Inicio > Libros > No ficción > El libro que duele

El libro que duele

El libro que duele

No sé si recuerdan la última vez que acudieron a su médico para recibir una vacuna. Hay una frase que se suele repetir bastante antes de ese momento tan hipocondriacamente doloroso: “Esto te va a doler un poco”. Quizás esa tendría que ser la advertencia que Turner debiera grabar en el cintillo de Mediocracia, el último libro de Alain Deneault. Y es que lo que el filósofo y escritor canadiense realiza en esta obra, con mucha inteligencia y unas enormes dosis de empatía social, es una enumeración y descripción de ámbitos en los que la mediocridad ha tomado el control. En una primera aproximación se podría pensar que, no siendo parte de esa mediocridad, este libro nos será inocuo. Pero Deneault desmonta rápidamente esa posibilidad. La dura y reconocible realidad de las situaciones que plantea el autor es tal que el lector solo podrá reconocerse como víctima o como verdugo. Y ambas opciones son, al igual que nuestra última vacuna, dolorosas, pero a diferencia de ella, carentes de aprensión.

"Los únicos favorecidos son los mediocres en un sistema en el que se adula la arbitrariedad como única posibilidad de mejora"

Desde el mundo académico, donde señala que las investigaciones ya no constituyen un faro intelectual para la sociedad, hasta las tendencias económicas actuales, que se nos presentan como el acicate más efectivo en la regresión del Estado social, la obra analiza realidades donde se ha perdido esa búsqueda de altura intelectual, que tanto se admiró durante la Ilustración.

Y ante las situaciones que controlan los mediocres, Deneault nos habla de los que “les siguen el juego”, es decir, los que aun siendo conscientes de que podrían estar alimentando la mediocridad continúan tomando parte de ese círculo vicioso en el que los únicos favorecidos son los mediocres. Un sistema en el que se adula la arbitrariedad como única posibilidad de mejora, cuando el talento no existe.

"La aportación más interesante que realiza este profesor de la Universidad de Montreal es la idea de la construcción de ciudadanos mediocres"

Pero quizás la aportación más interesante que realiza este profesor de la Universidad de Montreal es la idea de la construcción de ciudadanos mediocres. Es decir, el premio a aquellas personas que no se salen de la línea, que no destacan ni por arriba ni por abajo, que no llaman la atención, que continúan el camino marcado, que pierden su criterio propio y se dejan llevar. El conformismo como bandera. La muerte social del pensamiento como himno.

En una ocasión Borges dijo entre un grupo de amigos: “Todos caminamos hacia el anonimato, solo que los mediocres llegan un poco antes”. A la luz de este Mediocracia puede que efectivamente lleguen antes al anonimato, pero también encuentran hoy un acomodo perfecto en esta sociedad, a la que tanta falta hacen vacunas como la de Deneault.

————————

Autor: Alain Deneault. TítuloMediocraciaEditorial: Turner. Venta: Amazon, Casa del Libro y Fnac

4.7/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)