Inicio > Firmas > Divitos y literatos > Lepisma y la Armada Invencible

Lepisma y la Armada Invencible

Lepisma y la Armada Invencible

—Deberías publicar tus viñetas, esta tal Letrina Sacarina tiene tirón, y te lo digo yo, que de esto entiendo.

Y tanto que entendía, puesto que mi vecino de celda (los psiquiatras prefieren el término habitación) era el mismísimo Maxwell Perkins, editor y descubridor de autores como Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Thomas Wolfe o John Steinbeck. Mi compañero era, pues, una persona importante: tanto que de hecho ayer había sido Napoleón y hace dos días el mismísimo Gengis Kan

—¿Tú crees? Nunca me había planteado este cómic como algo que no fuera una terapia; impuesta, sí, pero también con la que convencer al doctor Seward de que todo lo que narro es cierto

—Hazme caso; yo de ti apostaría por la autopublicación y la búsqueda de mecenas. Te voy a montar tal campaña de crowdfunding que en 7 días tendrás el dinero suficiente como para publicar una tirada de 10.000 ejemplares.

Una semana después mi compañero había reunido la cantidad suficiente como para, previa fuga del manicomio (los psiquiatras prefieren decir «institución»), comprar un billete de tren a Benidorm. Nunca pude, pues, autopublicar mi cómic, pero aún conservo una postal con la foto de una abarrotada playa de la Costa Blanca con este breve texto en el dorso:

Yo no envié a mis naves a luchar contra los elementos.

Atentamente,  

Felipe II

5/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)