Inicio > Libros > No ficción > ¿Es el Todo, todo?

¿Es el Todo, todo?

¿Es el Todo, todo?

Reza Aslan, especialista en la historia de las religiones, profesor de la Universidad de California, en su último libro Dios, una historia humana ofrece un enfoque personal sobre la idea de Dios en las tres religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Su reflexión se centra, por un lado, en las preguntas esenciales, las contradicciones sin resolver sobre la idea de Dios en estas corrientes religiosas, y por otro hace un relato personal e íntimo acerca de sus propias creencias. Es esta incursión, de algún modo valiente, lo que añade interés a sus tesis.

No cuestiona la emoción en torno a Dios, no se trata de preguntarse sobre su existencia o no. La misma pregunta sobre su ser es lugar, ser, en el pensamiento. Dios forma parte esencial de la civilización occidental. Como señala este profesor estadounidense de origen iraní en una entrevista al periódico El País realizada por Ricardo de Querol:

“No me interesa la pregunta de si existe o no existe Dios, que es imposible de responder. La pregunta que me ha llevado a escribir este libro es qué se quiere decir cuando se dice la palabra «Dios». Esa es una palabra casi universal. Y cada uno entiende algo muy diferente”.

"Tanto el cristianismo como el islam parten de esa idea del Dios único. Según dice, ni Jesús ni Mahoma quieren crear nuevas religiones"

Si bien señala que no le interesa si existe o no, en su desarrollo hay una propuesta que sí da respuesta. Pero eso sucede al final del libro. En los primeros capítulos indaga sobre el cuándo y el cómo. También sobre la función de Dios. Desmitifica la idea de la creencia como necesidad de supervivencia, de una idea que aparece para cumplir una función. La idea de Dios es un descubrimiento, una respuesta ante una interrogación del hombre solo en un mundo intangible. La revelación de un solo Dios rompe con la idea de otros dioses que combaten entre sí tal como se entendía en la antigüedad. El Dios judío es un Dios que existe y hace no existir a los otros. En un mundo de competencia de dioses, un Dios único es una revolución, trascendencia del diálogo, descubrimiento que revela que si hay un solo Dios hay una humanidad única. Hombres iguales. Un idea que transforma la idea del otro. Tanto el cristianismo como el islam parten de esa idea del Dios único. Según dice, ni Jesús ni Mahoma quieren crear nuevas religiones. Jesús y la Trinidad contradicen de algún modo esa unidad de Dios y Mahoma, que trae de nuevo la idea de un solo Dios que identifica con Yaveh, entra en conflicto con el mundo árabe de su entorno. Pero de algún modo descubre un mensaje nuevo. Sin embargo, como señala, el sufismo llega al punto final del «experimento monoteísta”: Dios es todo lo que existe. “Alcancé esta revelación tras mi largo y, confieso, tortuoso viaje espiritual”. En su conclusión descubre su idea acerca de ese todo que es Dios.

Pero mientras, el filósofo Franz Rosenzweig pone el foco en el miedo existencial:

“Por la muerte, por el miedo a la muerte empieza el conocimiento de todo. Ese miedo que lleva al hombre al pensamiento, a la búsqueda de respuestas: la filosofía asume la responsabilidad de deshacerse del miedo a las cosas terrenales, de robar a la muerte su aguijón venenoso».

"Y si yo soy Dios, tú eres Dios; si nosotros somos Dios, de nuevo somos unidad"

Aguijón venenoso que se oculta y trae el diálogo con lo trascendente. Para Reza Aslan, tras su viaje espiritual, viene de una familia que llega a Estados Unidos huyendo de la revolución de Jomeini. Musulmán chií de niño, se convierte al cristianismo en la adolescencia y vuelve al islam suní, es en el panteísmo donde encuentra la respuesta, por ahora, que da sentido. Sentido es en definitiva lo que uno busca en Dios.

Se define como panteísta.

“El panteísmo es la negativa a aceptar una distinción entre el creador y la creación; es la creencia de que Dios es todas las cosas y todas las cosas son Dios”.

Es una explicación actual que conecta bien con las necesidades de nuestro tiempo, con los movimientos de salvación del planeta y la necesaria visión en una humanidad que rompa el enfrentamiento, una vuelta a la mirada del hermano y no del enemigo.

“Creed en Dios o no. Definidlo como queráis (…). No temáis a Dios. Vosotros sois Dios.”

Y si yo soy Dios, tú eres Dios; si nosotros somos Dios, de nuevo somos unidad. Responsables de ser y cuidar al Dios, lo sagrado, que somos.

—————————————

Autor: Reza Aslan. Título: Dios, Una historia humana. Editorial: Taurus. Venta: Amazon, Fnac y Casa del Libro

3/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)