Inicio > Actualidad > Noticias > Lorena Franco: «Cuando escribo visualizo la escena como en una serie de Netflix»

Lorena Franco: «Cuando escribo visualizo la escena como en una serie de Netflix»

Lorena Franco: «Cuando escribo visualizo la escena como en una serie de Netflix»

Cuando escribe una novela, la actriz y escritora Lorena Franco visualiza las escenas como si de una serie se tratara, pues le gustan las historias muy visuales, aunque entiende que a la hora de llevar un libro a la pantalla es necesario hacer adaptaciones, porque no funcionan igual.

Franco (Barcelona, 1983) acaba de publicar Todos buscan a Nora Roy (Planeta), un thriller «trepidante», según afirma su autora en una entrevista con EFE, con sorpresas en cada capítulo y una trama impredecible y llena de giros que llevarán al lector hasta un final sorprendente e inesperado.

LA NOVELA

Sus protagonistas son Nora Roy, una paciente de un centro psiquiátrico que, tras asesinar a su psiquiatra y a una de las enfermeras, logra escapar sin ser vista, y Eva, una joven tanatopractora de 28 años que alquila una habitación a Charlotte, una parisina extraña y discreta. Una noche, Eva coincide en una discoteca con Adrián, un hombre al que apenas conoce, y terminan en su piso. A la mañana siguiente, Adrián no está y Charlotte ha desaparecido dejando tras de sí las paredes salpicadas de sangre. Este es el inicio de la nueva novela de Franco, quien se ha convertido en una de las escritoras más vendidas y valoradas en la plataforma Amazon desde que en 2016 salió a la luz su novela La viajera del tiempo, un fenómeno de ventas en España, Estados Unidos y México.

En esta novela, asegura, «el lector siempre va a ir un paso o dos por delante de los personajes». Desde el principio sabe quién es Nora Roy y dónde está en casi en todo momento; la pregunta es «con quién» está.

DE LA PANTALLA AL LIBRO Y VICEVERSA

Madre de cuatro hijos, Lorena Franco tiene un poco aparcada «de momento» su carrera de actriz, que le ha llevado a participar en más de 35 cortometrajes, varias películas y series de televisión, como El secreto de Puente Viejo y Gavilanes, entre otras.

Sin embargo, cree que ambas profesiones, la de actriz y escritora, están bastante unidas, ya que al final se trata de contar historias y crear personajes, aunque afirma que es probable que ser actriz le haya influido más en su carrera de escritora que al revés.

«Aprendí muchísimo de directores, de realizadores, guionistas, de esas ganas que tenían por contar, entretener, de evadirnos… Esas ganas me motivaron a crear mis propias historias», explica, y añade que el mundo audiovisual le ha influido a la hora de crear escenarios o de hacer que las novelas sean más atractivas para el lector. «Cuando escribo visualizo la escena como si detrás de los personajes hubiera todo un equipo técnico, como si estuviéramos viendo una serie de Netflix», indica. Y eso es lo que podría ocurrir con su anterior novela, El último verano de Silvia Blanch, después de que la productora Zeta Studios adquiriera en noviembre los derechos audiovisuales para llevarla a la pequeña o la gran pantalla, algo que ella todavía desconoce.

Le gustaría que lo mismo ocurriera con Todos buscan a Nora Roy, aunque descartaría interpretar a ningún personaje, pues aunque en Eva hay mucho de ella, no quiere mezclar ambas facetas y prefiere interpretar guiones de otros autores. Esta escritora está abierta a cualquier adaptación que se haga de sus libros para llevarlos a la pantalla, pues es consciente de que las producciones audiovisuales «no pueden ser igual que el libro», porque «lo que funciona en un libro no funciona en el cine o las series y viceversa».

AMANTE DEL THRILLER

Seguidora de autores como Patricia Highsmith, Donna Leon, Joël Dicker o Agatha Christie, Franco asegura que le gusta mucho el thriller, pues tiene esa capacidad de atrapar al lector, y con Todos buscan a Nora Roy, dice, ha logrado escribir la novela que ella, como lectora, «devoraría en 24 horas».

Con 19 libros publicados, señala que al principio experimentó con otros géneros, como la novela romántica, pero una vez empezó a escribir thrillers ya no lo ha dejado, pues como lectora es también el género que más le gusta leer. Además, cree que este es un buen momento para leer este tipo de libros, ya que son adictivos y tienen esa capacidad de enganchar y de hacer que «el lector se evada» y que quiera seguir leyendo. «Los libros son un refugio estupendo para desconectar», asegura a Efe.

Sobre sus proyectos futuros, Lorena Franco señala que tiene un par de novelas escritas y que en su próxima publicación, trasladará al lector «a un pueblecito costero». Y hasta ahí puede leer.

3.5/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios