Inicio > Libros > No ficción > Las revueltas de lo posible

Las revueltas de lo posible

Las revueltas de lo posible

Las efemérides despiertan un sentido peculiar de lo contemporáneo. Por eso, cuando se cumple medio siglo del mayo francés, Ramón González Férriz (Granollers, Barcelona, 1977) nos invita con 1968: El nacimiento de un mundo nuevo a recordar el año que nos convirtió a todos en posmodernos. El mundo que la primavera más famosa del siglo XX dejó atrás estaba dividido, pero a ambos lados del telón de acero los sesentayochistas se movilizaron contra lo que tenían en común: la fría racionalidad burocrática que fiaba al Estado la mejora permanente de la sociedad. Y es que la edad de oro del capitalismo del bienestar se construyó sobre Auschwitz, y la desestalinización parcial de Jrushchov dio paso al nuevo autoritarismo de la doctrina Brézhnev. La huella del totalitarismo de los “hijos de Eichmann” fue una losa insoportable para los “hijos de Cohn-Bendit” —una de las figuras más representativas de las protestas parisinas—  y para su deseo de un mundo más abierto, desenfadado y divertido. El eslogan “la imaginación al poder” representó la reivindicación de las pasiones —sexo, drogas y rock’n’roll—  como vehículo de una revolución mundial, retransmitida en directo, protagonizada por el hedonismo individual y con consecuencias inciertas. Por eso somos «soixanthuitards».

"La influencia filosófica de París eclipsó otros acontecimientos de la revuelta global"

Aunque la hermenéutica fuese ineludible, contribuyó a embarrar el debate sobre los hechos. La influencia filosófica de París eclipsó otros acontecimientos de la revuelta global. De ahí que el objetivo principal del libro sea terminar con el tótem francés, ensanchar la mirada y captar la amplitud y heterogeneidad de lo sucedido. La tarea no es sencilla: requiere combinar en una narración cronológica los sucesos de nueve países cuyas conexiones distan de ser mecánicas. La guerra de Vietnam y las flores hippies frente a los fusiles del ejército, el asesinato de Martin Luther King en Memphis y el saludo del Black Power en los Juegos Olímpicos de México o la Primavera de Praga y el final del socialismo con rostro humano son algunos ejemplos de imágenes que, circunscritas por su contexto local, todavía resuenan —con sus contornos y colores intactos— en la conciencia global. El motivo es que atestiguan la derrota de sus protagonistas. Quizá por eso Marcuse dejó escrito en 1977 que «el happy ending es lo otro del arte», certificando el fracaso político y económico de las revueltas y también el carácter mediático, artístico o —si se quiere— estético de los conflictos de nuestro tiempo.

"En este contexto, lo escandaloso cincuenta años atrás se habría convertido en el nuevo sentido común —para horror de los conservadores—, pero también en un objeto de consumo —para consternación de los revolucionarios—"

Esta reserva a la construcción cultural de nuestra realidad es uno de los elementos más importantes que heredamos. El relato de los acontecimientos del sesenta y ocho —o del setenta y ocho en España, cuando se cumplen cincuenta años del primer atentado de ETA y cuarenta de nuestra Constitución— es la cuestión central del libro, que destaca por la rigurosidad de la exposición y la pertinencia de los detalles. Casi al final de sus páginas, en un breve epílogo, se deja paso a un diagnóstico del suelo ideológico que pisamos tras 1968: el neoliberalismo no tardó en hacer suya ni la denuncia de burocratización de todos los aspectos de la vida ni tampoco la demanda juvenil de hedonismo. En este contexto, lo escandaloso cincuenta años atrás se habría convertido en el nuevo sentido común —para horror de los conservadores—, pero también en un objeto de consumo —para consternación de los revolucionarios—. Por eso, ante la aceleración de las fake news y de las actualizaciones de Facebook, la lectura de todo aquello que aproxima y divide de forma ambigua a las derechas e izquierdas, viejas y nuevas, supone un estímulo para entender qué cabe esperar de estos tiempos inciertos y si conviene o no ser realistas y seguir pidiendo lo imposible.

—————————————

Autor: Ramón González Férriz. Título: 1968: El nacimiento de un mundo nuevo. Editorial: Debate. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro.