Inicio > Libros > Narrativa > De porro y fariña

De porro y fariña

De porro y fariña

Nunca he negado que consumo cannabis. Pienso que no puede ser malo algo que despierta el apetito, te entrega a los placeres del sueño y activa la libido. Por estas y otras razones fumo porros.

Hago esta declaración para contar que, cuando tomé la decisión de largarme de Madrid,  y antes de instalarme en la playa de Cádiz, donde ahora habito, me fui a Galicia, donde estuve viviendo algo más de un año. Oliñas veñen, oliñas veñen, oliñas veñen y vaan…

El jachís que llevaba se acabó pronto, y pronto tuve que buscarme la vida para fumar. Fue cuando me sorprendió la calidad que se vendía en Galicia. Era un polen de humo dulzón, del que entra alegre en los pulmones. Buena mandanga, y cosa difícil de encontrar en Madrid, donde te pasaban apaleado, pésima calidad, por el mismo precio. Eso sin descontar el tiempo que se perdía esperando al camello que, por darse importancia, tardaba más de lo necesario. A diferencia de Madrid, los que se dedican al trapi en Galicia suelen ser más serios y puntuales.

"Entonces vino el relámpago a recordarme que tenía muchos apuntes de aquella estancia en tierras de niebla"

Pasaron los años, tantos que perdí la cuenta, y, llegando el otro día, leí un libro que me voló la cabeza. Se trataba de Fariña, escrito por el periodista Nacho Carretero, un excelente reportaje acerca del narcotráfico en la costa gallega. Cuando lo leí, supe que la calidad de aquel jachís que en su día fumé en Galicia no era resultado de la casualidad, sino de una estructura comercial arraigada en la zona. La seriedad de los gallegos a la hora de hacer negocios es notable. Por eso, utilizando las mismas líneas de distribución del tabaco de contrabando, el jachís se movía desde Marruecos. De igual manera la coca, la fariña, se movía desde Colombia. La incógnita de la calidad de aquella mandanga que había fumado en Galicia quedaría despejada para siempre gracias al buen trabajo, ya digo, de Nacho Carretero.

Entonces vino el relámpago a recordarme que tenía muchos apuntes de aquella estancia en tierras de niebla y cuyos paisajes bien se pueden identificar con la literatura gótica de raíz más negra. Así que busqué las libretas de mi época en Galicia y me encontré con Andrés Bouza, un personaje áspero que surca las aguas fronterizas de la costa gallega. Y lo hace enfrentándose a un destino al que no puede dar la espalda.

Y con Andrés Bouza como hilo conductor, arranqué a contar esta historia violenta y cruda, donde el narcotráfico aparece de fondo. Una historia que ya no me pertenece, pues ahora es de ustedes. Espero que la disfruten tanto como yo voy a disfrutar el porro que me voy a fumar en breves.

¡Salud y libertad!

————————

 Autor: Montero Glez. TítuloCarne de sirena. Editorial: Temas de Hoy. Venta: Todostuslibros.

4.4/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios