Inicio > Blogs > La lectora de Guermantes > La quiebra más grande jamás contada

La quiebra más grande jamás contada

La quiebra más grande jamás contada

Los Lehman Brothers suenan a resaca mal llevada, y aunque hayan pasado diez años de su bancarrota y 150 desde su creación, su historia vuelve a los titulares de la mano de una obra teatral que recorre su trayectoria empresarial.

Henry Lehman y Emanuel Lehman fundaron una pequeña empresa de venta de lana en Alabama en 1850.

Emigrantes de Baviera, se asentaron en Montgomery, y pronto se unió al negocio su hermano Mayer. La “cabeza” (Henry), el “brazo” (Emanuel) y la “patata” (Mayer) crearon así Lehman Brothers, una firma que despuntaría en el mercado americano de algodón en la última mitad del siglo XIX. Después invertirían en el sector del café, del ferrocarril, sobrevivirían al crack del 29 y formarían parte de la construcción del Canal de Panamá… Los amos del mundo.

Su final lo conocen, es la hostia económica de nuestro tiempo: un agujero de 613.000 millones de dólares en una empresa que empezó siendo familiar pero que se convirtió en el dinosaurio que fagocitó todo lo que se encontró alrededor, provocando una crisis cuyas consecuencias aún perduran.

Estos días se representa en nuestros escenarios el texto dramático de Stefano Massini (que ganó en 2015 el Premio Ubu al mejor nuevo texto italiano o escritura dramática) que narra la historia del capitalismo, de tres generaciones de la familia Lehman, el crepúsculo de los dioses en clave musical, la caída de los gigantes, de los naipes de la economía mundial.

Hace unos meses Sam Mendes dirigió esta obra teatral en la escena londinense y este mes es Sergio Peris-Mencheta (al timón de su Barco Pirata) quien dirige esta aventura.

Un texto —aún sin edición en castellano— que recorta a solo tres horas (en el original eran 4 y media) esta balada trágica para un sexteto, pues son seis intérpretes (Víctor Clavijo, Darío Paso, Pepe Lorente, Aitor Beltrán, Leo Rivera y Litus) quienes dan vida, voz y música a los más de 100 personajes del texto original de Massini.

Los actores realizan un soberbio tour de force que se graba a fuego en la memoria del espectador. Durante la poderosa representación dan alas a la historia de tres generaciones de Lehman  —hombres y mujeres fruto de su tiempo— en un excitante y bullicioso relato en el que los números musicales sobresalen.

Humor, historia económica, ácida crítica y ritmo dominan una escena en constante ebullición. Seis interpretes magníficos que cantan, actúan, bailan… al tiempo que nos cuentan de un modo didáctico, y engarzado con deliciosos números musicales, la historia económica de Occidente.

Se lo digo siempre, no me la perdería.

Imágenes: Sergio Parra