Inicio > Libros > No ficción > Toda historia es una genealogía del presente

Toda historia es una genealogía del presente

Toda historia es una genealogía del presente

Esta obra de Gonzalo Pontón (Barcelona, 1944), España: Historia de todos nosotros desde el Neolítico hasta el coronavirus, es un trabajo colosal por la extensión, la documentación y la inclusión de más de cien textos de época que ayudan a comprender cómo se vivieron los hechos. Es sorprendente la decisión del autor de poner el foco en todo lo que no suele ser habitual al contar la historia. En esta obra no son los grandes personajes de las crónicas los protagonistas, sino el ciudadano medio. Todo el libro está muy alejado de los estereotipos históricos.

Como siempre, corresponde al lector juzgar si le gustó o no cómo Gonzalo Pontón cuenta la historia y si está de acuerdo con sus conclusiones personales. Lo que no ofrece lugar a dudas es el método de análisis que utiliza, no quedándose en la superficie histórica, sino profundizando en busca de las causas, unas veces económicas, otras políticas y las más habituales ocasionadas por las decisiones de los gobernantes, que terminan afectando a los sufridos gobernados. Muchas veces, minorías de clases poderosas obligaron a los gobernantes a defender sus privilegios, perjudicando al resto de ciudadanos.

La novedad que aporta Gonzalo Pontón en esta obra es el análisis de miles de años de Historia de España, centrándose en aspectos relevantes a los que no se les dio la importancia debida. Aspectos que van desde la coyuntura económica del momento a un inesperado golpe de suerte, desde avatares del destino a malas decisiones tomadas por actores de la historia.

"Este es un ensayo para hacer pensar sobre los acontecimientos históricos que se describen y las causas que los provocan"

La estructura del libro se encuentra muy alejada de los cánones habituales de los ensayos de Historia. El lector, según entra en las páginas, puede pensar que está ante una obra de magnitud enciclopédica, y acierta en su pensamiento, pero no es una recopilación al uso. Se da cuenta de que es así con solo leer el índice, en donde los títulos de los capítulos no se parecen en nada a los otros libros de Historia, por ejemplo: “Hago la guerra más cruel que puedo”. “Un caleseruelo con un chupetín encarnado”. “Ni es por el huevo ni es por el fuero”. “La ignorancia es la base de las calamidades públicas”… Capítulos con títulos muy atractivos que invitan a sumergirse en la lectura.

Este es un ensayo para hacer pensar sobre los acontecimientos históricos que se describen y las causas que los provocan. Esta obra confirma el razonamiento de Santayana de que “los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla”, ya que muestra cómo entender que todo acontecimiento histórico tiene unos antecedentes y unas consecuencias que llevan aparejados unos peligros que podrían ser minimizados teniendo en cuenta la experiencia.

"En cada capítulo el lector se ve obligado a reflexionar, y a medida que avanza comprende que la Historia no es como algunos cronistas interesados la pudieron contar"

A lo largo de esta recopilación histórica se observa, de manera reiterada, que los males endémicos de la sociedad española fueron la corrupción, la incompetencia y la falta de inteligencia de quien ejerce el poder. Esta obra ayuda a entender el contexto de cada momento histórico sin revisarlo bajo prismas actuales. El lector descubrirá, por ejemplo, que la corrupción, la inflación, el pago de tributos, las quiebras del Estado, el afán recaudatorio de los gobernantes, la devaluación de la moneda, el encarecimiento de las materias, el desabastecimiento, las epidemias, etc., llevan siglos produciéndose.

En cada capítulo el lector se ve obligado a reflexionar, y a medida que avanza comprende que la Historia no es como algunos cronistas interesados la pudieron contar. Gracias a la lectura de libros como este se pueden sacar conclusiones propias.

"La Historia se puede contar, estudiar y analizar de maneras muy distintas a las tradicionales, para que sirva de complemento al resto de materias que forman la Historiografía"

Aunque todo el contenido del libro es destacable, me gustaría subrayar, por el conocimiento de los tiempos vividos, la descripción de las últimas décadas del pasado siglo y las que llevamos del presente. Gonzalo Pontón muestra su particular visión de los acontecimientos y destaca la poca amplitud de miras de la clase política dirigente que solo buscó resultados cortoplacistas al tomar ciertas medidas como la privatización del tejido industrial rentable del Estado, la división de los trabajadores según su tipo de contrato (fijo o temporal), etc., sin preocuparse de dejar encarrilado el futuro a las generaciones actuales y venideras.

Como resumen podemos decir que España: Historia de todos nosotros desde el Neolítico hasta el coronavirus, demuestra que la Historia se puede contar, estudiar y analizar de maneras muy distintas a las tradicionales, para que sirva de complemento al resto de materias que forman la Historiografía [ciencia de la historia] y así obtener una visión de conjunto mucho más acertada.

Como afirma Gonzalo Pontón: “Necesitamos llamar a la puerta de la Historia”.

—————————————

Autor: Gonzalo Pontón. Título: España: Historia de todos nosotros desde el Neolítico hasta el coronavirus. Editorial: Pasado&Presente. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

5/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Juan Antonio Rodríguez
Juan Antonio Rodríguez
8 meses hace

A priori se antoja difícil el abordaje de la historia desde la anécdota o con el protagonismo centrado en personajes secundarios, pero sin duda también estuvieron ahí para contribuir a su devenir… Por lo demás, no me cabe duda de que siguen cometiéndose los mismos errores que hace siglos y milenios (ya se encargan de eso nuestros políticos, lo que no deberíamos dejar de denunciar, poco más podemos hacer! Llueve sobre mojado…) Interesante ensayo, ¡muchas gracias, amigo Ramón!

Ramon Villa
Ramon Villa
8 meses hace

Gracias, Juan.