Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Expulsión de los moriscos de Andalucía

Expulsión de los moriscos de Andalucía

Expulsión de los moriscos de Andalucía

El 12 de enero de 1610 comenzó la expulsión de los moriscos de Andalucía ordenada por el rey Felipe III en toda España, que comenzó en 1609 y se completó en 1613. Durante este proceso fueron desterradas más de 300.000 personas.

¿Quiénes eran los moriscos?

"La Rebelión de las Alpujarras duró más de dos años. Juan de Austria —el hermano bastardo del monarca español— consiguió sofocarla"

Se conoce por moriscos a los descendientes de los musulmanes que vivieron en España durante más de ocho siglos. Desde que en 1492 los Reyes Católicos y Boabdil acordasen la entrada de los monarcas en el último reino nazarí que quedaba en la península, comenzaron los problemas para asimilar a la población musulmana de estas zonas. Aunque los términos iniciales de las capitulaciones eran favorables para la población de Granada y el resto de territorios —se respetaban sus derechos a seguir viviendo en el país y se les permitía continuar con sus costumbres y su religión—, el cardenal Cisneros incumplió su parte y comenzó su persecución, que duró más de un siglo. La primera medida fue intentar obligarles al bautismo y prohibir sus vestimentas y su lengua. Al principio de su reinado, Carlos I estableció una tregua y suspendió temporalmente estas acciones a cambio de donativos. Pero cuando llegó al trono su hijo, Felipe II, imbuido por el espíritu de la Contrarreforma, fulminó los pactos que permitían la convivencia y se fijó como objetivo acabar con los musulmanes. Los moriscos se rebelaron el día de Navidad de 1568. La Rebelión de las Alpujarras duró más de dos años. Juan de Austria —el hermano bastardo del monarca español— consiguió sofocarla y se produjo entonces una reubicación de 80.000 moriscos granadinos por el resto de la nación.

¿Por qué se expulsó a los moriscos de España?

"El duque de Lerma ideó el plan perfecto: los nobles perjudicados se quedarían con los bienes expropiados a los moriscos como indemnización"

Felipe II, después de la deportación de los moriscos sublevados a Castilla y Galicia, decidió que el problema estaba resuelto y evitó profundizar en la purga, como le pedían algunos de sus consejeros. Pero para su hijo esta situación no era suficiente; él quería sacarlos a todos del país. Al principio su valido, el duque de Lerma, no era partidario de esta decisión —tenía importantes negocios con los moriscos—, pero cuando el rey prometió compensaciones para los españoles que mantuviesen relaciones comerciales con esta población, Francisco de Sandoval y Rojas se convirtió en el gran defensor de la deportación masiva. El duque de Lerma ideó el plan perfecto: los nobles perjudicados se quedarían con los bienes expropiados a los moriscos como indemnización. Comenzó entonces una campaña de descrédito contra los moriscos, a los que se acusó de conspirar con los franceses y de ser una quinta columna del temido imperio otomano. Se inició en Valencia en 1609 lo que el Cardenal Richelieu llamó «el acto más bárbaro de la historia del hombre». Andalucía fue el siguiente lugar donde se obligó a huir a los moriscos. Después ocurrió lo mismo en Aragón y el resto de territorios españoles. Las consecuencias para el reino fueron desastrosas, por la pérdida mano de obra fundamental para cultivar los campos de regadío y de un volumen importante de tributos. Turquía y el norte de África fueron los destinos de estos 300.000 moriscos.

Duque de Lerma

Otras efemérides históricas del 12 de enero

El día 12 de enero de 1072 Sancho II fue coronado rey de León.

El día 12 de enero de 1230 Jaime I de Aragón conquistó la isla de Mallorca.

El día 12 de enero de 1848 los independentistas se levantaron en Palermo contra los Borbones, gobernantes del Reino de las dos Sicilias.

El día 12 de enero de 1946 la ONU creó el Consejo de Seguridad.

4.5/5 (16 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios