Inicio > Libros > Juvenil > Las niñas ya no quieren ser (sólo) princesas

Las niñas ya no quieren ser (sólo) princesas

Las niñas ya no quieren ser (sólo) princesas

La sombra de las princesas es alargada y las mujeres, históricamente, aún cargamos con el anhelo de reinar en un territorio que la imaginación, la leyenda y Walt Disney han ido construyendo y potenciando a lo largo de los siglos. Un lugar maravilloso, desde luego, con castillos, reinos lejanos, salones de baile, bestias que se transforman en príncipes enamorados, zapatos de cristal, vestidos de ensueño, hadas madrinas bondadosas con varita y besos de amor eterno.

Pero el mundo complejo que hemos ido conformando entre todos, así como el tiempo implacable marcando, exigente, sus pautas, han ido cuarteando el papel de los cuentos viejos que, en las manos de las nuevas niñas del siglo XXI, se está deshaciendo en polvo gris.

"Las mujeres se sienten cada vez más fuertes y con toda esa carga en su memoria genética han decidido salir a luchar; se saben entrenadas para un mundo que, poco a poco, se rinde, perplejo, ante su fuerza imparable."

Las mujeres se sienten cada vez más fuertes porque conocen las reglas y saben cuánto implica el peso de siglos de obediencia, silencio, soledad, desamparo… y con toda esa carga en su memoria genética han decidido salir a luchar; se saben entrenadas para un mundo que, poco a poco, se rinde, perplejo, ante su fuerza imparable.

Son muchos y complejos los frentes abiertos, y por eso la lucha de la nueva mujer es desigual; a veces cargada de errores y confusión; a veces liderada por advenedizas de lo virtual donde todo es más sencillo de ejecutar porque lo superficial se camufla fácilmente en el tumulto del anonimato. Daños colaterales de una batalla global por conseguir algo tan esencial como llegar a ser lo que una quiera ser sin más trabas que las propias del camino elegido por cada ser humano. Sin añadiduras injustas para las mujeres.

"Las niñas de hoy deben empezar su lucha conociendo a las mujeres de ayer, para lo cual nada mejor que la Literatura."

El papel de la Cultura en esta nueva guerra, como en todas, es primordial, pues el futuro no se puede forjar sin un conocimiento adecuado del pasado. Las niñas de hoy deben empezar su lucha conociendo a las mujeres de ayer, para lo cual nada mejor que la Literatura. Los libros siguen siendo el arma más poderosa de conocimiento, de fuerza, de lucidez.

Afortunadamente cada vez tenemos más referentes de esta labor editorial, hermosos proyectos de los que ahora, en Zenda, queremos mostrar tres valiosos ejemplos que en estas fechas podrían convertirse en valiosísimos regalos para las niñas (¡y los niños!) de nuestro presente:

El lápiz mágico de Malala, de Alianza editorial.

Es un álbum muy especial, bellamente ilustrado por la pareja de dibujantes Sébastien Cosset y Marie Pommepuy que trabajan bajo el seudónimo de “Kerascoët”.

"UN NIÑO, UN PROFESOR, UN LIBRO Y UN LÁPIZ PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO. Creer y hacer creer a nuestros niños en sus palabras sería el final más feliz de esta historia sin final."

Este libro cuenta con palabras sencillas una historia muy compleja: la falta de libertad en el Pakistán liderado por los talibanes y sus consecuencias sociales. La valiente niña pakistaní Malala Yousafzai, que ante la injusticia de su país no pudo ni quiso quedarse callada, se transforma en la protagonista de esta historia que todos los niños y niñas de hoy deberían leer como ejemplo de valentía, rebeldía y superación. Malala se dio a conocer cuando sólo tenía once años escribiendo en urdu sobre la vida bajo los talibanes y sobre la lucha de su familia para la educación de las niñas en su comunidad, lo que casi le cuesta la vida. Cuando se recuperó, continuó con su lucha aún con más fuerzas, lo que le valió ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz a la edad de 17 años.

En un momento de la historia, Malala escribe en letras doradas con el lápiz de sus sueños la frase clave de su lucha: “UN NIÑO, UN PROFESOR, UN LIBRO Y UN LÁPIZ PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO”. Creer y hacer creer a nuestros niños en sus palabras sería el final más feliz de esta historia sin final.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, en Editorial Destino.

Más que un libro, es éste un proyecto que comenzó con una idea y una ilusión de dos mujeres (como no podía ser de otra manera): las italianas Elena Favilli y Francesca Cavallo. Favilli es periodista y Cavallo directora de teatro y escritora. Ambas fundaron Timbuktu Labs, una empresa de medios de comunicación infantiles con sede en Venice (California).

Las autoras y empresarias decidieron que sería un hermoso homenaje recuperar las vidas de algunas mujeres de la Historia y contarlas. Así que comenzaron a narrar las historias reales de mujeres grandiosas en un boletín digital (Rebel Girls) que enviaban cada semana a los suscriptores de su revista infantil. Pronto se dieron cuenta de la buena recepción que éstas tenían, y decidieron editar por sí mismas un libro ilustrado. Para financiar su primera aventura editorial, lanzaron una campaña en Kickstarter y otra en Indiegogo. Su objetivo era recaudar 40.000 dólares y en unos meses rebasaron los 1,28 millones, gracias a las donaciones de 30.000 patrocinadores de 75 países. “Las mujeres quieren hablar, levantar la voz, luchar por sus derechos y construir un futuro mejor para sus hijas”  afirman, decididas las editoras.

"Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs… Cien ejemplos de determinación y audacia con forma de cuentos para dormir destinados a todos esos niños y niñas que sueñan a lo grande."

Así nace Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, un álbum que en solo cinco meses desde su publicación original en Estados Unidos ha vendido más de 360.000 copias en el mundo, así como los derechos para traducirse a 26 idiomas.

Incluye las historias de algunas de las mujeres que, con su esfuerzo, ejemplo y trabajo, cambiaron sus vidas y las de todos nosotros: de Frida Kahlo a Jane Goodall, de Coco Chanel a Nina Simone, de las hermanas Brontë a Marie Curie, disfrutaremos con las bellas narraciones de estas extraordinarias mujeres valientes ilustradas por sesenta artistas de todo el mundo. Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs… Cien ejemplos de determinación y audacia con forma de cuentos para dormir destinados a todos esos niños y niñas que sueñan a lo grande.

El hada Acaramelada de Gloria Fuertes en Nórdica Infantil

Gloria Fuertes es ya de por sí un personaje de cuento; una vida de superación; un ejemplo de amor por la palabra, defensora de la libertad por encima de cualquier otra cosa, incluso por encima de su felicidad: a los 14 años su madre la matriculó en el Instituto de Educación Profesional de la Mujer en la calle Pinar, donde obtuvo diplomas de Taquigrafía y Mecanografía, así como en Higiene y Puericultura. Pero ella, que no quería ser ni niñera, ni modista, como su madre, se matriculó en Gramática y Literatura. Su familia no podía entender sus aficiones, como eran los deportes y la poesía.

Sus primeros versos los escribe a los catorce años; su primer libro de poemas, Isla Ignorada, a los 17, en el que aparecen unos versos que parecen escritos con las voces de todas las mujeres del mundo y que hoy, como entonces nos siguen pellizcando el corazón:

“Soy como esa isla que ignorada

late acunada por árboles jugosos

en el centro de un mar

que no me entiende,

rodeada de nada,

sola sólo – ”

"El Hada Acaramelada fue uno de sus primeros libros de poemas infantiles, hoy tan actual y necesario como en aquel entonces, cuando los niños de la España de los 80 lo usamos para aprender a amar de forma concreta esa abstracta forma de clandestina felicidad que es la poesía."

Su pasión por la literatura infantil se fue contagiando a multitud de generaciones, y eso a pesar de que la poesía se consideraba como uno de esos géneros complicados y distantes, difíciles de adaptar para el disfrute y comprensión de los más pequeños. Por esa razón el trabajo de Gloria Fuertes, desoyendo las corrientes intelectuales del momento, que tanto menospreciaron el valor de sus esfuerzos en hacer llegar la literatura también a los niños, es si cabe doblemente valioso. La actividad literaria de esta escritora a pesar de todos, afortunadamente, fue reconocida y muy popular. Desde los quince años hasta los ochenta, edad a la que falleció, Gloria Fuertes escribió miles de versos, decenas de cuentos infantiles y cientos de poemas recogidos en varios libros entre los que destaca éste que Nórdica rescata ahora, ilustrado por Rocío Martínez, para nuestros niños:

El Hada Acaramelada es una niña dulce y algo atolondrada que vive con el único deseo de hacer feliz a otros niños. Publicado en 1973, fue uno de sus primeros libros de poemas infantiles: una deliciosa colección de cuentos y canciones llenos de ternura, amor, ironía y humor, hoy tan actual y necesario como en aquel entonces, cuando los niños de la España de los 80 lo usamos para aprender a amar de forma concreta esa abstracta forma de clandestina felicidad que es la poesía.

—————————————

Autor: Malala Yousafzai Título: El lápiz mágico de Malala. Editorial: Alianza editorial. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro

Autor: Elena Favilli y Francesca Cavallo. Título: Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Editorial: Destino. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro

Autor: Gloria Fuertes. Título: El hada acaramelada. Editorial: Nordica. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro