Inicio > Libros > Narrativa > La mina y el mar
La mina y el mar

1853 es la fecha en la que comienza la nueva novela de la licenciada en Filología, investigadora y crítica literaria, Helena Tur (Ibiza), titulada La playa del carbón. En esa época, dos inversores, uno belga y otro asturiano, llegan al paraje conocido como Arnao con el propósito de emprender la inversión integral para crear un complejo minero metalúrgico en este idílico lugar de la costa Cantábrica. Su objetivo es utilizar las técnicas más modernas y avanzadas tanto en el plano industrial como en la gestión de los recursos naturales y humanos disponibles. Con un proyecto sólido y bien fundamentado, adquieren las concesiones mineras necesarias y se disponen a construir el primer castillete (pozo vertical) minero en los terrenos adyacentes a la playa de Arnao, paso previo para desarrollar la primera mina de carbón de España que se encuentra en la orilla del mar. Las galerías de la mina, a pocos metros de su inicio, se internan siguiendo los estratos de las capas de carbón bajo el lecho marino.

La irrupción de estas personalidades del mundo económico, financiero e industrial en un lugar provinciano alejado, poco culto y aferrado a las tradiciones, provoca un choque con la elitista aristocracia local. El impacto es tan grande que altera la vida monótona de los privilegiados habitantes de esa zona de la costa asturiana.

"En la segunda mitad del siglo XIX, en Asturias, el mayorazgo vigente permite mantener unido el patrimonio familiar, heredado por el primogénito, dejando a las mujeres con derechos limitados sobre los bienes familiares"

Un proyecto de tal magnitud exige que los empresarios tengan en cuenta únicamente el bien superior que supondrá para la región, sus habitantes y su economía, el éxito del proyecto en el que se embarcan, sin importar las opiniones de los aristócratas que se consideran víctimas del progreso imparable que va a alterar su monótona y privilegiada vida. Los inversores tienen claro que para asegurar el éxito de su proyecto deben llevar a cabo una labor social desde la mina. Es preciso construir casas para que vivan los trabajadores, hospitales donde los puedan atender cuando enfermen o se accidenten, escuelas, botiquines y economatos… en un lugar desprovisto de todo. Además, es necesario formar a los trabajadores, que hasta ese momento eran pescadores, campesinos y ganaderos, por regla general analfabetos, para que puedan desempeñar sus nuevos trabajos en la empresa.

En la segunda mitad del siglo XIX, en Asturias, el mayorazgo vigente permite mantener unido el patrimonio familiar, heredado por el primogénito, dejando a las mujeres con derechos limitados sobre los bienes familiares. Esto deja a las protagonistas de la historia huérfanas y desamparadas, destinadas a vivir bajo la tutela de abuelos, padres o hermanos que desean que se casen, si es posible por amor, pero también con acierto.

Con estos elementos, es fácil imaginar una novela romántica con tintes históricos, donde los protagonistas luchan por hacer valer sus principios y no someterse a los designios de los demás.

"Como en toda novela histórica de tintes románticos, predominan descripciones magistrales de las costumbres de la época que revelan un mundo inhumano en el que destaca el egoísmo y la falta de afecto"

Las características de la novela de Helena Tur recuerdan a obras que rompieron esquemas en su momento y se convirtieron en referentes de la novela romántica, como las de Brontë, Scott y Austen. La prosa de Tur proporciona al lector un medio relajado para disfrutar de la historia que cuenta, en donde las descripciones de las situaciones, paisajes y emociones tienen un papel preponderante. La mina, el mar y parajes de ensueño, junto con una actividad minera, como la del carbón, que ha desaparecido en la actualidad, son elementos esenciales para que una buena autora, como lo es Tur, pueda construir un argumento lleno de vida, emociones y sentimientos.

Como en toda novela histórica de tintes románticos, predominan descripciones magistrales de las costumbres de la época que revelan un mundo inhumano en el que destaca el egoísmo y la falta de afecto. Los protagonistas sufren, a pesar de no desearlo, desencuentros, imprudencias, que junto a los convencionalismos de la época se entrelazan en la novela. Cada acción, decisión que tomen, ya sea para bien o para mal, es juzgada de manera inmisericorde.

"El complejo minero metalúrgico se construyó en ese paraje, a mediados del siglo XIX, y se dedicó al aprovechamiento y beneficio del mineral de zinc"

Helena Tur ha construido una novela muy solvente en donde el lector podrá disfrutar de su reconocida prosa y del dibujo de unos personajes sobresalientes, en un mundo romántico en donde una mina de carbón de la costa asturiana del Cantábrico, extiende sus galerías por debajo del lecho marino, formando el telón de fondo de un paisaje eminentemente romántico.

Para finalizar me gustaría hacer la siguiente anotación: la mina a la que hace referencia la autora corresponde a la mina de Arnao, sita en el concejo de Castrillón. El complejo minero metalúrgico se construyó en ese paraje, a mediados del siglo XIX y se dedicó al aprovechamiento y beneficio del mineral de zinc. La empresa se conoce como la Real Compañía Asturiana de Minas, empresa matriz de la actual Asturiana de Zinc S.A., que hoy en día continúa en activo. En las instalaciones de la mina de carbón de Arnao, que hoy en día se encuentran en perfecto estado, se ha construido un museo. Además, el castillete ha sido rehabilitado y está en funcionamiento, permitiendo el acceso y las visitas guiadas a las galerías subterráneas y las capas de carbón que se internan bajo el mar.

————————

Autora: Helena Tur. Título: La playa del carbón. Editorial: Plaza & Janés. Venta: Todostuslibros.

© Pedro Riera

4.6/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Helena Tur
Helena Tur
24 ddís hace

¡Muchísimas gracias por tanto cariño, Ramón!