Inicio > Historia > Efemérides de la historia > La toma de la Bastilla: Comienza la Revolución Francesa

La toma de la Bastilla: Comienza la Revolución Francesa

La toma de la Bastilla: Comienza la Revolución Francesa

El 14 de julio de 1789 se produjo la Toma de la Bastilla, la cárcel que se había convertido en el símbolo del poder absolutista. La población parisina dio comienzo a la Revolución Francesa con el asalto a esta fortaleza real.

¿Cómo fue la Toma de la Bastilla?

"El 12 de julio comenzaron las primeras protestas, y dos días más tarde la muchedumbre se dirigió hacia la Bastilla"

Luis XVI había perdido el rumbo hace tiempo. Incapaz de gobernar y de atender a las peticiones de cambio, tomó una fatal decisión: destituir a su ministro de finanzas, Jacques Necker. La población de París vio en ese acto un intento por frenar los movimientos para hacer cambios en el país que se habían producido en los últimos meses. El 12 de julio comenzaron las primeras protestas, y dos días más tarde la muchedumbre se dirigió hacia la Bastilla —donde solo había siete prisioneros, pero era un icono del despotismo— para acabar con el Antiguo Régimen. Más de cien personas murieron en los enfrentamientos con las fuerzas del orden. Su triunfo fue, sobre todo, simbólico, pero sirvió para que comenzase uno de los hechos históricos más importantes de la historia de la humanidad, la Revolución Francesa.

¿Qué ocurrió en la Revolución Francesa?

"Con la Revolución Francesa se fijó el concepto de soberanía popular que inspiró a las revoluciones posteriores del siglo XIX"

La Revolución Francesa tuvo su inicio con el Juramento del Juego de Pelota, se oficializó con la Toma de la Bastilla y duró hasta el comienzo del imperio napoleónico en 1799. Durante esos 10 años, se produjeron diversos gobiernos y hubo épocas oscuras con asesinatos, ejecuciones y persecuciones políticas. Pero la repercusión de este momento histórico ha sido de vital importancia hasta nuestros días. Con la Revolución Francesa se fijó el concepto de soberanía popular que inspiró a las revoluciones posteriores del siglo XIX, y también a diversos movimientos de independencia, como el norteamericano. La Revolución Francesa acabó con el feudalismo y propició nuevas estructuras sociales, económicas y políticas, que favorecieron la consolidación de una nueva clase dominante, la burguesía.

Otras efemérides históricas del 14 de julio

El día 14 de julio de 1933 el partido nazi se convirtió en el único legal en Alemania.

El día 14 de julio de 1958 el general Abdul Karim el Qasim se convirtió en el primer ministro de Irak después de un golpe de estado militar.

El día 14 de julio de 1976 la pena de muerte fue abolida en Canadá.

El día 14 de julio de 2016 un terrorista islámico acabó con la vida de 84 personas durante la celebración de la fiesta nacional en Niza (Francia).

4.5/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios