Inicio > Libros > No ficción > Ícaro y Farinelli

Ícaro y Farinelli

Ícaro y Farinelli

El Real Sitio de San Ildefonso —solemne denominación oficial del municipio segoviano más conocido por propios y ajenos como “La Granja”— es un lugar peculiar, y no lo decimos (solo) por la inusual planimetría barroca de su casco urbano, ni por la antigua Fábrica de Cristales —quizá la mejor reliquia visitable de la muy escasa vocación industrial de nuestro pasado reciente— ni por la tan magnífica como invisible colección de tapices que alberga el Palacio, ni siquiera por los afamados jardines y sus artificios hidráulicos.

Lo verdaderamente original, lo que más nos admira, es que un pueblo de menos de cinco mil habitantes disponga de dos librerías… y no de dos librerías cualesquiera. Ícaro y Farinelli son establecimientos ejemplares, modélicos, que en el quehacer diario hacen honor a sus nombres: como el mítico héroe, vuelan alto, siempre arrostrando el peligro de precipitarse en alguna de las muchas crisis que el negocio del libro va una tras otra empalmando; y tal que el músico, poniendo creatividad e inspiración en el oficio. Así lo demuestra este precioso volumen que, con el título Un paseo matemático por los Jardines de La Granja, han editado conjuntamente.

"Cabe preguntarse si en los últimos tiempos alguna otra institución pública o privada ha hecho por el acervo cultural de La Granja más que Ícaro o Farinelli, Farinelli o Ícaro"

Ahora que la palabra emprendedor se aplica hasta al que pone un puesto de bragas en un mercadillo, ¿qué decir de los que no sólo venden libros, sino que también los publican, uniendo al riesgo del librero también el del editor? Porque es admirable lo que cada una de estas librerías por separado ya ha aportado a la bibliografía granjeña. Ícaro, particularmente, acumula un amplio y sorprendente catálogo propio, donde guías e historia local se mezclan con cuentos, novela y hasta un tratado de entomología. Así, devolvió a las estanterías en forma de facsímil dos títulos señeros de Joaquín María Castellarnau; uno de ellos, la Guía y descripción del Real Sitio de San Ildefonso (indiscutiblemente la mejor y de más sabor que se ha escrito), además de otros, muchos y variados, entre los que nos gusta siempre destacar el impagable servicio prestado a los amantes de la novela popular española, reimprimiendo una obra de culto del género, ya imposible de encontrar: La sombra blanca de Casarás, de Jesús de Aragón.

Farinelli, con menos años, también puede preciarse de haber sacado a la luz dos obras más que meritorias: la Estatuaria de los Jardines de La Granja de San Ildefonso (el título es explícito) y una Toponimia de Valsaín, cubriendo de la manera más notable un aspecto tan frecuentemente desatendido como es la conservación de ese frágil patrimonio inmaterial que constituyen los nombres de los lugares.

Y aquí cabe preguntarse si en los últimos tiempos alguna otra institución, pública o privada, ha hecho por el acervo cultural de La Granja más que Ícaro o Farinelli, Farinelli o Ícaro. Hasta donde nosotros llegamos, la respuesta es negativa.

"Se ha comentado que, por las hechuras, tiene aire de libro inglés: caja pequeña, tapa rígida, extraordinariamente bien ilustrado"

Ahora ambas librerías emprenden un camino editorial compartido, y el primer hito es Un paseo matemático por los Jardines de La Granja. Se ha comentado que, por las hechuras, tiene aire de libro inglés: caja pequeña, tapa rígida, extraordinariamente bien ilustrado, tipografía elegante aunque reducida… imposible editar con mejor gusto. Además no se trata de una guía normal y corriente —lo de matemático en el título es un reclamo efectivo aunque no del todo cierto— sino de una original e interesante visión del recinto desde perspectivas poco habituales; por ejemplo (y es lo que más nos ha interesado), la recogida de aguas de los arroyos circundantes y su distribución interna.

La autora es matemática de profesión, según tiene a bien informar al lector más o menos una vez por página. Acorde con el oficio, plantea el texto como si de una investigación se tratase. Así, expone con todo detenimiento la preparación personal que lleva a cabo para organizar los recorridos, que luego relata tan en primera persona, con tanto yo incrustado, que se impone la sensación de estar hojeando más un diario íntimo que una guía al uso. Uno va siempre dos pasos detrás de la autora, como llevándole la cartera, escuchando interesantes reflexiones… y también lo primero que se le pasa por la cabeza. Tanto detalle circunstancial resulta innecesario, pues los lectores de guías solemos ser gente de buena voluntad y de natural crédulo que no va por ahí mirando debajo de las alfombras o de las togas de las estatuas.

¡Ah, las matemáticas! Muchos creen —creemos— que son el más elevado logro del espíritu humano, y hasta algún científico famoso se ha sorprendido por su unreasonable effectiveness para describir la naturaleza entera… no digamos un jardín. Esta obrita no desmiente tal eficacia, e incluso —pequeños detalles aparte— la viste con los más elegantes ropajes para componer un libro hermoso que se incorpora con todo derecho a la más selecta bibliografía del Real Sitio.

————————

Autora: Capi Corrales Rodrigáñez. Título: Un paseo matemático por los Jardines de La Granja: Geometría y naturaleza en un jardín ilustrado. Editorial: Librería Farinelli y Librería Ícaro. Venta: Todostuslibros

5/5 (15 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios