Inicio > Blogs > Ruritania > Las rolas de Lola: «The Way It Is»
Las rolas de Lola: «The Way It Is»

El piano no es uno de los instrumentos que uno más asocia con el pop y el rock. Tampoco es que falten grandes pianistas en estos géneros (Jerry Lee Lewis, Billy Joel, Elton John, Little Richard, Stevie Wonder, Ray Charles, Alicia Keys y muchos otros teclistas que son parte importante de sus respectivos grupos), pero no son tantos en número como los guitarristas, baterías o bajistas afamados. Uno de ellos que no ha llegado a tanta fama como los mencionados es Bruce Hornsby, cuya pieza más conocida comentamos hoy.

Siendo natural de Virginia, su rango va desde el jazz hasta el country más bluegrass, e incluso se fue de gira un par de años con los Grateful Dead. «The Way It Is» fue el primer single de su primer álbum, y con sus dos solos de piano es una canción que suena elegante a pesar de su letra, que trata de la pobreza, el racismo, el desempleo y la lucha de clases, todo ello en tres estrofas. La escena es una cola del paro a cuyo lado pasa un hombre en traje de seda, evidentemente un yuppie triunfador, típico «master» del universo de Wall Street, de los que produjeron los reaganitas años 80, que se hace el chulito con los curritos (o que no pueden serlo ni pagando) diciéndoles que las cosas son así («that’s just the way it is») y siempre lo serán. «Pero no les creáis», dice el cantante después, dando un toque de esperanza que pone como ejemplo el año 1964, el año tras el asesinato de Kennedy, cuando por fin llegaron las primeras leyes que iban intentando erradicar el racismo del país y hacer un poco más de política social, «dando algo más a los que no tienen». Pero esto no es suficiente, y nunca hay que caer en ese pesimista «way it is». Por eso la frase más importante de la canción es la siguiente «ah, but don’t you believe them». Es una escena con la que Hornsby quería hacer por Virginia lo que Bruce Springsteen ha hecho por Nueva Jersey: meter a la clase trabajadora en las letras de las canciones que escuchan.

La canción ha tenido mucho éxito entre la comunidad negra, y hay hasta seis raperos, entre ellos el controvertido y asesinado 2Pac Shakur, que versionan o samplean el tema, casi siempre mencionando la palabra change (cambio) en el título, y se pueden encontrar muchos reaction videos de gente de hoy en día escuchando el tema maravillados por primera vez. También hay multitud de tutoriales para aprender a tocar los complicados solos de piano, sobre todo a la velocidad que Hornsby los ejecuta. De todas formas yo una vez la oí en un pub inglés a un tipo no profesional tocarla solo a guitarra rapidilla y le quedó bárbaramente.

Versión original

Versión extendida, con más piano todavía

Versión de nuestros Héroes Cansinos

La de 2Pac

En dueto country con Ricky Skaggs, con guitarra, banjo, violines y más rápida aún

Y mucho más lenta, a guitarra acústica y voz de Morgan James solamente

Por si os la queréis sacar al piano

O a la guitarra

Letra y traducción

Standing in line, marking time,
waiting for the welfare dime
‘cause they can’t buy a job.
The man in the silk suit hurries by.
As he catches the poor old ladies’ eyes,
just for fun he says, «get a job.
That’s just the way it is.
Some things will never change.
That’s just the way it is».
Ah, but don’t you believe them.

Said, «hey little boy, you can’t go where the others go
‘cause you don’t look like they do».
Said, «hey old man, how can you stand to think that way?
Did you really think about it
before you made the rules?».
He said, «son, that’s just the way it is.
Some things will never change.
That’s just the way it is».
Ah, but don’t you believe them.

Well, they passed a law in ’64
to give those who ain’t got a little more,
but it only goes so far,
because the law don’t change another’s mind
when all it sees at the hiring time
is the line on the color bar, no, no.
That’s just the way it is.
And some things will never change.
That’s just the way it is.
That’s just the way it is, it is, it is, it is.

Haciendo cola, mirando la hora,
aguardando la paga de desempleo
porque encuentran trabajo ni comprándolo.
El hombre del traje de seda pasa por su lado con prisa.
Al encontrar su mirada la de la pobre anciana,
solo para divertirse dice: «Encuentra trabajo».
Así son las cosas.
Algunas cosas nunca cambiarán.
Así son las cosas.
Ah, pero no les creas.

Dijo: «Hey, chaval, no puedes ir donde van los otros,
porque tu aspecto no es como el de ellos».
Dijo: «Hey, anciano, ¿cómo soportas pensar así?
¿De verdad lo pensaste bien antes de hacer las reglas?».
Dijo: «Hijo, así son las cosas.
Algunas cosas nunca cambiarán.
Así son las cosas».
Ah, pero no les creas.

Bueno, aprobaron una ley en el 64
para dar algo más a los que no tenían,
pero solo alcanza hasta cierto punto,
porque la ley no cambia la mentalidad de otro,
cuando lo único que ve a la hora de contratar
es la línea de la barra de colores, no, no.
Así son las cosas,
y algunas cosas nunca cambiarán.

Traducción de Rogorn Moradan

En el bar de Lola, cuando ella está de humor, a veces te deja pedir una canción. Eso sí, te vas tú a la máquina, te la buscas y te la pones tú, y luego te las apañas con los aplausos o los abucheos de la concurrencia. Si algún zendadano se anima, que busque cambio en el bolsillo, pida la siguiente y nos cuente algo sobre ella.

Todas las rolas de Lola, aquí.

5/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios