Inicio > Actualidad > Mollà, nuestro Bad Boy
Mollà, nuestro Bad Boy

Jordi Mollà es el malo perfecto. Actor polifacético, profesional de la mirada, es capaz de modificar el azul casi aniñado de sus ojos para transformarlos, a golpe de guión, en gélido corte de cuchillo. Con un aparente desvalimiento de dulce tipo duro, sabe que el primer plano de cualquier cámara, incluida la de Jeosm lo ama profundamente, de ahí la naturalidad con la que se planta delante del objetivo y el asombro de esta espectadora que asiste magnetizada  a la transformación, en décimas de segundo, del chico bueno que parecía al actorazo que es realmente Jordi Mollà.

En más de una ocasión el actor ha confesado llevar vinculado al mundo de la pintura más de veinte años, buscando en ella otras maneras de expresar todo ese complejo talento del que vive con la inquietud profesional de ser otros.

"Su obra, con un lenguaje muy neo pop, no abandona sin embargo la estética rockera característica de producciones anteriores."

Con obras en diferentes colecciones de EEUU, Mollà ha realizado más de cien exposiciones en todo el mundo. Este mes de febrero, los madrileños y todo aquel interesado en el arte que pase por la capital española tienen la oportunidad de contemplar en directo su trabajo que se expone, junto con el de otros pintores, en una exposición colectiva en la Galería David Bardía (calle Villanueva 40).

Su obra, con un lenguaje muy neo pop, no abandona sin embargo la estética rockera característica de producciones anteriores. Muy urbana, grafitera, epidérmica y expresiva, la pintura de Mollà habla con desenfado de la estética irreverente y fresca que hunde sus raíces en la cultura underground y que se sigue colando (desde aquel lejano ambiente subversivo neoyorquino de la Factory warholiana, de Basquiat y de los Velvet), en los ambientes más chic de los White Cube del mundo del Arte Contemporáneo.

4/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios