Inicio > Actualidad > Noticias > «La marca del demonio»: Posesiones y exorcismos

«La marca del demonio»: Posesiones y exorcismos

«La marca del demonio»: Posesiones y exorcismos

La XXI Semana Internacional de Cine Fantastico de la Costa del Sol ha acogido la presentación del libro La marca del demonio”, un análisis multisectorial de la figura del diablo, las posesiones y los exorcismos.

“El demonio hoy es un ser complejo, atractivo y reluciente que ha dejado de ser un personaje repulsivo para convertirse en una estrella de rock más cercana a Mick Jagger que al monstruo oscuro que describía la cultura popular de antaño”, ha asegurado este martes a Efe el dibujante de Cómics Marvel y coautor del libro Carlos Pacheco. Para este creativo español, «no creyente y ateo confeso», el origen del mal “se encuentra en nosotros mismos, y aunque la religión ha retrocedido, el mito del diablo sigue pujando con mucha fuerza y tiene una gran capacidad de adaptación a cada época debido, precisamente, a la necesidad del ser humano de autoexculparse de los males que le aquejan».

Este volumen ha contado con la participación de siete especialistas de sectores tan diferentes como la televisión, el dibujo, la psiquiatría, el cine, la historia o la literatura, y en él se analizan, entre otras cuestiones, las posesiones diabólicas y los exorcismos, tomando como punto de partida El exorcista, película a la que este año se dedica el festival. Otro de los participantes, el escritor galardonado con el Premio Planeta Juan Manuel de Prada, parte de la frase del autor de Las flores del mal, Baudelaire, para afirmar que “la mayor astucia del demonio es hacernos creer que no existe”, y a partir de ahí se sumerge en las novelas de William Peter Blatty en las que se basa El exorcista, que este año celebra el 45º aniversario de su estreno en las taquillas españolas.

“Aunque en la mayoría de las ocasiones se trata de trastornos psicológicos o de la personalidad, las posesiones diabólicas existen” ha asegurado a Efe el psiquiatra y “cinéfilo creyente” José Ignacio del Pino, quien desde esa perspectiva desarrolla su aportación a La marca del demonio.


Añade que “el diablo es una realidad con la que ha tenido la suerte de no encontrarse en sus más de 30 años de carrera profesional» puesto que, según sostiene, el demonio no necesita encarnarse en los tiempos que corren porque ya cuenta con grandes aliados en nuestra sociedad actual.

La película El exorcista, sus secuelas y precuelas, las entidades demoníacas que aparecen en los cómics o las producciones de bajo coste sobre posesiones satánicas son algunas de las cuestiones que también se desgranan en esta publicación, la décima de una serie dedicada a las criaturas y monstruos clásicos del cine de terror como Drácula, el monstruo de Frankenstein, la Momia o el Hombre Lobo.

La marca del demonio incluye también aportaciones del director de La casa de papel, Javier Quintas; del productor del Festival de Música de Cine de Tenerife, Pedro Mérida, y de los críticos de cine Carlos Morcillo y Adrián Chamizo, quienes ofrecen su visión sobre las posesiones y los exorcismos tanto en la realidad como en la ficción.

5/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)