Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Julio II, el papa rey
Julio II, el papa rey

El 5 de diciembre de 1443 nació Giuliano della Rovere, que ostentó el poder eclesiástico con el nombre de Julio II y fue conocido por los apodos del «Papa Guerrero», el «Papa Terrible», y el «Papa Rey». Durante su gobierno, luchó para recuperar la gloria del Estado Pontificio sin importar los medios utilizados para conseguir su objetivo.

¿Quién fue Julio II?

"El encargado de tutelar sus pasos fue un tío franciscano que en 1467 se convirtió en papa con el nombre de Sixto IV"

Desde pequeño, Giuliano fue educado para hacer carrera dentro de la iglesia. El encargado de tutelar sus pasos fue un tío franciscano que en 1467 se convirtió en papa con el nombre de Sixto IV. Ese nombramiento favoreció de forma destacada a su sobrino, que al poco tiempo se convirtió en cardenal y arzobispo de Aviñón. En ese mismo momento comenzó su gran rivalidad y enemistad con Rodrigo Borgia. La designación de este último como pontífice —Alejandro VI— fue una grave afrenta para Giuliano della Rovere, defensor de la italianidad del cargo y opuesto a que un extranjero —Borgia era valenciano— se convirtiese en el líder de la Santa Sede. A la muerte de Alejandro VI le sucedió Pío III, pero el suyo fue un mandato muy corto. A los sesenta años llegó el turno para Giuliano, que se convierte en el jefe de la iglesia romana como Julio II.

"Julio II definió que su pontificado iba a ser el de un auténtico jefe de estado, un líder político empeñado en devolver a Roma el poder y sus tiempos de esplendor"

Desde sus primeras decisiones, Julio II definió que su pontificado iba a ser el de un auténtico jefe de estado, un líder político empeñado en devolver a Roma el poder y sus tiempos de esplendor. El nuevo papa utilizó con inteligencia los pactos internacionales para conseguir sus propósitos, pero no dudó en usar la fuerza militar cuando no había otras opciones. Tampoco le tembló el pulso para usar otro arma para lograr sus fines, la excomunión. Durante todo el papado estuvo luchando en diferentes batallas, pero pronto entendió que si quería ser recordado no solo lo haría con victorias en el campo de batalla. Roma había perdido todo su prestigio respecto a otras ciudades de Italia como Milán, Florencia y Venecia. El plan para solucionarlo fue en dos direcciones: por un lado una gran inversión en obras públicas, y por otro dedicó grandes cantidades de dinero al mecenazgo artístico. Bramante, Rafael y Miguel Ángel fueron los encargados de ejecutar su proyecto. Julio II pasó a la posteridad como el «papa guerrero», pero sobre todo, como el gobernante que convirtió Roma en una ciudad salubre y llevó a cabo la decoración de la Capilla Sixtina y la ampliación del Vaticano.

Otras efemérides históricas del 5 de diciembre

El día 5 de diciembre de 1746 la República de Génova se sublevó contra el dominio de los austriacos.

El día 5 de diciembre de 1824 el general Simón Bolívar conquistó la ciudad de Lima.

El día 5 de diciembre de 1933 quedó abolida la Ley Seca en Estados Unidos.

El día 5 de diciembre de 1941 Reino Unido declaró la guerra a Finlandia.

 

4.4/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios