Inicio > Blogs > La lectora de Guermantes > Ibsen redivivo: ¿Quién es el enemigo del pueblo?

Ibsen redivivo: ¿Quién es el enemigo del pueblo?

Ibsen redivivo: ¿Quién es el enemigo del pueblo?

Henrik Ibsen vuelve a las tablas de Madrid. Lo hace con el empuje y la profesionalidad de Álex Rigola. Tras una temporada apabullante (recuerden su Vania —en Teatros del Canal— con Luis Bermejo, Irene Escolar, Ariadna Gil y Gonzalo Cunill), Rigola vuelve a desafiar la convención teatral de la cuarta pared con un texto clásico de Ibsen, Un enemigo del pueblo.

Titulado ahora Un enemigo del pueblo (Ágora), su puesta en escena se convierte en un diálogo con el espectador. Esta versión de Rigola es un reto apremiante al público que desea debatir sobre la libre elección, la democracia y la voluntad. Esta adaptación tiene una escenografía sobria marcada por unos grandes globos de helio. Sobre fondo blanco una única palabra: ÉTICA.

Este “ágora” de Rigola rescata el debate que ya inició Ibsen en 1883: ¿Todo el mundo tiene derecho a votar? ¿Está el pueblo capacitado para gobernarse a sí mismo? ¿Hasta qué punto —políticos, medios— manipulan nuestra voluntad para hacernos creer que votamos libres?

Un debate éste que continua en eco constante en tertulias políticas, televisadas o tuiteadas, en barras de bar y, ahora, en la platea del Pavón Kamikaze. En la fase de creación del montaje Rigola confesó haberse servido del texto Contra la democracia de Jason Brennan.

En Un enemigo del pueblo el doctor Stockman se propone advertir a todo su pueblo del peligro que tiene el balneario local (sus aguas subterráneas) para la salud de todos sus vecinos. Para ello se enfrentará a los altos poderes (puesto que el balneario supone la principal fuente de ingresos del pueblo y su mayor atractivo turístico) y a los intereses de los medios de comunicación locales.

Con anterioridad Enrique Llovet, Carme Portaceli, Gerardo Vera, junto con Juan Mayorga, han realizado adaptaciones de la misma.

La obra está protagonizada por Óscar de la Fuente (que interviene en la película El reino de Sorogoyen) , Francisco Reyes (lo recordarán por Los mariachis y El tratamiento de Pablo Remón y les sonará también de la reciente El reino de Sorogoyen), Irene Escolar (que participó en Vania de Rigola la pasada temporada y en ésta dará vida a uno de los papeles protagonistas de Hermanas, un texto de Pascal Rambert), Nao Albet (que formó parte de El público y de Ivánov de Rigola y que este año ha triunfado dirigiendo Mammón) e Israel Elejalde (que ya participó en la versión de Mayorga de esta obra y que está preparando un nuevo trabajo como director de escena a partir de un texto —La Resistencia— de Lucía Carballal, beca de dramaturgia contemporánea).

La atrevida versión de Rigola comienza y termina con una votación “libre” del público (muchos advierten la manipulación y se dejan llevar hasta sus ultimas consecuencias) convirtiéndose la obra en una reflexión activa sobre el sufragio universal y la falsa (o no) libertad de expresión.

Sobre la pizarra en el escenario varias preguntas sobrevuelan la puesta en escena. ¿Creéis que una compañía debe decir lo que piensa del poder pese a que eso le pueda causar quedarse sin subvenciones? ¿Creéis en la democracia? Tras ese momento de debate inicial la obra se engrosa en profundidad con un texto que interpela y cuestiona continuamente. Los actores se dirigen en todo el momento al público, la cuarta pared está ya destruida y no importa: recibe cada frase como un golpe que desea contestar.

Tras la función resuena en los corrillos el eco del debate, una encarnada crítica a la política y a la corrupción del poder. Una contundente sacudida contra el servilismo de algunos medios de comunicación, un pulso entre lo individual y lo común, el continuo enfrentamiento entre fuerza y razón.

Voting is becoming the theatrical vogue. —Michael Billington

Esta versión de Un enemigo del pueblo podrá verse hasta el 7 de octubre en el teatro Pavón Kamikaze. Después de esa fecha, habrá gira. Se lo digo siempre, no me la perdería.