Inicio > Libros > Narrativa > Leyes de Mercado de Richard Morgan: el libre mercado y la sangre en las manos

Leyes de Mercado de Richard Morgan: el libre mercado y la sangre en las manos

Leyes de Mercado de Richard Morgan: el libre mercado y la sangre en las manos

Resulta fácil imaginarse Leyes de Mercado, una de las obras más conocidas del escritor de ciencia ficción Richard Morgan, como una película del holandés Paul Verhoeven. Su visión de un un futuro donde las grandes corporaciones han tomado el control de los gobiernos, y de cómo los yuppies de compañías como Shorn Associates controlan la escalada de conflictos para alimentar un mercado global, es una mezcla perfecta entre Showgirls y la novela de Bret Easton Ellis American Psycho. Con, por supuesto, no pocas gotas de espectáculo a lo Mad Max.

"El reciente estreno en Netflix de la segunda temporada de Altered Carbon ha propiciado que la editorial Gigamesh recupere tanto Leyes de Mercado"

Morgan, de actualidad gracias a la serie Altered Carbon de Netflix, propone en Leyes de Mercado una variación menos “pulp” (pero solo un poco) de sus postulados. Esto es, héroes (es un decir) con una fuerte tendencia a la violencia que resuelven sus conflictos en la carretera, con una serie de carreras mortales en vehículos de lujo reconvertidos en coches de demolición de alto nivel. Los duelos están altamente controlados y permiten al ejecutivo agresivo ganar puntos y medrar en la cadena alimenticia de la empresa. Al final, personajes como el joven y enigmático Chris Faulkner, el protagonista, acaban siendo una suerte de mezcla entre hombre de negocios y piloto de carreras que aúna los atributos que reservamos tanto a políticos como superhéroes de ficción.

El reciente estreno en Netflix de la segunda temporada de Altered Carbon ha propiciado que la editorial Gigamesh recupere tanto Leyes de Mercado (2004), en una cómoda edición de bolsillo con una llamativa portada verde, como también (en tapa dura) con las dos primeras entregas de la saga más popular de Morgan, la del detective cambiacuerpos Takeshi Kovacs de Carbono Modificado y Ángeles Rotos. En todas ellas vemos un futuro no precisamente estelar y definitivamente anclado a la serie negra, siendo el de Leyes de Mercado más tremendo si cabe por realista y cercano.

Serie Altered Carbon

Antes hablábamos de Paul Verhoeven, director que abundó en adaptaciones distópicas y futuristas como Robocop y Desafío Total tanto como en parábolas humanas tan cínicas como Showgirls o dramas de espionaje como El libro negro, por no hablar de su vitalistas y retorcidas películas holandesas. La misma tendencia al sexo y la violencia como básicos resortes humanos se encuentra en las páginas de Leyes de Mercado, una novela cuyo impulso es la ambición de un hombre siempre al borde de perder su humanidad en un futuro deshumanizado… y que sabe satisfacer nuestra propia ambición como lectores, la de emociones fuertes pero inteligentes. Chris Faulkner es un joven ejecutivo que medra en la empresa pero que, en principio, conserva ciertos rasgos de humanidad y un enigmático pasado que dejan cierto resquicio a la esperanza y al suspense literario.

"Sin poesía pero bastante perversa, Leyes de Mercado tiene el atractivo de una gran y caricaturesca película de acción de los noventa"

Morgan no deja títere con cabeza, y aunque la trama tenga momentos de debilidad, sin un hilo conductor fuerte al margen de la ética corporativa, y se muestre mejor con la acción cruda que sustentando en diálogos las emociones de los personajes (el humor malévolo de Morgan brilla mejor en las páginas de Carbono Modificado), es muy potente remarcando los aspectos ambiguos de sus particulares antihéroes y un mundo que está solo dos pasos más allá del nuestro. Morgan dispara a matar con el sistema capitalista pero su discurso tampoco plantea alternativas, aunque lo que podría ser una laguna en su discurso por lo menos fuerza al lector a sumarse al carnaval, a participar en esa fantasía de éxito y poder.

Sin poesía pero bastante perversa, Leyes de Mercado tiene el atractivo de una gran y caricaturesca película de acción de los noventa, donde todo resulta a la vez deseable e inquietante, extraño y familiar. Guiados por emociones básicas en estado puro, porque el odio, la lujuria y la ambición son importantes y muy humanos detonadores, en el ultracapitalismo de los yuppies de Leyes de Mercado el dinero ha doblegado ya incluso a la estupidez humana. “Por las guerras pequeñas”, brindan los trajeados de la división de Inversión en Conflictos, dispuestos a ganar dinero y después a despellejarse o follarse.

—————————————

Autor: Richard Morgan. Título: Leyes de mercado. Editorial: Gigamesh . Venta: Amazon

4.2/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)