Inicio > Libros > Poesía > El jardín, de Hilda Doolittle

El jardín, de Hilda Doolittle

El jardín, de Hilda Doolittle

Fue más conocida por sus iniciales, H.D. Junto con su amigo Ezra Pound fue una de las figuras claves del imaginismo. A continuación reproduzco El jardín, de Hilda Doolittle.

El jardín, de Hilda Doolittle

I

Eres clara
Oh rosa, tallada en roca,
dura como el descenso del granizo.

Podría raspar el color
de los pétalos
como tinte derramado de una roca.

Si pudiera quebrantarte
yo podría quebrantar un árbol.

Si pudiera remover
podría quebrantar un árbol—
podría quebrantarte.

II

Oh viento, desgarra el calor,
desmantela el calor,
despedázalo en trizas.

La fruta no puede caer
a través de este aire espeso—
la fruta no puede caer al calor
que aprieta y desafila
las puntas de las peras
y redondea las uvas.

Corta el calor—
labra sobre él,
apartándolo de cada lado
de tu camino.

Traducción de Juan Arabia