Inicio > Libros > No ficción > La literatura como parte integrante de la Historia

La literatura como parte integrante de la Historia

La literatura como parte integrante de la Historia

“El paisaje es historia, conserva las huellas del pasado y evoca las sombras de otro tiempo. Así lo veían los escritores del 98: Azorín, Machado, Unamuno… y con esa idea he escrito Paisajes de la historia de España: una historia de España contada a través de medio centenar de lugares…”

Con esta afirmación, incluida en el prólogo por Fernando García de Cortázar (Bilbao, 1942), el catedrático e historiador vasco nos presenta un novedoso planteamiento que va a llevar a cabo en su último ensayo, Paisajes de la historia de España. Con esta obra, García de Cortázar da un paso más allá de lo que en los inicios del siglo XX sostenían Ortega y Gasset y Francisco Giner de los Ríos (creador del “paisajismo moderno”), que se apoyaban en la posibilidad de establecer correspondencias entre los valores atribuibles, por una parte, al paisaje, y por otra a las gentes que se desenvuelven históricamente en él.

García de Cortázar avanza en este concepto enlazando el paisaje y los hechos históricos con la literatura de los poetas y escritores que hablaron sobre esos parajes y lo sucedido en ellos, incluyendo a los artistas que recrearon esos hechos. De esta manera, completa la historiografía obteniendo un resultado muy atractivo en el relato, ya que no solo cuenta el hecho histórico en sí, sino que va mucho más allá.

"A lo largo del libro hay más de cien referencias literarias de casi cien reputados escritores y poetas"

Fernando García de Cortázar escoge cuarenta y tres episodios representativos de la historia de España que permiten, en su conjunto, dar una imagen fiel de lo ocurrido a lo largo de los últimos veinte siglos. Con este casi medio centenar de pinceladas podemos darnos idea de la importancia de la historia de nuestra nación. Como muestra representativa de estas cuatro decenas largas de episodios, se pueden citar los que se desarrollan en sitios como Ampurias, Compostela, León, Salamanca, Cádiz, Estella, Barcelona, Oviedo, el parador de Gredos, Ermua, etc.

Dice García de Cortázar: «Hay lugares que contienen la memoria de una época». En cada uno de estos sitios dejaron su huella pueblos, hechos y personajes tan dispares como los griegos, un Apóstol que se convirtió en patrón de España, una catedral donde la luz es más importante que la piedra, la ciudad que atrajo al talento y conocimiento a su universidad, el único lugar de España donde las tropas napoleónicas no pusieron su pie, el santuario donde se mantuvo viva la llama de la rebelión carlista, la Semana Trágica donde la anarquía y la represión destrozaron la ciudad, los proletarios que quisieron hacer la revolución comunista con dinamita, los políticos que supieron negociar cediendo por el bien común y volvieron del retiro impuesto con los deberes hechos y nos dieron un borrador de una constitución democrática, el día en que los hombres y mujeres del pueblo decidieron decir ¡basta!, ser valientes y salir a plantar cara a los asesinos… y treinta y tres hechos históricos más.

"Con estos mimbres, García de Cortázar monta el imbricado puzle, cobrando sentido el hecho histórico con el paisaje donde se desarrolló"

A lo largo del libro hay más de cien referencias literarias de casi cien reputados escritores y poetas como Agustín de Hipona, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Blasco Ibáñez, Caballero Bonald, Albert Camus, Luis Cernuda, Gabriel Celaya, Leopoldo Alas “Clarín”, Álvaro Cunqueiro, Gerardo Diego, Juan Goytisolo, Jorge Guillén, Miguel Hernández, Labordeta, García Lorca, Antonio y Manuel Machado, Juan Marsé, Menéndez Pelayo, Menéndez Pidal, Pablo Neruda, Blas de Otero, Galdós, Paul Preston, Ramón y Cajal, Tomás de Aquino, Voltaire, Zugazagoitia y varias decenas más de autores clásicos.

La historiografía se completa con la descripción que contiene más de treinta cuadros realizados por más de diez artistas, algunos de los cuales llevan la firma de Sofonisba, Goya, El Greco, Pantoja de la Cruz, Picasso, Tiziano, Velázquez, etc.

"A lo largo de los cuarenta y tres capítulos que tiene el libro, García de Cortázar desgrana, con la facilidad y sencillez que le caracteriza, multitud de reflexiones profundas y acertadas"

Una vez leídas y repasadas estas relaciones, el lector pensará que con semejante rompecabezas poco se puede hacer. Sin embargo, con estos mimbres, García de Cortázar monta el imbricado puzle, cobrando sentido el hecho histórico con el paisaje donde se desarrolló, y con las citas que poetas y literatos cantaron, llegando a apoyarse en los cuadros pintados por artistas que fueron testigos de los hechos. El resultado obtenido, al utilizar y ensamblar con perfección todos los elementos referenciados, es un libro riguroso y a la vez distinto, entretenido y ameno. Es una obra que invita a visitar los diversos lugares que se describen y poder ver estos escenarios históricos de una manera diferente. El lector es capaz de disfrutar ahora con la historia, ahora con el paisaje, ahora con la multitud de citas literarias de personalidades de todos los signos y colores, que vivieron el momento o muy próximos al hecho histórico, que contaron y cantaron las glorias y miserias que sucedieron en cada uno de esos acontecimientos.

A lo largo de los cuarenta y tres capítulos que tiene el libro, García de Cortázar desgrana, con la facilidad y sencillez que le caracteriza, multitud de reflexiones profundas y acertadas. Como muestra recojo, al azar, alguna de las sentencias, razonamientos y frases que me han llamado la atención y cautivado.

“Nuestro idioma, el vasto territorio de La Mancha del que habló Carlos Fuentes, es hijo de ese román paladino que Berceo enriqueció con versos de una dulce intimidad. España no ha dejado una huella más perdurable en el mundo, más viva, más luminosa, que esa lengua que se encuentra aquí, en Suso, en la Rioja…”. (Capítulo: San Millán de la Cogolla).

***

“La Carta Magna inglesa vio la luz varios lustros después de que las villas leonesas y castellanas hubieran alcanzado un reconocimiento político más amplio por parte de sus respectivos monarcas (…)”. León, primavera de 1188. (Capítulo: León).

***

“Ortega y Gasset escribió, referido al monasterio de El Escorial, que, después de San Pedro de Roma, no hay edificio religioso que más pese sobre la tierra europea. Es cierto, y también aquello que Luis Cernuda hace decir al rey en uno de sus poemas: “Y esto que yo edifico / no es piedra, sino alma, el fuego inextinguible”. (Capítulo: El Escorial).

***

“Dice Caballero Bonald que hay rincones de Cádiz en los que parece que se echa de menos, sobre todo al caer la tarde, los solitarios paseos de un capitán liberal lector de Cadalso y testigo de las Cortes de 1810”. (Capítulo: Cádiz).

***

“… la beligerancia de la Iglesia, que utilizó de brazo armado al carlismo en su batalla contra la modernidad”. (Capítulo: Estella).

***

“No hay mayor enemigo del español, y de lo español, que el español mismo”, decía poco antes de ser fusilado Julián Zugazagoitia en 1940. (Capítulo: Estella).

***

“Unos y otros ignoran que la literatura es siempre otra forma de ver las cosas y que antes del cambio de siglo lo que la gran mayoría de los españoles sabía de España, salvando los Episodios nacionales de Galdós, era pura retórica sentimental y patriótica…” (Capítulo: Soria).

***

“Ni la biblioteca ni el viejo edificio de la universidad sobrevivieron a la dinamita de los sublevados y el cañoneo de la artillería del ejército, pero, en medio del patio central, la estatua del inquisidor general Valdés quedó incólume. El contraste entre el centro histórico, completamente arrasado, y la buena salud de aquel poderoso eclesiástico del siglo XVI, impasible en su cuerpo de bronce, provocó en Unamuno una de aquellas frases en la que solía desahogar su dolor por España: «Allí estaba Valdés, advirtiéndonos con el dedo: “Ya os lo dije»”. (Capítulo: Oviedo).

***

“La Transición fue la recuperación vertiginosa de lo que los españoles habíamos perdido”. (Capítulo: Parador de Gredos).

***

“Agotados, hartos de la profanación continua de su tumba por la milicia terrorista, los padres de Miguel Ángel Blanco trasladaron su cuerpo desde el nicho del camposanto de Ermua al de un pueblo de Orense, donde la España anhelada revive todos los días en las flores que depositan allí los pacíficos, los justos, los resistentes, que, según Albert Camus, tendrán la última palabra”. (Capítulo: Ermua).

Esta es una obra que, seguramente, no dejará impasible a ningún lector, con independencia de que sea la primera vez que se acerque a un libro de historia, o sea un avezado lector de ensayos del género. Está escrito de un modo intimista, con una prosa muy cuidada, para cautivar y ser un referente dentro de la bibliografía de Fernando García de Cortázar y Ruiz de Aguirre.

—————————————

Autor: Fernando García de Cortázar. Título: Paisajes de la Historia de España. Editorial: Espasa. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

5/5 (21 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ricarrob
Ricarrob
4 ddís hace

Un nuevo libro de historia de España de un gran maestro. Uno de los Grandes de la historiografía. Será necesario, imprescindible, leerlo. Historia real, verdadera y, a la vez moderna, es la que escribe Cortázar, que es uno de los representantes de la oposición a la antihistorización que se lleva a cabo desde la política de izqierdas de este país con su «memoria» y sus malvadas tergiversaciones deconstructoras. No podrán. Nuestra historia está imbuida en nuestros paisajes, nuestra literatura, nuestro arte, nuestra cultura. Un niño al que se le impida el acceso a nuestra historia será un adulto ignorante y aculturado, un huérfano cultural. Neguémonos a aceptar la aculturación que se está llevando a cabo por descerebrados. Leamos. Enseñemos.

Juan Antonio Rodríguez
Juan Antonio Rodríguez
3 ddís hace

Qué buena pinta, amigo Ramón! Merece la pena, sí, y asomarse a esas ventanas con vistas a la historia de un país con más historia y más interesante que la del resto del Mundo. Creámoslo, pues así es!! Como dices, Ramón, este interesante libro “invita a visitar los diversos lugares que se describen y poder ver estos escenarios históricos”, algo muy atractivo para todo amante de nuestro pasado… Muchas gracias por el artículo!