Inicio > Firmas > Libros y susurros > La Guerra del Planeta
La Guerra del Planeta

La cena del premio Planeta de Novela de 2019 fue extraña. No sólo por el cambio de sede, esta vez en el soberbio y apartado Museo Nacional de Arte de Cataluña, sino porque coincidió con la tan esperada sentencia del Supremo. Ardían al mismo tiempo una parte de la avenida Diagonal y otra del sector editorial. La primera lo hizo de forma literal. La segunda de manera metafórica. ¡Y no era para menos!

Andaba yo recién salido del sepulcro cuando escuché, ¡válgame Dios!, que Javier Cercas había ganado el Planeta y que Manuel Vilas sería el finalista. Ninguna persona del grupo llegó a confirmar aquel rumor que arrancó la tarde del veredicto. Ni pueden ni deben decirlo, y así lo cumplieron una vez más. Por lo cual opté, como buen pobrecito y fantasmagórico hablador, por tirar de la lengua a mis fuentes. A las siete de la tarde lo tenía confirmado: Cercas y Vilas se incorporaban al palmarés del Planeta.

"Tanto Cercas como Vilas mantienen su fondo con el coloso internacional, uno en Literatura Random House y el otro en Alfaguara, pero su incursión planetaria tiene algo de declaración de guerra"

Semejante nueva suponía un zarpazo y al mismo tiempo una buena noticia. El Grupo Planeta recuperaba con estos dos autores un registro ya casi remoto en su línea de galardonados, pero a costa de hacerle un daño importante a Penguin Random House, su mayor competidor. Tanto Cercas como Vilas mantienen su fondo con el coloso internacional, uno en Literatura Random House y el otro en Alfaguara, pero su incursión planetaria tiene algo de declaración de guerra y renovación del galardón que José Manuel Lara Hernández creó en 1952.

De estas cosas (que si Cercas y Penguin, que si Vilas y el Planeta) se habló en el cóctel previo, mientras las protestas tiznaban de ceniza algunas partes de la ciudad. Nada más entregar el premio junto al presidente del Grupo, José Creuheras, y el jurado, la vicepresidenta Carmen Calvo y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, pusieron pies en polvorosa. También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el presidente del PSC, Miquel Iceta, e Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos.

Habrá que quedarse con lo literario, el asunto que ocupa a este cronista. A día de hoy, Penguin Random House y Planeta se reparten el mercado casi de manera simétrica: apenas unas décimas separan al grupo español del conglomerado internacional. A la luz de esos datos, el anuncio de Javier Cercas como ganador del Planeta y de Manuel Vilas como finalista puede considerarse no sólo un fichaje galáctico a manos del grupo presidido por Creuheras. Es mucho más. ¡Es una declaración de guerra!

"Claudio López Lamadrid, el fallecido editor de Literatura Random House, aún vivía cuando uno de sus mejores autores y su fichaje estrella decidió presentarse al Planeta"

Javier Cercas es uno de los autores con mayor perfil literario de Literatura Random House, alguien capaz de mezclar el talento con las ventas. En su tiempo, Claudio López Lamadrid robó a Cercas al sello Tusquets, del que Antonio López Lamadrid, su tío, era copropietario. Entonces, Tusquets no había sido adquirida por Planeta y era la casa responsable de editar aquel superventas de Cercas: Soldados de Salamina.  Más de treinta ediciones amasó aquella novela.

Penguin Random House, el gigante que nació de aquella ambiciosa fusión de 2012 y que compró luego sellos como Alfaguara o Salamandra, agrupa hoy 250 sellos y publica unos 15.000 títulos al año. Es decir: 41 libros por día, a razón de casi dos por hora.  Planeta no se queda atrás. En 2012, la editorial compró Tusquets, que pasó a formar parte del grupo editorial creado, en 1949, por José Manuel Lara Hernández. Setenta años después, Planeta concentra más de 50 sellos, entre ellos Seix Barral o Destino. Por eso suma a un roble como Javier Cercas y a otro como Manuel Vilas, tras el éxito superventas de Alfaguara con Ordesa (más de 80.000 ejemplares).

Quienes ampliaron la información a este pobrecito hablador dijeron que esta operación se conocía de antemano. Claudio López Lamadrid, el fallecido editor de Literatura Random House, aún vivía cuando uno de sus mejores autores y su fichaje estrella decidió presentarse al Planeta. De momento, la biblioteca Javier Cercas de Literatura Random House permanece, pero Planeta se queda con un autor de peso que le permitirá apretar en el último cuatrimestre del año. No es una mala noticia que se recrudezca una guerra literaria. Saldrán ganado, esperemos, los lectores.

Fotos: EFE

4.3/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)