Inicio > Libros > No ficción > Existencialistas

Existencialistas

Existencialistas

El existencialismo es una corriente de pensamiento muy socorrida, que siempre ha dado bastante juego incluso —o especialmente— en ámbitos no filosóficos. Cuando oímos la palabra existencialista nos viene a la cabeza Juliette Gréco con su media melena o como mucho Camus o Sartre en el Café de Flore, pero difícilmente Heidegger arrastrando los pies en la Selva Negra… puede que por eso, para ciertos tratadistas solemnes, el existencialismo como sistema esté bajo sospecha y, en el fondo, no pasaría de ser una versión ligera y chic de la fenomenología.

Aunque precisamente en esa vis popular quizá resida su mayor encanto. Algunos —entre los que se encuentra quien esto escribe— apreciamos la atractiva alineación del existencialismo con los principales postulados de las escuelas helenísticas, esas que inventaron la filosofía práctica; la que, según la sentencia de Epicuro, solo tiene sentido si ayuda a vivir mejor. Y es que poco más espacio le está quedando a la filosofía en estos tiempos donde la ciencia —una rama de la filosofía, o viceversa— le ha tomado el relevo en cuanto a la nunca concluida tarea de entender la realidad; una labor, por cierto, más necesitada de formulación cuántica que de argumenta ad verecundia.

"¿Estamos, entonces, ante uno de esos libros de autoayuda que, por puro sentido del marketing, se intentan rodear de un aura filosófica?"

Esta no es la primera versión en castellano de una obra de Gary Cox, especialista en Sartre y probado divulgador y profeta tardío del existencialismo. Ya se había publicado Cómo ser un existencialista (Ariel, 2011), uno de esos títulos del tipo how-to-be a los que este autor, según su bibliografía inglesa, es muy aficionado. En principio, todo esto no nos suena nada bien… ¿Estamos, entonces, ante uno de esos libros de autoayuda que, por puro sentido del marketing, se intentan rodear de un aura filosófica, aunque ésta no vaya más allá de los créditos de la cubierta? Ciertamente, no. Lo trivial aquí está circunscrito a los títulos y a determinadas concesiones de estilo para hacerlo menos áspero, más empático o, como se dice ahora, cercano (signifique esto lo que signifique). Pero, por lo demás, esta Guía… es una obra de divulgación consistente, bien trabajada en términos generales, que presupone un lector formado —aunque no necesariamente especialista— con ganas de bucear en uno de los sistemas filosóficos más reconocibles y peculiares de los últimos cien años.

El libro carece de una introducción general o presentación que nos sitúe en el contexto social y cultural en que surgió el existencialismo, y quizá no hubiera estado de más. Cumple relativamente ese papel el primero de los veinte apartados en que se divide la obra; todos ellos con títulos escuetos como La nada, Los otros, La contingencia y el absurdo… que a veces enmascaran un contenido no tan sencillo de etiquetar. En general, esta organización a base de secciones cortas, de menos de diez páginas cada una, es funcional al propósito de lo que, al fin y al cabo, no deja de ser una guía, y facilita su manejo.

"Uno se acaba por acostumbrar a este absurdo lenguaje confianzudo con que el autor se empeña en obsequiarnos"

Pero volvamos al capítulo inicial, titulado Los existencialistas y el existencialismo que, como indicábamos, hace de introducción. Pero, ¿qué narices es el existencialismo?, se pregunta el autor —suponemos que por cuenta nuestra— en ese casual style del que arriba les habíamos advertido. Y se responde: Básicamente, se trata de un amplio movimiento intelectual desarrollado en los siglos XIX y XX por diversos filósofos, psicólogos, novelistas, dramaturgos y demás cerebritos de la Europa continental que sigue teniendo repercusión en la actualidad. En este punto, con lo de los cerebritos, el desprevenido lector estará a pique de abandonar, pero hay que animarse: uno se acaba por acostumbrar a este absurdo lenguaje confianzudo con que el autor se empeña en obsequiarnos, y hasta deja de notarlo según va avanzando entre los arcanos del texto. Unas pocas líneas más adelante encontrará párrafos bien trazados que le reconciliarán con el libro, y cuando vuelva la última página —si lo ha leído en su orden, lo cual no es necesario— tendrá una suficiente idea de lo que es el existencialismo en cuanto a sistema de pensamiento, entenderá los nuevos conceptos que ha aportado al acervo filosófico y también, todo hay que decirlo, echará de menos la ambientación, inseparable del movimiento, que aquí se obvia: una ciudad —París— y unos tiempos —recién concluida la Segunda Guerra Mundial— creativos y vitales, donde literatura, arte y filosofía andaban, para bien, bastante revueltas.

—————————

Autor: Gary Cox. Título: Guía existencialista para la muerte, el universo y la nada. Editorial: Alianza Editorial. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.3/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)