Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Recaredo se convierte al catolicismo

Recaredo se convierte al catolicismo

Recaredo se convierte al catolicismo

El 13 de enero de 587, el rey visigodo Recaredo se convirtió al catolicismo, junto con toda su familia, en un acto celebrado en Toledo. Este hecho fue refrendado dos años después en el Concilio celebrado en esta misma ciudad, durante el cual se estableció la renuncia al arrianismo y la oficialidad de la religión católica.

¿Quién fue Recaredo?

A principios del siglo VI, el arrianismo y el cristianismo convivían en la península ibérica gracias al espíritu tolerante de los primeros, que favorecieron esa pluralidad religiosa. Pero este pacto tácito saltó por los aires cuando en el 579 Leovigildo (arriano) y su hijo Hermenegildo (católico) pugnaron por el trono, y utilizaron a sus respectivas religiones como un motivo más de confrontación y división. En 583, Hermenegildo fue apresado y dos años más tarde resultó asesinado en la cárcel de Tarragona.

"Una de sus primeras decisiones fue su conversión, que arrastró al resto de nobles godos y suevos a hacer lo mismo"

Leovigildo —uno de los reyes más importantes de la época visigoda, por la importancia de su legado jurídico y la organización administrativa que realizó del territorio— falleció en 586 y su sucesor fue su hijo Recaredo. No fue elegido como el resto de reyes godos, pero su acceso al trono fue avalado por todos gracias a sus logros militares y su experiencia política. Una de sus primeras decisiones fue su conversión, que arrastró al resto de nobles godos y suevos a hacer lo mismo. La iglesia arriana quedó arrinconada y aunque intentó rebelarse, pronto comprobó que había perdido la batalla. Recaredo utilizó la religión católica para conseguir el sueño de su padre: unir todo el territorio, crear un nexo de unión entre los godos —pueblos germánicos invasores— y los hispanorromanos —habitantes de la Hispania del imperio romano—.

¿Qué era el arrianismo?

"Esta doctrina cristiana, que surge en el siglo III d.C., se basó en las ideas del asceta Arrio"

El arrianismo fue considerado una anomalía desde su creación. Esta doctrina cristiana, que surge en el siglo III d. C., se basó en las ideas del asceta Arrio. Este sacerdote de Alejandría enumeró una serie de teorías sobre la religión cristiana en un momento de división entre las diferentes corrientes. Sus ideas fueron reivindicadas por los homusianos, y pronto su concepción de la relación entre Dios y su hijo —y su negación de la Trinidad— fue sumando seguidores. En el primer concilio de Nicea, en 325, el arrianismo fue declarado una herejía. Pero eso no evitó que posteriormente varios emperadores romanos se adhirieran a esa nueva corriente. El arrianismo encontró cobijo entre los pueblos germánicos, Godos, Vándalos y Ostrogodos los instituyeron como su religión, pese a que en el Concilio de Constantinopla se confirmó que sus doctrinas era heréticas. Durante más de dos siglos arrianismo y cristianismo convivieran sin apenas conflictos en la antigua Hispania. Pero cuando Recaredo abrazó la fe cristiana, el arrianismo no solo fue sustituido como religión oficial, los nobles que siguieron practicándola y los sacerdotes que permanecieron fieles al antiguo credo fueron perseguidos y sus bienes confiscados. Sus libros fueron quemados y en pocos años todos acabaron, como el rey godo, convertidos al cristianismo.

Otras efemérides históricas del 13 de enero

El día 13 de enero de 1129 se reconoció a la Orden del Temple en el Concilio de Troyes.

El día 13 de enero de 1750 se firmó el Tratado de Madrid que estableció las bases del comercio en América para españoles y portugueses.

El día 13 de enero de 1776 George Washington entró victorioso en Nueva York.

El día 13 de enero de 1935 el estado de Sarre decidió en referéndum volver a formar parte de Alemania.

4.2/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
EFD
EFD
5 ddís hace

No se puede contraponer arrianismo y cristianismo, puesto que los arrianos son cristianos.
Los suevos abandonaron el arrianismo mucho antes de Recaredo.