en el ayer.

      [A Antonio Portela]

******

 

Miguel Ángel Curiel (Korbach Valdeck, Alemania, 31 de marzo de 1966), poeta español y autor de culto. En el año 2000 gana el accésit del premio Adonais con el libro El Verano (2001). Desde entonces su obra poética se aparta definitivamente de las tendencias poéticas más dominantes y vigentes en nuestro país, hasta desarrollar una voz original e inusual en la poesía española actual. Miguel Ángel Curiel ha sido becario de la Academia de España en Roma (Beca Valle Inclán para escritores) entre los años 2009 y 2010. Es durante ese periodo en el que comienza a escribir las Luminarias (2012), diarios poéticos en construcción. Entre sus libros destacan El Agua, (poesía 2002-2012), Hacer hielo (Finalista del Premio Nacional de Poesía, 2015) Astillas (2015); El Nadador (Finalista del Premio Nacional de Poesía, 2018), Jaraíz (2018). Miguel Ángel Curiel es un creyente de la poesía. A lo largo de su ya larga trayectoria, que se inició con el accésit al premio Adonáis en los albores del cambio de milenio, la crítica ha destacado de su obra la hondura y también la experiencia liminar entre el Eros y el Thánatos, así como su no amoldamiento a las actuales modas o modos de la poesía española.

—————————————

Autor: Miguel Ángel Curiel. Título: Trabajos de ser sólo hierba. Editorial: Libretos del Mississippi. Venta: Amazon

3.4/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios